El Hincha

El Ciudadano en Costa Rica

“Quiero aportar como lo hice en la primera etapa”

Washington Camacho se prepara para volver a rendir al 100 por ciento en el canalla y en un mano a mano con El Hincha habla de todo un poco


Washington Camacho viene de cumplir un flojo primer semestre. Y él es consciente de esto. Aunque su bajo rendimiento tiene un par de atenuantes. Por un lado, la importante lesión que sufrió en el hombro en el primer amistoso del año, de la que tardó un buen tiempo en recuperarse. Por el otro, que cuando el uruguayo estuvo en condiciones de volver al equipo, Central estaba en crisis futbolística. Y Camacho, como casi todos sus compañeros, no escapó de esa coyuntura.

Hoy, después de dos temporadas en el Canalla, el uruguayo de 32 años apunta a recuperar su mejor nivel. Ese que generó la obligación de comprar su pase. Con el aplomo de contar con 52 partidos jugados en la entidad de Arroyito, y con 10 goles convertidos, Camacho va ahora por un gran desafío: reencontrarse con su juego.

-¿Cómo estás sobrellevando la pretemporada?

-Bien. La estamos disfrutando. Es la parte más dura del año, y el cuerpo se va adaptando cada vez más a la exigencia. El equipo está brindando todo para que esto salga bien y a futuro podamos estar mejor.

¿Cómo te sentiste en lo personal el semestre pasado y que te gustaría revertir para lo que viene?

-Creo que revertir, habría que revertir casi todo. La realidad es que no fue un buen semestre para mí. Empezó complicado con el tema de la lesión del hombro. Me costó volver a agarrar ritmo en la parte física, y ni qué hablar en lo futbolístico. Creo que se fue haciendo cada vez más difícil la continuidad y poder estar dentro del once ideal. Esto a cualquier jugador lo perjudica. Por suerte esa etapa ya pasó y hoy estoy haciendo una pretemporada muy buena. Esto es importante para poder dar ahora lo que aporté en mi primera etapa en el club.

-¿Te imaginabas que esa lesión que tuviste te podía perjudicar tanto para volver?

-La verdad que no. Cuando pasó pensé que podía volver más rápido, pero la realidad fue otra y me costó bastante. No había quedado muy bien del hombro. A veces uno, por apurarse y querer estar, adelanta los procesos. Y eso te termina jugando en contra. El jugador quiere estar lo antes posible y fue una lástima lo que pasó. Esto es un juego de equipo y cuando los rendimientos individuales empiezan a bajar, en lo colectivo el equipo no funciona. Y esto fue lo que nos pasó en el semestre pasado. En este deporte las individualidades prácticamente no existen, salvo casos muy excepcionales.

-¿Cuáles son las sensaciones de las primeras charlas con el DT y qué les pide para el funcionamiento del equipo?

-Las sensaciones son muy buenas. El Patón es un hombre experimentado, que tiene los conceptos claros, es muy práctico y sencillo lo que nos pide. Nos va a venir bien el tema del orden, de estar bien parados, y la comunicación dentro de la cancha. Estas semanas de trabajo sirvieron un montón y por suerte empezamos a hacer un poco más de fútbol, que es la etapa más linda de la preparación. Creo que el equipo va a agarrando forma.

-¿Te es sencillo el tema del orden, ya que desde afuera parece que te gusta jugar suelto para hacer diferencia en ataque?

-Sí, tal cual. Charlamos de esto con el cuerpo técnico. En cuanto al orden hay que estar siempre bien parados para marcar, con las dos líneas de cuatro bien armadas. Y a la hora de jugar tenemos la libertad de movernos para hacer diagonales. Eso me gusta y me siento cómodo.

-Haber arrancado como titular en el primer ensayo frente a Alajuelense (3-0) y haber participado en la generación de dos goles, ¿es importante en lo personal?

