Ciudad, Edición Impresa, Últimas

Pueden meter el perro

Por Luciana Sosa. Diputados de la Nación y de la provincia dieron media sanción a proyectos de ley para garantizar que no videntes puedan ingresar con el animal a lugares públicos o privados con acceso público.


Tanto la Cámara de Diputados de la Nación como la de la provincia dieron media sanción a la ley de perros guía, con lo cual una persona con discapacidad visual puede acceder o permanecer en lugares públicos, privados de acceso público y circular en el transporte público en general junto a su perro guía. Maximiliano Marc, quien es ciego desde hace 11 años y promotor de esta iniciativa, celebró este paso. Así, tanto Marc como quienes padecen disminución visual, una vez que el proyecto se convierta en ley podrán ingresar con su perro guía a los shoppings, subir al colectivo, al taxi e ingresar a cualquier lado que elija sin tener que dejar al can en la puerta. Cabe señalar que la ley no sólo abarca a los perros guía, sino también “a todo animal de asistencia, inclusive de ayuda para discapacidad motriz, como cerrar puertas, cajones, aquellos que se utilizan como señalización para personas sordas o para epilépticos. El perro guía es el caso más conocido en cuanto a ayudar a discapacitados”, detalló Marc.

Hasta ahora el proyecto cuenta con media sanción, lo cual representó una alegría “doble” para el impulsor de esta modalidad. “La noticia me dio una alegría doble porque cuando se conoció la media sanción en Diputados de la Nación, al día siguiente se obtuvo el voto por la ley en la provincia de Santa Fe. Así que estamos muy felices por el empuje”, mencionó Marc.

Marc quedó ciego debido a una retinitis grave y tuvo su rehabilitación en el Instituto Braille de la ciudad. Al poco tiempo conoció la posibilidad de tener un perro guía y viajó a los Estados Unidos para “adaptarse” y conocer al perro que lo acompañaría desde entonces: Bandit. En Argentina no existe esta capacitación.

“Estuve un mes allí, el organismo que entrena a los perros se hizo cargo de todos los gastos, y los perros son donados. Sólo tuve que pagarme el pasaje. De todas maneras, al precio actual, los 2.500 dólares que gastás en los pasajes se amortizan con los diez años de independencia que te da el perro”, relató Marc.

Según detalló, desde Estados Unidos y demás países donde entrenan este tipo de perros, piden una garantía jurídica de que Argentina permite ingresar con el perro a los espacios públicos y privados con acceso público, al igual que al transporte público. Además, lamentó que desde hace años el país no haga colaboraciones al entrenamiento que se realiza en el país del norte, motivo por el cual “Estados Unidos dejó de donar perros, y eso le coarta la posibilidad de independencia a muchos no videntes del país”.

“Por suerte tenemos ya la media sanción, y en un tiempo podremos ir los discapacitados con nuestro perro asistente a cualquier lugar, pero sólo los que ya los tenemos, porque hasta que Argentina no largue un poco de dinero para colaborar con el entrenamiento, no habrá más donaciones. De hecho, Canadá, parte de Europa, Inglaterra, México, Colombia y Brasil también entrenan a los perros guía, pero ninguno de ellos viene al país”.

El proyecto de ley de autoría del ex diputado Raúl Lamberto, mediante el cual se permite que toda persona con discapacidad junto a su perro guía pueda acceder y/o permanecer en diversos lugares públicos, privados de acceso público y circular en el transporte público en general, va en camino de ser aprobado y ayudará a personas como Marc a ser asistidos por su mascota.

En el caso de Marc, la función de Bandit va más allá de la visión que perdió el joven estudiante de psicología. “Quedé ciego hace 11 años, a causa de una meningitis perdí la audición del oído derecho y tengo sólo el 70 por ciento de función del izquierdo, así que Bandit hace a la vez de mis ojos y mis oídos, no puedo salir a la calle sin él”, compartió.

En tanto, mencionó que en la ciudad hay sólo tres perros guía, y en el país un total de 26. En Estados Unidos hay 14 mil usuarios de estos perros entrenados, 3.500 en Francia, 300 en España y unos 5 mil en Inglaterra.

Desde el inicio de su lucha por la ley nacional y la provincial, Maximiliano Marc viene recorriendo el país ofreciendo charlas informativas y folletería sobre el tema. “Aquí logramos la media sanción a nivel nacional, pero cada provincia debe tener su propia ley, paso que hemos dado en Santa Fe. Por eso, mientras la nacional se aprueba en su totalidad, voy ganando tiempo y me contacto con organismos de ayuda al discapacitado de diferentes puntos del país para que cada provincia vaya elevando y estudiando sus proyectos”. El 31 de agosto Marc se presentará en Carmen de Areco, a las 10, en el Cine Teatro Italia.

Y como no podía faltar en la era de las redes sociales, Marc creó el grupo en Facebook que pide la sanción de la ley nacional, en la que invita a todos los ciudadanos a apoyar la iniciativa.

“Gracias a la causa Ciccone”

A modo de anécdota, Maximiliano contó que la media sanción en Diputados de la Nación fue otorgada de manera “unánime, en treinta segundos, gracias al revuelo de la causa Ciccone”. Entre risas, recordó: “Ese día estaban peleando entre todos por la causa Ciccone. Me agarré la cabeza y me dije ‘acá no nos van a dar bolilla’. Sin embargo, a medio minuto de terminar la sesión, se mencionó, como quien no quiere la cosa, que un grupo de ciegos estábamos en el recinto a la espera del tratamiento de nuestro proyecto. No sé si todos escucharon de qué se trataba, pero todos votaron y de ahí la media sanción que hoy celebramos”, relató. Asimismo, Marc destacó que en la provincia el apoyo también ha sido muy bueno a lo largo de las campañas realizadas, ya que cuentan con el aval de Silvia Tróccoli, subsecretaria de Inclusión de Personas con Discapacidad de la provincia. “De a poco vamos ganando nuestros derechos, o por lo menos que otros no los pisoteen”, concluyó.

Comentarios