Política

Ataques a casas de jueces

Pullaro: “No es una amenaza, es tentativa de homicidio”

Convocado por diputados de la oposición, el ministro de Seguridad estuvo este miércoles en la Legislatura provincial para dar informes sobre las investigaciones que se llevan adelante tras la saga de ataques contra jueces en Rosario


Para el ministro de Seguridad de la provincia, Maximiliano Pullaro, los ataques a balazos contra domicilios de jueces y funcionarios judiciales deberían ser caratulados como tentativa de homicidio y no como amenazas: “Una persona que dispara contra una vivienda no quiere amedrentar: quiere matar”.

Convocado por diputados de la oposición, Pullaro estuvo este miércoles en la Legislatura provincial para dar informes sobre las investigaciones que se llevan adelante tras la saga de ataques contra jueces en Rosario. En los últimos cuatro meses hubo 64 personas detenidas, explicó el funcionario provincial, aunque discrepó con la fiscal Natalia Benvenuto y pidió que haya un cambio de carátula.

La reunión fue a puertas cerradas en la Presidencia de la Cámara de Diputados y duró casi dos horas. Tras el encuentro, en diálogo con la prensa, Pullaro señaló: “Puntualizamos detalles del plan de seguridad, creo que fue una reunión importante, siempre es bueno hablar con los representantes del pueblo y escuchar opiniones para avanzar con el plan de seguridad, la reforma policial y seguir articulando con los tres poderes del Estado”.

Consultado por los atentados contra jueces que tuvieron o tienen participación en causas por narcotráfico, Pullaro se excusó: “No podemos dar detalles de las investigaciones que están en curso”. No obstante, indicó que “en Rosario, en los últimos cuatro meses, la Policía provincial detuvo a 64 personas por disparos de armas de fuego contra domicilios”.

El ministro de Seguridad pidió que la Justicia revise “cuál es el delito que se imputa” ante esos hechos: “A nuestro criterio, debería ser tentativa de homicidio. Una persona que dispara contra una vivienda particular, donde hay personas adentro, no quiere amenazar ni amedrentar: quiere matar. Entonces, el delito que se les debería imputar es tentativa de homicidio”.

A las personas detenidas se les imputó, en algunos casos, abuso con armas de fuego, y en otros casos amenazas con armas de fuego. “Son delitos excarcelables”, se quejó el ministro. “A nuestro criterio es un delito grave y eso lo compartimos con los legisladores”.

Pullaro también contestó las críticas de la oposición sobre la falta de resultados luego de las reiteradas balaceras: “No es que no se detiene a nadie; se los detiene, pero en la mayoría de los casos, a menos que tengan causas pendientes,  quedan en libertad”.

Por ello, el ministro sostuvo que “el cambio de carátula es fundamental. No es lo mismo que vos entres por una puerta y a las seis horas te den la libertad, que sea un delito con una expectativa de pena mucho más alta. Deberían purgar una pena más alta”.

La citación a Pullaro había sido promovida por los diputados de Cambiemos Germán Mastrocola, Cesira Arcando y Sergio Más Varela ante “los reiterados ataques a jueces, familiares de jueces y miembros de la Policía, la falta de respuestas sobre los autores de dichos ataques, los errores en la política de seguridad y custodia de los antes mencionados, los procesos de control y seguimiento de desempeño del personal policial destacado en comisarías y la alta tasa de desconfianza ciudadana en los procedimientos posteriores a la formulación de una denuncia de comisión de ilícito ante autoridad preventora”.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios