Política

Ajuste

“Que la discusión salarial no meta presión a los precios”

El empresario industrial Funes de Rioja elogió al presidente Mauricio Macri: “Logró una inserción muy importante el mundo y tiene claro que el país necesita de una plataforma de infraestructura que hace muchos años dejamos de tener”.


El presidente del B20, el grupo de afinidad empresaria del G20, Daniel Funes de Rioja, afirmó ayer que “las paritarias deben contribuir a no aumentar la expectativa inflacionaria”. De esta manera, el empresario prefirió cargar las tintas sobre los trabajadores, en vez de poner la lupa en la ineficacia del gobierno nacional para contener y resolver la inflación.

Desde su llegaba al poder, la administración Cambiemos aplicó fuertes tarifazos sobre los servicios públicos como el gas natural y la electricidad, además de liberar el mercado de los combustibles y consentir la devaluación del peso frente al dólar. Pero para Funes de Rioja el problema son los sueldos, que corren de atrás a la inflación y alienta, al igual que el gobierno nacional, a cerrar una discusión salarial a la baja, con la consiguiente pérdida de poder adquisitivo para los trabajadores.

“Antes que nada, la Argentina tiene que lograr estabilidad macroeconómica y terminar con el tema inflacionario. Claro, no es algo que va a pasar de la noche a la mañana. Con una inflación de dos dígitos, las cosas parecen más complejas en los primeros meses del año, pero luego se va normalizando”, dijo el empresario en declaraciones periodísticas.

El vicepresidente de la Unión Industrial Argentina (UIA) y presidente de Copal agregó que “esa normalización se va a producir, por eso las paritarias deben contribuir a no aumentar la expectativa inflacionaria. Eso tiene que ser por acción de todos, con el gobierno como máximo responsable”.

Funes de Rioja aseguró que el empresariado debe “tener costos competitivos, que permitan tener mercado, consumo y exportaciones.  Y agregar valor a los productos primarios”.

“Si producimos disociaciones muy fuertes que generen falta de competitividad y dejamos de pensar en términos de productividad, se complica el panorama de la Argentina. Somos un país con tradición industrial y de valor agregado”, añadió el empresario.

El titular del B20 explicó que “eso hay que reafirmarlo. Teniendo los salarios más altos de la región, más que Brasil y México, el desafío es productividad y competitividad, algo que hay que lograr de la mano de los trabajadores”.

A la vez, ratificó que el rango de paritarias que aguarda el empresariado argentino “es el de la pauta inflacionaria que el gobierno puso como meta. Si hay distorsiones por algún motivo, habrá que ver qué pasa”. El gobierno de Cambiemos planificó para 2018 una inflación de 15%, pero distintas consultoras hablan de un aumento del costo de vida en torno del 20%.

Respecto de la reforma laboral que impulsa el macrismo y que se encuentra frenada en el Congreso, Funes de Rioja indicó: “Más que hablar de reforma laboral, creo que hay determinadas instituciones que hay que modernizar. Luego del receso parlamentario tendrán que volver a la mesa para ser discutidas. Por ejemplo, el vínculo entre educación y empresa, y cómo acercamos a los estudiantes. Tiene que haber un instrumento adecuado que se respete y que lo respalde”.

El empresario industrial elogió al presidente Mauricio Macri: “Logró una inserción muy importante el mundo y tiene claro que el país necesita de una plataforma de infraestructura que hace muchos años dejamos de tener”.

“Busca generar consensos, algo que sí se logró en 2016. Dejemos de lado el año electoral, que tiene una lógica distinta, pero esperamos que en 2018 tenga nuevamente la capacidad de generarlos para lograr las políticas de Estado que el país necesita: una economía de mercado, Estado de derecho, política social y un gradualismo en la aplicación de esas políticas que contenga a la sociedad y no afecte a la producción”, finalizó al referirse al líder del PRO.

Estiman que el costo de vida subirá un 20% en 2018

El Instituto Argentino de Ejecutivos de Finanzas (Iaef) estimó que la inflación para el año 2018 oscilará entre un 18 y un 20%.

Además sus economistas consideraron que el alza de los precios tendrá un ritmo mayor en el primer trimestre y una desaceleración en los períodos posteriores.

En la semana, Iaef había señalado que los aumentos salariales de este año se ubicarán entre el 15 y el 20%, pero la inflación llegará al 27%, pero ahora corrigió el indicador y lo ubicó entre un 18 y 20% de inflación para 2018.

Con relación a la inflación, el Iaef evaluó que es sostenida por cuatro factores: la inercia inflacionaria, las correcciones en los precios regulados, el ajuste del tipo de cambio (18,4% en 2017) y aumentos de los salarios nominales (27,5% en 2017).

“Todo ello es aceitado por una expansión monetaria de 45% antes de la esterilización vía Lebac”, añadió.

 

Si te gustó esta nota, compartila