-Por supuesto. Es algo que me interesa poder asistir y estar en las jugadas de gol. Cuando llegué al club fue una de las cosas que demostré y últimamente me costó. Así que espero ir ganando confianza. Arrancar con un resultado favorable, más allá de ser un amistoso, es importante

-El Patón te ubicó de volante por la izquierda, pero te adaptas a distintas posiciones en el medio. ¿Dónde te sentís más cómodo?

-Cuando llegó el Patón me dijo que yo estuviera por la izquierda y el Pachi (Carrizo) por la derecha. Por lo menos así arrancamos y eso puede llegar a variar o no. Es una posición que me queda cómoda, siempre he jugado por la izquierda. Aunque también lo hice por la derecha y no me es incómodo. Aparte hay la libertad para movernos por el sector, no hay inconvenientes.

-¿El desafío es volver a ser ese Camacho que marcó la diferencia e incluso hizo varios goles?

-Obvio. Sería el ideal en lo personal. Pero, desde lo colectivo, tenemos que ser ese Central que hace unos años venía peleando siempre por cosas importantes, metido en las primeras posiciones. Eso lo hemos dejado atrás. A nivel grupal hay volver a poner a Central en los primeros puestos.

 

“Que Uruguay sea campeón”

“Estoy con mucha ansiedad, esperando el partido ante Francia”, dijo Camacho respecto del encuentro de cuartos de final que protagonizará este viernes la selección de su país. “Los compañeros ya me están volviendo loco porque les dije si podíamos entrenar un poco más temprano por lo menos para ver un rato del segundo tiempo y me están diciendo que no, que no van a cambiar el turno por el pedido de un solo jugador (risas)”, lamentó el uruguayo, que sueña con que su selección sea campeón, pero que se perderá gran parte del encuentro  porque coincide con el horario de la práctica del día.

-¿Los compañeros hinchan por Francia o Uruguay?

-Tienen el corazón con la celeste (risas). Lo que pasa es que para volverme loco a mí, como saben que enseguida me vuelvo loco, me cargan un poco. Al menos zafé del cruce Argentina-Uruguay, por suerte, aunque es una lástima por Argentina.

-Siempre se las arregla Uruguay para llegar a instancias decisivas. ¿Por qué ocurre esto?

-Por ahí no tenemos abundancia, pero sí jugadores de mucha jerarquía. Si miras jugador por jugador, la selección tiene una columna vertebral de elite. La virtud del Maestro Tabárez es formar una selección a lo largo del tiempo, algo que no pasa en otros lados porque los procesos no se pueden cumplir. Estos jugadores se conocen desde hace muchos años, se los respetó, y cada uno dio el máximo de ellos. En Uruguay el fútbol puede que no sea vistoso, pero se sabe a qué se juega.

-¿Tienen chances de ser campeones del mundo?

-Yo sueño, lo veo. Pero la realidad es que nos toca una llave complicada. Si llegamos a la final sería un logro muy importante.

 

El rey del mate

“Soy demasiado especial con el mate y me gusta ser muy prolijo”, dijo Washington Camacho que, como buen uruguayo, es el más respetado del plantel que ahora conduce Edgardo Bauza en la materia. Y esto queda a la vista en las rondas que se generan en los ratos libres, donde se arman grupos de charla y el mate pasa de mano en mano. Como pasa en todos los grupos el termo y la bombilla pasan a ser miembros obligados en cada pretemporada.

“Tengo todo ordenado, en la ronda cebo yo aunque con Parot estamos bastante seguidos con el mate”, apuntó el oriental, que dejó bien en claro que el defensor chileno es su principal socio en el tema.

Por último, Camacho aclaró que ya no tiene la obligación de abastecer al plantel con la tradicional yerba uruguaya Canaria. “Ya no me piden que traiga yerba desde Uruguay porque está disponible en los supermercados de Rosario”, aclaró entre risas zurdo mediocampista.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios