Coronavirus, Región

Segunda ola

Rastreo de pacientes, avance del plan de vacunación y, sobre todo, gran temor por la variante delta

El ministerio de Salud provincial anunció el rastreo de pacientes con comorbilidades que no se hayan vacunado aún en la ciudad de Santa Fe. También describió el panorama sanitario con un descenso de casos pero con una alta ocupación de camas, y la preocupación por la cepa originada en India


A través de once centros de salud provinciales, desde este martes la ciudad de Santa Fe rastrea a personas de entre 18 y 59 años con comorbilidades que aún no se hayan vacunado. El anuncio fue este miércoles por la mañana en una conferencia de prensa donde el secretario de Salud Jorge Prieto también detalló el panorama sanitario de todo el territorio santafesino.

El objetivo es llegar a las personas que por distintos motivos no se pudieron registrar en la web de turnos de la provincia. En Rosario el operativo ya comenzó a principios de junio, casa por casa, para invitar, primero, a la población mayor de 60 en estas condiciones y luego a pacientes con comorbilidades. Los turnos se dan en forma rápida.

Se trata de una estrategia provincial para garantizar el acceso a la vacuna para todas las personas que integran la población objetivo del plan de vacunación, sobre todo aquellas que no cuentan con buena conectividad o con los conocimientos para ingresar al sistema o que no tengan un familiar o vecino que las pueda asistir para el trámite.

Por otra parte, el secretario determinó que actualmente en la provincia se está avanzando en la vacunación de personas mayores de 40 sin comorbilidades y una vez terminada esta franja etaria se avanzará en la inoculación con la segunda dosis a quienes hayan tenido la primera en las últimas dos semanas.

En el mismo sentido, la ministra de Salud Sonia Martorano expresó este mismo miércoles que en la provincia preocupa mucho el ingreso de la variante Delta, originaria de la India y que por estos días tiene incluso una mutación más preocupante denominada Delta Plus, que reviste de una contagiosidad incluso mayor que las variantes más graves que ya están circulando este 2021.

En países como Israel y Reino Unido, que están con una campaña de vacunación muy avanzada, la introducción de esta variante está trayendo nuevo aumento de casos y, por consiguiente, nuevas restricciones.

“La gran preocupación nuestra hoy es la cepa Delta. Se detectaron dos casos en Buenos Aires pero la gran preocupación es que probablemente algunos van a entrar”, destacó y agregó: “Para estar protegidos necesitamos tener esquema completo, las dos dosis. Son cepas nuevas y uno no sabe cómo responden a las nuevas mutaciones. Sabemos que las vacunas dan cobertura, eso es bueno”.

“La pandemia todo el tiempo nos hace repensar desde distintos lugares, es por eso que hemos ampliado el horario de vacunación en tres horas más. Si la cepa Delta ingresa nos va a retrasar la posibilidad de las reaperturas. La cepa ingresa con los que vienen desde el exterior. Están ingresando 1.500 personas por día desde el exterior a la Argentina por eso es tan importante el aislamiento total y completo durante diez días y al séptimo la PCR”, subrayó luego de que se conociera que el 40 por ciento de estos viajeros no cumple con las medidas obligatorias de aislamiento y ponen así en riesgo a la salud de toda la población.

“El ingreso de esta cepa nos cambiaría todo el panorama porque estamos viendo lo que está pasando en Reino Unido e Israel. Lo dije hace mucho y voy a volver a ser muy clara: no es momento de viajar al exterior por el que viaja y por el resto de la comunidad. Están todas las condiciones dadas para que traigan las cepas nuevas desde el exterior”, insistió.

Segunda ola y panorama

Prieto subrayó el fuerte impacto que está teniendo la segunda ola de coronavirus en Santa Fe. Si bien a nivel país y provincia hay un descenso de los casos, la ocupación de camas sigue siendo muy alta y en la capital provincial está al ciento por ciento.

El funcionario fue consultado sobre cuáles vacunas serán las aplicadas en estos centros de salud; Prieto sólo detalló que van a disponer de aquellas que puedan tener “una temperatura de heladera, como decimos, entre 12 y 8 grados, más que nada por la accesibilidad”.

