Policiales

Sigue tras las rejas

Ratifican condena al Panadero Ochoa por instigar crimen

El ex jefe del paravalancha leproso pasará 11 años preso por planificar el asesinato de su antecesor, Roberto "Pimpi" Caminos. El Tribunal conformado por los jueces Alfredo Ivaldi Artacho, Carolina Hernández y Bibiana Alonso rechazó la apelación de la sentencia


Foto: Juan José García

 

La Cámara de Apelaciones en lo Penal ratificó la condena a 11 años de prisión a Diego “Panadero” Ochoa, ex jefe de la barrabrava de Newell’s, por instigar el homicidio de su antecesor Roberto “Pimpi” Caminos. La pena se unificó con una pena anterior por tenencia ilegal de arma de guerra, lo que acumuló un total de 13 años y cuatro meses de cárcel. El Tribunal conformado por los jueces Alfredo Ivaldi Artacho, Carolina Hernández y Bibiana Alonso rechazó la apelación de la sentencia.

En febrero de 2017 el Panadero fue condenado por unanimidad por un tribunal pluripersonal a 11 años de prisión. Los magistrados Edgardo Fertitta, Marisol Usandizaga y Julio Kesuani lo encontraron responsable de instigar el crimen de su antecesor en el paravalanchas, Roberto “Pimpi” Caminos, cometido en marzo de 2010 frente a un bar de zona oeste, donde la víctima recibió 5 disparos.

Foto: Juan José García

Tras siete días de debate, el juicio oral iniciado a Ochoa terminó en condena. La situación del Panadero fue variando en el marco de esta causa. En el primer juicio que se formalizó contra tres personas por la autoría material –donde René “Rana” Ungaro y Carlos “Betito” Godoy fueron condenados como coautores a 11 años de prisión y Emanuel Suárez sentenciado a 6 años y 6 meses como partícipe secundario– Ochoa fue testigo. La investigación en su contra se encontraba archivada –le habían tomado declaración informativa, un intermedio entre la indagatoria y la testimonial en el viejo sistema penal–, pero el juez Javier Beltramone la desempolvó y reabrió el caso. Finalmente, lo procesó en 2013 como instigador del crimen de Caminos. También lo encausó por el ataque y el posterior homicidio de Maximiliano “Quemadito” Rodríguez, a principios de 2013, y el ataque a balazos sobre otro barra, Matías Pera –esta causa tiene un condenado como autor material–. Estos dos habían sido sus laderos.

En diciembre de 2014 la Cámara Penal revocó el procesamiento del Panadero en las causas del Quemadito –por su crimen hay cuatro condenados– y de Pera, y alivianó la calificación legal sobre Ochoa en el crimen de Caminos: de instigador por homicidio calificado por promesa remuneratoria lo bajó a homicidio agravado por el uso de armas.

Foto: Juan José García

Ochoa, a través de su entonces abogado Ignacio Carbone, tramitó el juicio en forma oral, opción que otorga el anterior código procesal penal, y así se llegó al 13 de febrero de 2017 cuando se inició el debate. Aún resta conocer su suerte en el proceso que lo tiene como instigador de la muerte de Rodríguez, ya que tras el sobreseimiento hubo una revocación de ese decisorio en la Cámara Penal, en marzo de 2016, donde se dispuso el reenvío a un tribunal de primera instancia para que dicte una nueva resolución, circunstancia que aún no se conoció.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios