El Hincha

¿Quién le quita lo bailado?

A pesar de tener que usar un bastón para ayudarlo a moverse en el terreno de juego y de que la artrosis que sufre en sus rodillas se agudice, Diego Maradona terminó bailando en el vestuario de los Dorados tras el triunfo como visitante ante Mineros por 3 a 2 en la Liga de Ascenso de México


¿Quién le quita lo bailado? A pesar de tener que usar un bastón para ayudarlo a moverse en el terreno de juego y de que la artrosis que sufre en sus rodillas se agudice, Diego Maradona terminó bailando en el vestuario de los Dorados tras el triunfo como visitante ante Mineros por 3 a 2 en la Liga de Ascenso de México.

El Diez está en tratamiento y ya el mundo sabe las razones por las que se lo veía caminar con tanta dificultad y con las rodillas casi siempre flexionadas. La ausencia de cartílagos obliga a que se le realice una operación para colocar unas prótesis, pero el trabajo con el elenco de Sinaloa postergó esta intervención. Y, al menos en la cancha, Maradona parece estar pasándola bien más allá de sus problemas físicos.

“Ya no tiene cartílagos. Los huesos tocan entre sí, el fémur con la tibia y el peroné. Es un problema grave porque le provoca mucho dolor, inflamación y dificultad para desplazarse”, explicó el médico colombiano Germán Ochoa.

Este Maradona salió a dirigir el partido de los Dorados de Sinaloa ante los Mineros de Zacatecas con un bastón en su mano derecha, mientras que del otro costado lo acompañó su ayudante Luis Islas.

Así y todo bancó todo el encuentro y, luego de que sus dirigidos se impusieran por 3-2, sorprendió a todos cuando se puso a celebrar a puro baile en el vestuario.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios