Ciudad

Historia de trabajo y sacrificio

Puro esfuerzo: los 8 emprendedores que pasaron de la calle a reciclar en galpón

Recibieron de manos de la intendenta las llaves de un nuevo centro de recepción, especialmente equipado para la clasificación de materiales. El espacio, inaugurado este lunes, está ubicado en Seguí al 3900


No están muy acostumbrados a los flashes pero igual posan porque el momento lo vale. Juan, Paola, Rosa, Raúl, Ezequiel, Mauricio, Emanuel y Laura miran a la cámara, sonríen y regalan una foto que para ellos era impensada hasta no hace mucho. Hoy comienzan una nueva etapa de sus vidas. Una mucho mejor y llena de oportunidades.

Los ocho protagonistas de esta historia se dedican a clasificar el material reciclable que los vecinos separan en sus casas y luego lo venden en distintos circuitos comerciales.

La tarea no les resulta nueva en absoluto, pero el cambio es que a partir de esta semana lo podrán hacer en un galpón especialmente acondicionado, con el equipamiento para que su fuente de ingresos no sea un riesgo para su salud.

“Años atrás estábamos en el relleno de Bella Vista y trabajábamos al aire libre, expuestos a un montón de cosas. Acá cambia todo”, afirma Ezequiel, que junto a sus compañeros recibió de manos de la intendenta Mónica Fein las llaves del flamante espacio, ubicado en bulevar Seguí al 3900.

Los hermanos

Paola y Juan Eduardo son hermanos y también se sumaron de inmediato al emprendimiento.

“Nosotros hacemos el reciclaje de los residuos que llegan con camiones acá, cartón, nylon, botellas y los separamos todo en bolsones”, explicó Paola, y agregó: “Una vez clasificados tenemos varios lugares donde compran estos materiales”.

Por su parte, Juan contó que llevan “cuatro años trabajando”. “Después de lo que hicimos en Bella Vista arrancamos con la recuperación en un local que está en Alem al 4000. Y ahora en este galpón que es más amplio y tiene más condiciones de seguridad que el otro y nos permitirá mejorar”, añadió.

Paola invitó a vecinas y vecinos a separar sus residuos “en los contenedores de color naranja, que son para materiales reciclables; hay que poner envases de telgopor, papeles, nylon, cartones, envases y botellas de vidrio, plásticas y envases metálicos. Es decir, todo lo que fácilmente se puede recuperar”.

Mientras que Juan apuntó que también se pueden llevar elementos reciclables al local de bulevar Seguí 3964 de lunes a viernes de 8 a 16 hs.

La planta

Según informó este lunes el municipio, en el flamante espacio se recibirán 5 camiones por día, que llegan con residuos provenientes de los servicios puerta a puerta y de los centros de recepción dispuestos a lo largo y ancho de la ciudad.

El galpón cuenta con una superficie de 730 metros cuadrados y tiene el equipamiento necesario para que los emprendedores puedan realizar su trabajo de manera adecuada.

También dispone de todos los elementos de higiene y seguridad necesarios: instalación eléctrica nueva, nueve matafuegos y un carretón de 25 kilos, de seguridad contra incendio y sensores de humo. Asimismo, se dispuso una oficina de dos pisos con sala de estar, cocina y baño.

“Hace muchos años que venimos trabajando con recicladores. Desde la Secretaría de Ambiente y Espacio Público los han ido acompañando en su organización, para que cada vez trabajen con mejores condiciones. En particular este grupo tenía un lugar donde ya recibía el material, pero este galpón es un salto de calidad para ellos, lo que nos pone muy orgullosos”, afirmó Fein en declaraciones a la prensa, para luego recalcara que allí “se cierra el círculo virtuoso de los recursos”.

A su turno, la titular de Ambiente y Espacio Público Marina Borgatello recordó que el material que llega al galpón es de muy buena calidad, con bajo nivel de rechazo.

“Son cada vez más los rosarinos que separan: cerramos 2018 con uno de cada tres ciudadanos comprometidos con esto, lo cual nos habla a las claras de que estamos en buen camino”, sostuvo.

Números alentadores

Según detallaron desde el Ejecutivo local, el balance del año pasado arrojó cifras muy positivas en la materia. En este sentido, en todas las modalidades disponibles se incrementó un 40% la cantidad de materiales reciclables recolectados respecto al año anterior. Asimismo, recalcaron que a la fecha uno de cada tres rosarinos ya está separando sus residuos.

De todos los indicadores, el más destacado es el que surge de los contenedores naranjas ubicados en la vía pública. Se recolectaron 4.113 toneladas de reciclables, lo que representa un salto interanual positivo del 71%.

En la actualidad están instalados 429 de estos dispositivos, donde los vecinos pueden acercar papeles, cartones, envases y botellas plásticas, envases metálicos, envases y botellas de vidrio y envases de telgopor, limpios y secos.

El municipio despliega además otras estrategias para fomentar el hábito de la separación. Una de ellas es la de los centros de recepción en instituciones, que en 2018 sumaron 837 (un 7% más que el año anterior). También allí creció la cantidad de material recuperado: un 9%. Estos puntos se convierten además en un importante factor de promoción y comunicación ambiental en su entorno, y requieren de permanente seguimiento a fin de mantener y mejorar el compromiso con la iniciativa.

Otro de los puntales es el servicio de recolección diferenciada puerta a puerta, con presencia en los distritos Centro, Sur, Sudoeste, Noroeste y Norte. Comprende sectores de 27 barrios y más de 3.000 cuadras de recorrido. En 2018 se registró un incremento del 5% en la cantidad de reciclables por esta vía.

En paralelo se desarrollan otras propuestas, como la incorporación de consorcios para la separación en origen, la iniciativa “Barrios Verdes”, la separación en tres fracciones para grandes generadores y las jornadas de canjes reciclables, entre otras.

Comentarios