Policiales

Gatillo fácil

Quedó preso el policía imputado por acribillar y alterar la escena del crimen de Kevin Gómez

El uniformado quedó formalmente acusado por disparar contra la víctima, a la que hirió en cinco oportunidades el sábado pasado en inmediaciones de 513 y Guaria Morada. Luego plantó un arma para simular un enfrentamiento y falsificó el acta. Le dictaron prisión por 90 días


Kevin Gómez tenía 20 años, vivía en barrio Las Flores donde fue asesinado el sábado pasado a media mañana por un suboficial de la Policía de la provincia. Recibió cinco tiros en distintas partes del cuerpo. Este miércoles, el uniformado fue imputado por la fiscal de la Unidad de Homicidios Dolosos Georgina Pairola por el delito de homicidio calificado por abuso de su función y en su carácter de miembro de una fuerza de seguridad, además le achacó el delito de falsedad ideológica. La funcionaria descartó la versión del empleado policial que adujo un intento de robo. La tesis fiscal afirma que el acusado disparó contra la víctima y le plantó un arma de utilería que llevaba en un bolso para simular un enfrentamiento. Por disposición judicial el imputado quedará en prisión preventiva por 90 días.

El crimen se cometió alrededor de las 11 del sábado pasado en inmediaciones de calle 513 y Guaria Morada, de barrio Las Flores. La versión policial  sostuvo que el uniformado, identificado como Juan Ceballos Rinaldi –quien prestaba servicios en la comisaría 21ª y se encontraba en la zona cumpliendo funciones de despachante– sufrió un intento de robo y en ese contexto disparó contra Gómez.

La víctima recibió cinco disparos: dos en el brazo izquierdo, uno en muslo, otro en abdomen y en cadera. Gómez fue trasladado al Hospital Roque Saénz Peña y derivado al Heca a raíz de la gravedad de las heridas. Murió en el quirófano mientras los médicos intentaban salvar su vida.

La fiscal Georgina Pairola, tras conocer los pormenores del caso, ordenó la detención del suboficial y dispuso algunas medidas probatorias y este miércoles se llevó adelante una audiencia imputativa contra el uniformado.

En base a los indicios recolectados en la pesquisa, la representante del Ministerio Público de la Acusación (MPA) descartó el intento de robo y encuadró el hecho en un homicidio doloso calificado.

La fiscal sostuvo en su acusación que el uniformado disparó su arma reglamentaria en varias oportunidades contra la víctima y tras herirlo, plantó un arma cerca, aparentemente de utilería, que llevaba en un bolso para luego simular un enfrentamiento que no ocurrió.

Luego dio aviso al 911 de una situación “clave 5” que en la jerga policial significa un enfrentamiento armado con personal policial.

La funcionaria le achacó además el delito de falsedad ideológica. Explicó que el policía Ceballos además introdujo en el acta de procedimiento datos falsos vinculados a la adulteración de la escena del crimen y la mecánica de los hechos con la intensión de beneficiarse en la pesquisa y perjudicar la investigación judicial.

Tras la imputación fiscal que el juez Mariano Aliau tuvo por formalizada  la sindicación y la fiscal solicitó una medida cautelar de encierro que fue admitida por el magistrado que dictó la prisión preventiva del uniformado Juan Ceballos Rinaldi por tres meses.

Un policía mató de cinco tiros a un joven en barrio Las Flores

Comentarios

10