El Hincha, Rugby

Mundo Puma

Pumas, un tropezón no es caída: la derrota ante Escocia no es para preocuparse, sí para ocuparse

El seleccionado argentino perdió ante Escocia y para analizar la caída dieron la cara el capitán Julián Montoya y el head coach Michael Cheika. Ambos analizaron el partido del equipo albiceleste en Salta. Ahora la serie internacional se define en Santiago del Estero el próximo sábado


Los Pumas perdieron con Escocia en Salta. Crédito: Prensa UAR / Gaspafotos

Tras la caída, sin atenuantes, de Los Pumas ante Escocia por 29 a 6 en Salta por el segundo test match de la serie internacional de Julio, llegaron las declaraciones por parte de Julián  Montoya y de Michael Cheika, capitán y head coach del seleccionado argentino. El próximo sábado en Santiago del Estero, se disputará el tercer y último encuentro. El ganador se llevará la gloria. Atrás quedó la ilusión de poder ganarle a un equipo Top del Mundo dos partidos consecutivos.

El primero en dar la cara luego de la derrota fue el australiano Micheal Cheika, quien asumió meses atrás, pero que recién tomó al equipo a fines de junio.

“Escocia mejoró en las áreas que estaba buscando mejorar, tienen buenos corredores y marcaron diferencias allí. Necesitamos mejorar algunas cuestiones del juego pero para eso necesitamos tiempo y esa es nuestra realidad. No podemos jugar bien un partido y mal el otro. Hay que seguir trabajando, mejorando. Me gustó la defensa que tuvimos en el primer tiempo, creo que la vi bien”, dijo Cheika.

El ex head coach de los Wallabies es consciente del presente del equipo. Es una realidad que a largo plazo hay un alto porcentaje de éxito. Porque lograr triunfos a corto plazo –aunque hay una necesidad imperiosa de triunfos-, hay que mirar más allá y no quedarse con una simple victoria.

“No pudimos construir el partido como queríamos”, dijo Julián Montoya, capitán de Los Pumas. Crédito: Prensa UAR / Gaspafotos

Luego fue el turno de Julián Montoya, capitán y líder de Los Pumas. “No pudimos construir el partido como queríamos y tenemos muchas áreas a mejorar. Creo que nos marcaron muy fácil cada vez que llegaron a nuestras 22 y nosotros no pudimos hacer lo mismo. Creo que no es un tema de suerte o hacer magia, sino de seguir entrenando”, analizó el hooker formado en Newman, sobre el partido en el que Los Pumas perdieron ante Escocia en Salta, por 29 a 6.

Poniendo el foco en Argentina, Montoya expresó: “Creo que tuvimos situaciones para poder marcar pero no lo logramos, y eso es mérito de Escocia. Debemos quedarnos con las cosas positivas, como el hecho de haber podido encontrar espacios y seguir trabajando para mejorar todos los errores que tuvimos. Hay que seguir construyendo el partido y las oportunidades van a aparecer”.

Además, el capitán argentino agregó: “Al igual que la semana pasada, estamos muy contentos de haber podido jugar en Argentina. La gente se portó muy bien con nosotros y su aliento se sintió un montón. Poder compartir la camiseta con ellos es algo que nos encanta y esperamos volver a hacerlo dentro de una semana en Santiago. “El resultado no cambia lo que sentimos por poder jugar con nuestra gente”. El público volvió a teñir de celeste y blanco las tribunas, la relación con la hinchada siga intacta, el cariño que reciben Los Pumas es indescriptible, y los jugadores lo sienten, agradecen y se fortalecen por esas muestras de afecto, que quizás se empañan por la derrota pero que a la larga son valiosas para el equipo.

Los Pumas perdieron con Escocia por 29 a 6: el próximo sábado en Santiago del Estero se define la serie. Crédito: Prensa UAR / Gaspafotos

Sobre lo que tienen que mejorar Los Pumas de cara al test que define la serie, Montoya aseveró: “Hay que mejorar en defensa y aprovechar las oportunidades, siendo fieles a nuestro sistema y muy disciplinado”.

El balance después de la caída en Salta, no es para preocuparse, sí para ocuparse: hay mucho por seguir trabajando, hay recursos humanos para lograr llegar a Francia 2023 con un buen equipo. Ganar sin mejorar no es bueno, hoy al seleccionado argentino no le queda otra que bajar la cabeza, analizar, ser muy autocríticos e ir para adelante con humildad y sacrificio, con la mirada fija en el gran objetivo que tiene pendiente el rugby argentino que es ser un equipo competitivo a lo largo del tiempo.

Comentarios