Ciudad

La buena nueva

Quienes se tratan por VIH pueden llegar a no transmitirlo

Científicos celebraron el descubrimiento este año y los gobiernos local y provincial insisten con el testeo para evitar nuevos contagios. Estiman que hay casi 11 mil personas con Sida en Santa Fe y 6.500 son de Rosario. La comunidad LGTBIQ es la más golpeada por el virus


Hace tres meses la comunidad científica celebró después de casi una década de trabajo estudiando a miles de parejas donde una persona vivía con VIH y la otra no. Encontraron que si la persona infectada tenía una carga viral particular y hacía los tratamientos con el tiempo dejaba de ser transmisor del virus por la vía sexual. Saber cuál es la carga se volvió clave para controlar el contagio de la enfermedad en el mundo. “Por eso insistimos en que todos y todas se hagan el testeo. La comunidad trans y los varones gays siguen siendo los más golpeados. En parte es por el abandono de campañas de prevención”, dijo a El Ciudadano, Esteban Paulón, subsecretario provincial de Políticas de Diversidad Sexual.

Panorama

A horas del Día Mundial de Acción ante el Sida, que se celebra cada 1 de diciembre, la provincia y el municipio informaron que en Santa Fe unas 10.800 personas viven con VIH de las cuales 6.500 son de Rosario. Son el 4,8% a nivel país. Estiman que una de cada tres personas viviendo con VIH en Argentina aún no lo sabe. Desde la Secretaría de Salud dijeron que hubo más consultas por VIH en los centros municipales pero registran una disminución en la internación, lo que habla de la eficacia de los tratamientos actuales. En los últimos años la mortalidad fue bajando gracias a los tratamientos antirretrovirales registrándose en Rosario una tasa de mortalidad inferior a la nacional de los últimos años.

De contagios

Contra la enfermedad recomendaron usar el preservativo y en el caso de las parejas estables hacerse análisis para determinar VIH, sífilis, o hepatitis B o C. Es que el 90% de las transmisiones son por vía sexual cuando no se usa el preservativo. Muy detrás está el contagio por sangre que ocurre al compartir jeringas o canutos para tomar droga. La tercera forma es que la madre se lo traslade al hijo o hija durante el embarazo. Recomendaron que toda mujer embarazada y su pareja se realicen los análisis de VIH y de sífilis durante el primer trimestre del embarazo y luego los reiteren en el segundo y tercero si es necesario. En caso de dudas o nuevas situaciones de riesgo, también durante la lactancia deben volver a hacerse el estudio.

Desde el municipio contaron que en los últimos seis años la trasmisión entre madre e hijo o hija fue de 1,9%, y señalaron que es de las más bajas del país. Para la prevención, el municipio testea a la mitad de las parejas de las mujeres embarazadas, ya sean varones o no. Las muertes en la provincia están estabilizadas respecto a la población general: ni aumentan ni decrecen. “Tenemos una mortalidad que decrece en la ciudad de Rosario y en el conjunto de la provincia se encuentra estable. Tenemos una transmisión vertical de las más bajas de país y nuevas infecciones en su mayoría por transmisión sexual tanto en hombres como en mujeres”, destacó Damián Lavarello, el coordinador del Promusida.

“Acompañamos a los procesos como una enfermedad crónica porque nuestra responsabilidad es con toda la familias. El VIH, la hipertensión, la diabetes, entre otras, son problemas de salud que las personas sufren en un marco general de cómo viven. Es importante el acompañamiento del Estado garantizando los medicamentos y con trabajos multidisciplinarios cuando es necesario”, dijo el secretario de Salud, Leonardo Caruana. Unas 3.000 personas reciben tratamientos antirretrovirales provistos desde Nación en el sistema público rosarino. A través de la obra social del Estado provincial unas 900 personas reciben tratamiento.

El funcionario agregó que a través de centros de salud, hospitales, programas y actividades barriales, entregan 600 mil preservativos al año. Además, hacen unas 40 mil pruebas anuales de detección en consultorios, a embarazadas, en consejerías y jornadas de donación de sangre.

La tasa más alta

El año pasado desde el municipio contaron que en los últimos cinco años detectaron un crecimiento de los contagios de VIH en trans y varones gays. También aumentaron las infecciones en hombres y mujeres mayores de 60 años. “Es una tendencia que no cambió. El 30% de la comunidad trans lo tiene y uno de cada 10 varones gays también. En comparación con el resto de la población la tasa es alta. Por eso aprovechamos a quienes inician tratamientos hormonales en el sistema público a también hacerles el testeo”, indicó el subsecretario de Diversidad Sexual, Esteban Paulón. “Tenemos que reforzar la prevención. Lo principal es hacer el testeo porque los tratamientos en Argentina, más allá de Nación descontinúe la entrega, es universal. Y en esos casos es la municipalidad o la provincia quienes lo garantizan. Está comprobado que algunas personas que acceden al tratamiento pueden dejar de transmitirlo”, agregó el funcionario.

Un pinchazo

Este sábado la UNR hará pruebas rápidas de detección de VIH/Sida en Oroño y Córdoba de 16.30 a 19.30; y en Alvear 724, de 16.30 a 19.30. También lo harán el miércoles en avenida Francia y Santa Fe. “Todas las ciudadanas y ciudadanos pueden solicitar pruebas conjuntas de VIH, sífilis, hepatitis B y C todo el año en todos los servicios de Salud pública de la provincia y de sus municipios”, insistieron desde la Municipalidad de Rosario.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios