Ciudad, Coronavirus

Flexibilización

Ni baile ni trencito: salones de fiestas podrán abrir como bares desde este fin de semana

Será con reserva y protocolo. Al menos 16 ya tramitaron la readecuación pero sólo uno abrirá este fin de semana. Otros diversificaron el rubro y funcionan como una cervecería, parrilla o cata de vinos. La suspensión para funcionar venció el 25 de octubre.


Después de habilitaciones y suspensiones, los salones de fiestas finalmente podrán reabrir sus puertas. Pero no habrá música, baile, ni cotillón, sino que retomarán la actividad como bares y restaurantes, con reserva previa, bajo protocolo sanitario y luego de tramitar la readecuación. Al menos 16 ya lo hicieron pero sólo Posta 36 abrirá este fin de semana, el mismo que generó polémica cuando abrió y obligó al municipio a suspender la habilitación hasta el 25 de octubre. Durante este tiempo, otros optaron por diversificar el rubro y se reconvirtieron en una cervecería, una parrilla o una cata de vinos.

“No significa que seamos un bar, sino que podemos hacer reuniones y eventos, respetando el protocolo de los bares. Es un paliativo, nadie nos salva”, dijo a El Ciudadano Ariana Montero, desde la Cámara de Eventos y Afines.

Habilitaron salones de fiestas para funcionar como bares o restoranes

El 25 de octubre venció la suspensión del decreto que los habilitaba a abrir como bares o restaurantes. El municipio lo había autorizado el 31 de julio, pero la polémica que generó un evento en Posta 36 los hizo cambiar de decisión. Finalmente, desde este fin de semana podrán volver a la actividad cumpliendo con los protocolos de un bar.

La ocupación no podrá ser mayor al 30 por ciento en el interior y del 100 por ciento en el exterior, respetando la distancia entre las mesas. Las del exterior podrán ser de hasta 6 personas para no dividir a la familia, pero adentro serán de hasta 4. Tiene que haber ventilación cruzada natural, ya que no se pueden usar ventiladores ni aire acondicionados sin filtro.

“A muchos no les interesa abrir de esta forma porque con la capacidad reducida no alcanzan a cubrir los gastos. Son eventos que tenemos que salir a buscar e inventar. En mi caso, me llamaron para reprogramar algunas fiestas que habían sido canceladas, pero necesitamos tiempo para organizarlas”, explicó Montero.

Desde la cámara que nuclea a los salones buscan que el municipio les permita sumar un evento artístico individual para ofrecer una alternativa que los diferencie. “Hablamos de un solo artista, en un espacio particular, alejado de las mesas”, aclaró Montero.

“Pedimos que no se nos pase diciembre que es un mes en el que trabajamos con despedidas de año y eventos empresariales. No somos un bar que levantamos la persiana y viene gente, necesitamos tiempo para organizar”, agregó y adelantó que trabajan con el municipio en la creación de un decreto específico de reuniones para el sector, con algunas modificaciones que los diferencie.

En la cámara hay 120 salones de fiesta en Rosario y Gran Rosario entre espacios para adultos e infantiles y al menos 16 ya cuentan con la habilitación para la reconversión.

La Municipalidad suspendió la habilitación de salones de fiesta como bares tras la polémica

Idas y venidas

El 31 de julio la Municipalidad de Rosario autorizó el funcionamiento de salones de fiestas como bares o restoranes, bajo los protocolos sanitarios, a través del decreto Nº 983/2020. Pero la polémica que generó la apertura de Posta 36, en la zona norte de la ciudad, a mediados de octubre, provocó la suspensión de la habilitación hasta el 25 de octubre. El mes pasado, titulares de salones de fiestas reclamaron volver a la actividad y protagonizaron una marcha frente a la Municipalidad y Gobernación para pedir la reapertura de los locales en forma de bar que, finalmente, podrán llevar adelante a partir de este fin de semana.

Dueños de salones de fiestas reclamaron reapertura de locales en forma de bar

Comentarios