Edición Impresa, Sociedad

Puertas abiertas a la cultura

El Rincón Murciano abre sus puertas a toda la comunidad con un sinfín de actividades culturales para distintas edades. “Nuestra casa está abierta a quien la necesite”, expresan desde su comisión directiva.

La entidad se ocupa de mantener y difundir las ricas tradiciones de Murcia.
La entidad se ocupa de mantener y difundir las ricas tradiciones de Murcia.

Se sabe que la ciudad está poblada de inmigrantes o descendientes de nativos de países –en su mayoría– europeos. Gran parte de ellos se agrupan para recordar su lugar de origen y crean un espacio con actividades abiertas a la comunidad, a modo de abrir las puertas de su ciudad natal, o aquella donde comenzó a expandirse su árbol genealógico y dar a conocer todo su esplendor. Un ejemplo de ello es el Rincón Murciano, que lleva quince años en Rosario, ubicado actualmente en Rodríguez al 900. Su presidente, Marcelo Noguerol Pujol, destaca la belleza, el microclima y el incremento del turismo que recibe con el paso del tiempo esta provincia española.

El fundador de este espacio cultural fue Manolo Martínez, quien nació en Murcia y falleció allí en una visita que realizó hace un par de años. “Fue paradójico saber de su muerte justo en el lugar que había amado y difundido tanto”, dijo Noguerol.

La comunidad de Murcia lleva años celebrando sus distintas tradiciones. Entre ellas, la más colorida y conocida es el Bando de la Huerta, que se celebra cada año durante la última semana de abril. Allí, carrozas y vestimentas típicas de por medio, se reparten frutas, verduras y hortalizas, además de realizarse la degustación de embutidos típicos de la zona y de celebrarse misa y venerar a la Virgen del Rocío.

En medio de las propuestas que ofrece el Rincón Murciano, abrirá en breve la convocatoria al coro de la entidad. Asimismo, cada año se agregan cursos y actividades nuevas que invitan a “toda la comunidad” a participar.

“Estamos tan orgullosos de nuestra querida Murcia que buscamos que todos, quien sea, conozcan de qué se trata nuestra cultura y que aprendan distintas actividades que no necesariamente tengan que ver con Murcia. Este es un espacio abierto, porque construimos una sociedad en conjunto, por eso la invitación a todos los rosarinos a sumarse”, dijo Noguerol.

“Queremos armar un coro, ya estuvimos trabajando en agosto y septiembre, también abriremos la inscripción para talleres de pintura, clases de yoga, además de trabajos y charlas con especialistas sobre alimentación y cuidados de los diabéticos, ya que notamos que esta enfermedad cuenta con muy poca difusión y es un mal que afecta a muchas personas”, detalló. Sin embargo, reforzó la idea de que la casa de Murcia en Rosario es un espacio abierto a todo el que lo necesite, al mencionar que allí también se realizaron especializaciones de maestras jardineras. “Si alguien necesita utilizar nuestras casa, las puertas están abiertas”, resumió.

En tanto, dentro de la actividad relacionada con los integrantes de la comunidad murciana, Noguerol comentó que cada año se solventa el viaje completo a cuatro jóvenes descendientes de murcianos a conocer su lugar de origen. “Por nueve días visitan el lugar de sus ancestros, es increíble las experiencias relatadas de estos jóvenes. Por suerte, desde el Rincón Murciano les brindamos desde los trámites para el pasaporte a la estadía y los vuelos con escalas hacia la querida Murcia”, señaló.

Asimismo, el 24 de noviembre Noguerol viajó a Murcia a un congreso de presidentes de las casas regionales de esa provincia en el mundo. “Son unas 24 casas regionales dispersas en el mundo, hay cuatro en Argentina (Mendoza, Córdoba y Jujuy) y otras en Francia, las Islas Canarias y Tenerife, por nombrar algunas”, enumeró.

“Murcia crece cada año y nuestra meta es que la gente no deje de sorprenderse por su belleza”, concluyó.

Comentarios