Policiales

Droga en el microcentro

Quedaron presos los cuatro detenidos por la encomienda con marihuana

Fueron indagados este miércoles por el juez federal Carlos Vera Barros quien los acusó de tráfico y tenencia de estupefacientes con fines de comercialización, de forma organizada. El paquete llegó a Rosario desde Misiones por el Correo Argentino.


El juez federal Carlos Vera Barros indagó este miércoles a las cuatro personas detenidas el martes.

El juez federal Carlos Vera Barros indagó este miércoles a las cuatro personas detenidas el martes luego del seguimiento controlado de una encomienda que llegó a Rosario, desde Misiones, con diez kilos de marihuana. El paquete fue retirado de la sucursal del Correo Argentino ubicada en la esquina céntrica de España y Rioja, donde policías encubiertos detuvieron a una joven y a tres hombres, uno de ellos empleado del correo. El cuarteto fue acusado por tráfico y tenencia de estupefacientes con fines de comercialización, de forma organizada, y todos quedaron detenidos, informó un vocero judicial.

El operativo denominado “Rayos X” surgió, según los pesquisas, el jueves de la semana pasada cuando agentes de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) detectaron un bulto sospechoso en un scanner dentro de un paquete enviado por encomienda. Al revisarlo encontraron casi diez kilos de marihuana. Pero en lugar de incautarlo lo cerraron y pidieron al juez Carlos Vera Barros que los autorice para realizar un seguimiento controlado y ver a dónde los conducía. Así esperaron en la sucursal de España y Rioja su retiro, que concretó un hombre “con un documento falso”, dijo un vocero. Los policías lo siguieron con la encomienda y lo detuvieron en el bar de la estación de servicios ubicada enfrente, donde también apresaron a otro hombre y una joven, además del empleado del correo. En total incautaron dos autos –uno de ellos importado con el paquete que tenía 13 panes de marihuana–, seis mil dólares, 70 mil pesos y tarjetas de créditos y cheques.

El abogado Gabriel Navas, quien tomó la defensa del empleado del correo, dijo que su cliente es inocente ya que no tenía ni la menor idea de lo que había adentro de la encomienda, y que es una persona sin antecedentes penales, con una vida normal y con una antigüedad laboral de 13 años. Al respecto agregó que durante la indagatoria el joven aceptó declarar, respondió preguntas y dijo que solo conocía a la persona que retiró el paquete porque trabajaba en relaciones públicas de boliches nocturnos. En ese sentido, Navas dijo que es muy probable que esa persona se haya aprovechado de su cliente al enterarse que trabajaba en el correo, y que por eso intentó ganarse su confianza y amistad invitándolo a eventos. El abogado aclaró que los investigadores sospecharon que su cliente pudo tener alguna participación pero que demostrará su inocencia. Los otros tres sospechosos fueron representados por defensores públicos.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios