Política, Últimas

Letargo administrativo

Qué hay detrás del derrumbe de juicios por accidentes y enfermedades laborales en Santa Fe

Los casos reportados en los primeros cuatro meses cayeron casi un 67% respecto al año pasado. Si bien corresponde la comparación temporal, los datos de 2022 están condicionados por la adhesión a la Ley de ART. La implementación de Comisiones Médicas genera un desfasaje en la información


Durante el primer cuatrimestre de este año, Santa Fe registró una importante caída en la cantidad de juicios por accidentes laborales respecto al mismo período del año pasado. Si bien corresponde la comparación temporal, la adhesión provincial a la Ley nacional N° 27348 de ART en mayo del año pasado marcó un quiebre que imposibilita una comparación bajo los mismos parámetros.

Según datos de la Superintendencia de Riesgos de Trabajo (SRT), los primeros cuatro meses de 2021 se contabilizaron un total de 6.274 juicios correspondientes a accidentes de trabajo, enfermedades profesionales, accidentes in itinere y enfermedades fuera del listado en Santa Fe. En el primer cuatrimestre de este año, el dato cayó a 2.106 casos, lo que representó un derrumbe de casi el 67% de juicios laborales por esos motivos.

La adhesión a la nueva Ley de ART contempla, entre otras cuestiones la implementación de una instancia previa y obligatoria ante las Comisiones Médicas para poder judicializar los conflictos laborales. Esta nueva dinámica resulta un dato insoslayable a tener en cuenta a la hora de cotejar períodos y hacer un análisis. Sacar conclusiones sobre la foto actual sería, al menos, apresurado.

El primer dato a tener en cuenta es que las Comisiones van a generar un filtro, que en algunos casos desactivarán los conflictos, pero en otros, significarán una demora en el tránsito hacia la Justicia. Profesionales del Derecho estiman que esa demora puede ser de hasta un año, con lo cual, se espera que muchos de los casos que se tramitaron a principios de 2022, puedan llegar a la Justicia a entre fines de este año y principios del que viene.

Otra de las cuestiones que alteró los datos de comparación entre un período y otro, tiene que ver con que a principios de 2021, muchos abogados aceleraron los trámites que tenían en sus despachos ya que la adhesión a la nueva Ley ART y la implementación de las comisiones, era inminente. Esta situación generó una acumulación de casos.

Un tercer dato a tener en cuenta, es que a partir de ahora, muchos de los casos que llegan a juicio, incluso con paso previo por Comisiones Médicas, no serán computados correctamente en las estadísticas judiciales porque se terminarán resolviendo por un juicio abreviado laboral.

La adhesión a la Ley generó polémica en sus distintas esferas y terminó de aprobarse con el empuje del propio gobernador de Santa Fe y sus funcionarios. Lo que para el gobierno provincial y defensores de la Ley facilitaría el trámite en favor de los empleados y ayudaría a descomprimir los tribunales, para los detractores iría en contra de las víctimas al entender que les impediría el libre acceso a la Justicia.

Teniendo en cuenta todos los reparos mencionados anteriormente, la estadística muestra a la provincia como una de las que más redujo los conflictos laborales, detrás de La Rioja y Catamarca. La mayoría de los distritos argentinos siguieron ese mismo camino.

Demoras y desfasaje

En diálogo con El Ciudadano, el funcionario del Juzgado Laboral N° 10 y docente de Derecho Laboral en la UNR, Nicolás Occhi, analizó la situación y evaluó: “Todos los casos que el primer cuatrimestre pasado iban al poder judicial, ahora se inician primero en comisiones médicas, y si no se resuelven, recién ahí van a instancia judicial. El paso por Comisiones Médicas hoy lleva un trámite de entre 6 meses y un año, dependiendo diversos factores del caso, ya que hay trámites muy rápidos y otros muy lentos ”.

La discusión sobre la adhesión a la Ley dividió aguas en el ámbito político, empresarial y en el derecho laboral. Grupos de abogados y diputados provinciales insisten con la derogación. Por su parte, otro sector de abogados respalda la iniciativa pero plantean la posibilidad de que sea reformulada, sobre todo porque en muchos casos se les quiere reducir los honorarios para que las ART ganen más terreno.

Respecto al debate por la efectividad de las Comisiones Médicas, Occhi consideró: “Este filtro lo que está generando es un letargo. No es que se prohibió ir al Poder Judicial, se filtran muchos casos de accidentes que aliviaron los tribunales, pero muchos abogados y jueces creen que otros tantos se van a judicializar”.

Otra de las cuestiones a tener en cuenta a la hora de analizar los casos entre un cuatrimestre y otro, es que a principios del año pasado muchos abogados agilizaron trámites laborales porque sabían que la implementación de las Comisiones era inminente. Eso provocó una acumulación de casos que no se da habitualmente y que ensancha la diferencia al compararlo con los de esta primera parte de 2022.

Por otra parte, el abogado y docente aportó: “La nueva Ley dice que si alguien va a ir a la instancia judicial por un accidente, pero solo se va a discutir el porcentaje de invalidez o incapacidad, no hay que hacer un juicio laboral entero. Entonces muchos accidentes laborales que pasan de la Comisión a la Justicia, ya no van a aparecer estadísticamente como juicios laborales, sino como abreviados. Eso va a complicar las estadísticas y saber realmente cuantos casos pasaron de comisión a la Justicia”.

Más allá de los accidentes

Los datos que maneja la Superintendencia de Riesgos del Trabajo (SRT) solo contempla los casos de accidentes y enfermedades. Pero el número de conflictos laborales también tiene en cuenta otros casos.

Consultado al respecto por este diario, el abogado laboralista Pablo Arino, explicó: “Hay tres grandes motivos por los cuales se tramitan juicios. Por un lado, los accidentes de trabajo, por otro lado están las enfermedades profesionales, ambas ligadas a la Ley de Riesgos de Trabajo, y en tercer lugar, están los juicios por despidos o diferencias salariales, que tienen más que ver con la Ley de Contratos de Trabajo”.

SI bien vale la aclaración y es necesario especificar que los conflictos devienen a partir de esos tres grandes ejes, la gran caída se dio a partir de accidentes y enfermedades, y efectivamente tiene que ver con la modificación de la Ley de Riesgos de Trabajo, ya que actualmente hay que agotar la vía administrativa para ir a sede judicial.

“Si bien en algún momento todas esas causas que están en Comisiones van a llegar a sede judicial, va a haber una menor cantidad de casos. Buena parte de los reclamos que ahora llegan a la SRT se van a resolver en instancia administrativa”, sostuvo Arino.

Por otra parte, pidió tener en cuenta que la estructura de atención actual de las Comisiones Médicas no parece preparada para atender semejante demanda y habló de “un cuello de botella” a medida que se sigan acumulando los casos en toda la provincia.

A este escenario, se suma un repunte en la actividad económica que demandó mayor nivel de contratación. En ese sentido, el abogado laboralista reflexionó: “Eso llevó a muchas empresas a contratar más personal de manera eventual para atender una exigencia inesperada. Ese trabajador eventual que no está preparado debidamente dio lugar a un incremento de la siniestralidad”.

Comentarios