Contó Prieto que este lunes se vacunó por primera vez a un habitante de una de las islas del Delta del Paraná que ya volvió a su casa con el seguimiento correspondiente. Resaltó que hay una gran parte del territorio santafesino con habitantes que viven en las islas y desde la gestión ya empezaron a avanzar en garantizar su inoculación.

Además, esta semana también se incorporó al esquema prioritario a las personas gestantes. Para poder vacunarse, de todos modos, requieren de una prescripción de su médico obstetra. “Es una población que va a impactar en volumen”, planteó.

A partir de cuestionamiento de algunos sectores políticos sobre la cantidad de vacunas recibidas en Santa Fe, Prieto planteó que el número recibido “sigue siendo del 7,5 por ciento de lo que ingresa al país” y que es una cifra que trae tranquilidad a las autoridades.

Por otra parte, el funcionario habló de las gestiones del gobernador Omar Perotti para obtener la vacuna Cansino desarrollada por un laboratorio de China y que consiste en una sola dosis. Además, se almacena en una temperatura de entre 2 y 8 grados, lo que facilita la parte logística. Este esquema es por fuera de la gestión que hace Nación para obtener vacunas y distribuirlas por todo el territorio. En paralelo las 24 jurisdicciones del país pueden gestionar estas vacunas.

Confirmó que en la provincia ya se vacunó a casi el 93 por ciento de la población objetivo y el 63 por ciento de la población total, con al menos una dosis. “Es un dato muy gratificante para remarcar”, expresó.

Ante la consulta, Prieto consideró que es muy difícil determinar cómo es el escenario que sigue: “Realmente este comportamiento viral nos ha sacado de foco a todos. La variante que circulaba el año pasado no tiene nada que ver con esta, tiene un 60 o 70 por ciento más de contagiosidad. Por otro lado, el impacto que tiene en lo que nosotros llamamos el desencadenamiento de procesos graves ha demostrado que en pocos días un cuadro clínico desmejore y requiera terapia intensiva”.

“Ustedes verán que realmente los números diarios de casos han descendido, sin embargo todo el fin de semana estuvimos trabajando con un porcentaje de camas de casi un 93 por ciento y la ciudad de Santa Fe sin camas. Esto implica que el  impacto que está teniendo esta segunda ola es muy fuerte”, describió.

Para el funcionario el único camino para hacerle frente a esta segunda ola es extremar los cuidados a la par de avanzar como se está haciendo con el plan de vacunación: “No vamos a poder alcanzar un equilibrio entre la vacunación, el número de casos, los decesos e internaciones si no nos seguimos cuidando. Las conductas en este momento no pueden ser individualistas, tenemos que pensar con solidaridad en la salud del otro. Fundamentalmente en estas pequeñas cosas que uno por ahí descuida, sin medir que impactan al momento de tomar flexibilizaciones o prohibiciones en otros sectores muy importantes como son la gastronomía y toda la economía”.

Prieto insistió en que están intentando llegar a la mayor cantidad de personas posibles con una primera dosis porque según la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva casi un 85 por ciento de los pacientes que hoy ingresan a terapia intensiva no están vacunadas.

Trombosis y vacunas

Prieto resaltó que no hay que tener miedo de vacunarse con ninguna de las vacunas que se utilizan en Argentina ya que tienen certificaciones internacionales y nacionales.

En este sentido explicó el caso de quienes asocian la vacuna Astrazeneca con los efectos trombóticos: “Cuando uno habla de trombosis originada a partir de una vacuna es por un anticuerpo que se genera contra uno de los componentes de la cascada de coagulación que son las plaquetas. Hay otros mecanismos que se desencadenan por otro componente que no tienen que ver con la vacuna. Hay un dato importante a tener en cuenta: toda persona con covid tiene el riesgo leve de padecer el 1 por ciento de lo que hace una trombosis. En las formas moderadas, un 5 por ciento y las formas graves de un 20 a 25 por ciento. Sin embargo la vacuna Astrazeneca tiene una incidencia en trombosis del 0,006 por ciento. O sea, si uno mira beneficio-riesgo creo que nosotros tenemos que vacunarnos porque vamos a prevenir más que las consecuencias que se pueden tener por padecer covid. Lo mismo decimos con las embarazadas, pero esto queda a criterio médico y la prescripción que tienen que hacer”.

Comentarios