El Hincha, Rosario Central

Copa Liga Profesional

Ratificado, pero con muchas dudas: por ahora el Kily sigue al frente de Central

Con fuerte banca de los referentes del plantel, el DT fue confirmado. Aunque el respaldo estaría supeditado a los próximos resultados. Es más, una derrota el domingo frente a Banfield en el Gigante podría significar el fin del ciclo. Aunque, en el cónclave, no se profundizó sobre este tema


Cristian González seguirá al frente del primer equipo de Central. Las dudas que se habían generado al respecto tras la dura derrota del viernes ante San Lorenzo en el Nuevo Gasómetro (2-0) fueron despejadas. La decisión dirigencial llegó tras la charla que mantuvieron algunos integrantes de la denominada “mesa chica” con el Kily en la jornada de hoy. La reunión se desarrolló una vez finalizada la práctica que se llevó a cabo en Arroyo Seco. Con fuerte banca de los referentes del plantel, el DT canalla fue ratificado en su cargo. Aunque el respaldo estaría supeditado a los próximos resultados. Es más, una derrota el próximo domingo frente a Banfield en el Gigante podría significar el fin del ciclo. Aunque de manera increíble, en el cónclave no se profundizó sobre ese tema.

El presidente Rodolfo Di Pollina, el vice primero Ricardo Carloni y el secretario Guillermo Hanono fueron los directivos auriazules que se reunieron con Kily en el country para formalizar, cara a cara, la continuidad del técnico en su cargo. Además, del encuentro participó el secretario deportivo del club de Arroyito, Raúl Gordillo. Antes, los dirigentes canallas dialogaron con los tres principales referentes que tiene el plantel: el arquero Jorge Broun, el volante Emiliano Vecchio y el delantero Marco Ruben.

En la primera charla, los futbolistas dieron fuerte respaldo para el DT. Antes que nada, marcaron la intención de que el Kily González se mantenga en el puesto hasta que finalice el presente torneo. Los jugadores se hicieron cargo, en buena medida, de la crisis futbolística que padece Central desde hace un tiempo. También elogiaron el método de trabajo del Kily y plantearon la importancia de sostener el proyecto de juveniles, que desde el inicio de este ciclo provocó el debut de 10 futbolistas de las inferiores canallas.

Por el otro, también fue importante la postura del propio Cristian González, quien aceptó la difícil situación actual y reconoció errores. Además, el Kily mostró clara consciencia sobre la necesidad de conseguir buenos resultados en lo inmediato. Aunque entendió que el respaldo recibido de parte de los directivos le entrega crédito para seguir al frente del equipo hasta la finalización del campeonato. Sin embargo, los dirigentes consultados sobre este punto no entregaron ninguna certeza al respecto, conscientes de que el fin de semana puede llegar a venir el golpe de gracia de parte de un Taladro diezmado por los casos de Covid-19. Motivos para preocuparse hay de sobra: hace rato que nadie sabe a qué juega Central y las chances de meterse entre los cuatro mejores de la zona se van diluyendo rápidamente.

Por ahora sigue el Kily. Así lo definió la CD canalla, que sin duda habrá tomado muy en cuenta el respaldo que le brindó el plantel al entrenador, quien sabe mejor que nadie que ante Banfield el domingo sólo queda una posibilidad: dejar los tres puntos en casa.

 

Se rompió Rabuñal

Pensando en el armado del equipo para recibir a Banfield el domingo, la semana de Central no arrancó de la mejor manera. Martín Rabuñal sufrió un esguince de rodilla derecha en la práctica matinal que se llevó a cabo en Arroyo Seco. “Los estudios médicos realizados indican una ruptura aguda completa del ligamento cruzado anterior. Se programará cirugía”, reveló el parte médico que entregó por la tarde el club. Por lo tanto, el volante será operado en los próximos días para reparar esa lesión, que le demandará varios meses de rehabilitación.

La baja de Rabuñal, que tenía chances de ser titular el domingo ante el Taladro, se suma a otras dos seguras: las de los suspendidos Lautaro Blanco y Emiliano Vecchio, ambos expulsados el viernes pasado en la derrota ante San Lorenzo. Además, parece difícil que Damián Martínez se recupere a tiempo para estar ante Banfield de la distensión muscular en un isquiotibial y que ya lo dejó afuera del partido ante el Ciclón el pasado viernes.

A este panorama hay que agregar la situación de Gastón Ávila. El marcador central sufrió un traumatismo en el quinto metatarsiano de un pie, y eso le provocó una inflamación en la zona. Por lo que habrá que seguir de cerca la evolución del Gato para saber si estará en condiciones de jugar ante Banfield.

Como contrapartida, Marco Ruben arrancó la semana trabajando a la par de sus compañeros. El delantero dejó atrás la gastroenterocolitis febril que lo dejó fuera de la consideración del Kily para enfrentar el último viernes a San Lorenzo.

Los auriazules volverán a entrenar este martes por la mañana, nuevamente en Arroyo Seco. Así continuarán con la preparación del partido del domingo, correspondiente a la fecha 9 de la Copa de la Liga, cuando reciban a Banfield en Arroyito desde las 16.15.

Comentarios