Policiales

Balas y amenazas

Quedaron presos por las cuatro balaceras en las que dejaron mensajes para Alvarado

Se trata de un hombre de 39 y un joven de 18 detenidos el sábado pasado en medio de una serie de allanamientos por el crimen de Ángel Brulé ocurrido en barrio Belgrano. En el operativo les encontraron folletos similares a los dejado en los ataques a balazos: "Alvarado, dejá de batir la cana, ortiba"


Un hombre de 39 años y un joven de 18 fueron imputados este martes por las cuatro balaceras perpetradas a finales de noviembre contra viviendas en las que dejaron folletos con la foto de Esteban Lindor Alvarado –sindicado como líder de una asociación ilícita y con causas por narcotráfico– acompañada de la leyenda: “Alvarado, dejá de batir la cana, ortiba”. El juez Alejandro Negroni aceptó la acusación de la Fiscalía y le dictó a la dupla la prisión preventiva por 60 días.

Los dos acusados había sido apresados el sábado 5 de diciembre pasado en medio de un allanamiento por la causa que investiga el crimen Ángel Brule, de 26 años y asesinado el 22 de noviembre en la puerta de su casa de pasaje 6 de Diciembre al 7300, en barrio Belgrano.

Uno de los cuatro operativos, se hizo en una casa de pasaje Jacques al 900 bis donde detuvieron al por el momento único imputado por asesinato de Brule, quien fue identificado como Cristian L.

En ese lugar, apresaron a Roberto Omar A., de 39 años, y a Franco Nicolás A., de 18, a los cuales el personal de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) le encontraron en una bolsa de plástico guantes de látex y los impresos con la misma leyenda que habían dejado en los ataques de tinte mafioso a casas de allegados al detenido Alvarado: “Esteban Alvarado dejá de batir la cana, ortiba. Estás entregando a los pibes. Date cuenta que ya no jugas más acá. La próxima aguantatela”.

Tras este hallazgo, los dos apresados quedaron a cargo del fiscal David Carizza por los ataques armados contra esos domicilios y tuvieron la audiencia imputativa este martes a las 8.30 por videoconferencia que estuvo presidida por el magistrado Negroni.

Las balaceras

En dicha instancia, el fiscal Carizza acusó a Roberto A. y Franco A. por cuatro delitos de abuso de armas, amenazas calificadas por uso de arma de fuego y por el anonimato ocurridos uno el 20 de noviembre pasado en Pirayú al 1200 bis y los otros tres el 30 de ese mes en Pérez Bulnes al 5900, en White al 7300 y en Perú al 1500.

Además, a Franco le sumó la imputación por una tenencia de arma de fuego de uso civil por la que ya había sido detenido el 22 de noviembre pasado en Junín al 6700.

El funcionario del Ministerio Público de la Acusación (MPA) los sindicó como coautores de los siguientes ataques: el primero fue el 20 de noviembre pasado a las 6.30 en inmediaciones de pasaje Pirayú al 1200 bis donde la dupla, que iba en una motocicleta, efectuó disparos hacia el portón de una vivienda y luego arrojó papeles que quedaron sobre la vereda donde se podía ver la foto de Esteban Alvarado y una leyenda amenazante.

La secuencia fue captada por las cámaras de seguridad de la zona noroeste y la dueña de la casa atacada, Romina, contó ante la prensa que no tenía nada que ver con Alvarado y dijo que familiares de este hombre viven enfrente. También le dijo a un cronista de Canal 3 que se cruzó a decirles y recibió amenazas, los hizo responsable si le pasaba algo a ellos o a sus hijos.

Por su parte el ex suegro de Alvarado, que tiene una verdulería frente a la casa de las víctimas de la balacera dijo que nada tiene que ver con su ex yerno. “Soy sólo el abuelo de los hijos”, sostuvo.

En tanto, las otras tres agresiones ocurrieron el 30 de noviembre en el mismo sector que el ataque a la casa de Pirayú donde también dejaron los mensajes que aludían a Alvarado. El raid empezó alrededor de las 6 cuando la dupla se presentó en el frente de una vivienda de White al 7300 y abrieron fuego utilizando una pistola calibre 11.25. Uno de los proyectiles hizo blanco en un portón. A las 7 pasaron por la cuadra de Perú al 1500 y reprodujeron la misma acción mientras que a las 10 tiraron seis veces contra un portón de una casa de Pérez Bulnes al 5900, de acuerdo a la acusación del fiscal Carizza.

Además, el funcionario acusó a Franco A. por el delito de tenencia de arma de uso civil por el hecho ocurrido cerca de la medianoche del 22 de noviembre pasado en Junín al 6700 cuando una pareja alertó a personal policial que se trasladaban en un patrullero que dos en una moto habían intentado robarlos. En un recorrido por la zona, los uniformados detuvieron al joven y luego hallaron una pistola calibre 22 arriba del techo de una vivienda ubicada en inmediaciones de Junín y avenida Provincia Unidas, reconstruyeron los voceros del MPA.

Tras la acusación de la Fiscalía, el magistrado Negroni aceptó la imputación y dictó para el hombre y el joven la prisión preventiva por dos meses mientras avanza la investigación.

Allanan por el crimen de Ángel Brule y encuentran panfletos acusando de “ortiba” al pesado Alvarado

Comentarios