El Hincha, Rugby

Opinión

¡Pumas 7, orgullo albiceleste! muchos podios pero el más importante: el reconocimiento del público

Generar que el público se identifique con un equipo no es fácil, no sólo hay que obtener resultados, hay que trascender y el Seven lo logró mostrando talento, trabajo en equipo y esfuerzo. “Los Juegos de Tokio sirvieron para mostrar quiénes somos”, dijo Santi Gómez Cora, arquitecto de este presente


Hay equipo. Los Pumas Seven posando en Málaga, por la 3ª etapa del Circuito Mundial. Crédito: Prensa UAR

Definir a la sociedad argentina como exitista no es ninguna novedad. Fuera del mundo fútbol, para poder ganar popularidad hay que lograr un gran golpe a nivel de resultados. El rugby de XV tuvo varios momentos importantes pero el Mundial de Francia 2007 le dio a la ovalada una posición destacada. También sucedió con el Futsal tras ganar un Mundial de la especialidad en 2016.

El Seven en Argentina estaba relegado a jugarse en el verano como diversión, pero para algunos fue más que un pasatiempo y se transformó en una pasión. Se podría citar a muchas personas, tanto jugadores como entrenadores o dirigentes, que han sido muy importantes en el desarrollo del juego reducido. En este presente exitoso de Los Pumas Seven –para el público no ovalado-, podría compararse la medalla de Bronce en Tokio con el tercer puesto en el Mundial 2007. Porque son puntos de inflexión en el cual un seleccionado logra un objetivo y genera un vínculo con la sociedad. Que una persona vinculada al rugby pregunte por el horario de los partidos de Pumas 7 no causa sorpresa, pero cuando el público general comienza a indagar, buscar información e incluso poner un despertador para ver un partido de tan sólo 14 minutos empieza a escribirse otra historia.

El arquitecto del presente de Los Pumas Seven se llama Santiago Gómez Cora, un apasionado del juego reducido. Crédito: Prensa UAR

“Los Juegos de Tokio sirvieron para mostrar quiénes somos realmente, y qué es lo que hacemos; fundamentalmente expuso todo lo que nos costó y cuesta estar ahí arriba. El equipo se hizo un poco más popular, y eso es muy bueno, porque es el reconocimiento de la gente por el trabajo de los chicos”, respondió Santiago Gómez Cora a El Hincha. El arquitecto de este modesto proyecto llamado Pumas Seven que compite de igual a igual con las potencias. El entrenador se refirió al cambió que hubo en la relación entre el público y el seleccionado, que es reconocido más allá de la medalla de bronce por su forma de competir y representar a la albiceleste.

Cuando se transita el camino, pueden tomarse atajos que seguramente pueden arrojar resultados inmediatos pero un futuro muy incierto. Desde el arribo de Gómez Cora, como head coach de Los Pumas Seven se eligió el camino largo. El del esfuerzo, el de ir superando obstáculos con trabajo. Pero siempre teniendo muy presente el punto de partida para poder disfrutar un presente auspicioso.

“Nosotros creemos que siempre hay que mirar para adelante; sabemos perfectamente de dónde venimos, el esfuerzo que hacemos y lo que nos cuesta todo, y eso también es una fuerza motivadora para ir todo el tiempo por más”, expresó Gómez Cora.

Van diez podios consecutivos, iniciando la seguidilla con el título en el Sudamericano de Chile 2021, y la historia siguió con otros cuatro primeros puestos: en los dos torneos organizados en Madrid y otros dos en Dubai. Antes de la experiencia olímpica, el seleccionado argentino obtuvo el trofeo del Quest for Gold Seven de Los Angeles, luego vino la medalla de Bronce en los Juegos de Tokio y, una vez iniciada la temporada de la Circuito Mundial, dos bronces en Dubai y una Plata obtenida en Málaga.

Los Pumas Seven luciendo la medalla de plata en el torneo de Málaga. Crédito: Prensa UAR

Motivar a un plantel con esa racha no es tarea fácil y más buscando seguir creciendo.

“Esa es una de las tareas más difíciles. Pero este equipo tiene las cosas claras. Para nosotros el torneo de Málaga terminó, dimos todo hasta vaciar nuestra alma, y ahora queremos ir por más. Por eso, hay que despojarse de las medallas; disfrutamos los logros, sí, pero el hecho de quedar con las manos vacías nos da el impulso necesario para ir en busca de llenarlas nuevamente. Sabemos que todavía falta mucho”, le dijo Gómez Cora a El Hincha

Luego de varios años de mucho trabajo en silencio y la sombra del rugby de XV, de ir avanzando a pasos firmes, de haber sido autocríticos tras la experiencia en los JJOO de Río 2016, cuando se esperaba otro resultado, de haber sido fieles a un proyecto, y convencerse –todos- que ese era el camino. Llegó el día que el público no sólo reconozca a Los Pumas Seven, sino que además de aplaudir o festejar un triunfo, sientan orgullo de tener a un seleccionado que compita y represente a Argentina de esta manera.

No es su responsabilidad, pero hoy Los Pumas Seven, sin tener como objetivo, vuelven a darle al rugby un lugar importante. Hoy se vuelve a hablar de un grupo de jóvenes que en medio de una pandemia, en silencio y con humildad salen a jugar, generando interés, y reconocimiento. Para fortuna de muchos vuelve a ganar el deporte y no precisamente por un resultado.

Comentarios