Economía, Política

Geopolítica y geonegocios

Público y privado: Alberto llegó a Estados Unidos y se reunió con el titular global de General Motors

El jefe del Estado viajó a Los Angeles para participar de la IX Cumbre de las Américas y en la primera jornada recibió una buena noticia: el ejecutivo Shilpan Amin confirmó la inminente fabricación en Alvear de la SUV Chevrolet Tracker, para lo cual se concreta una inversión de 350 millones de dólar


El presidente Alberto Fernández arribó este miércoles a la ciudad estadounidense de Los Angeles para participar de la Cumbre de las Américas, a donde llevará su mensaje como mandatario nacional y como titular pro témpore de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac). El vuelo del jefe del Estado partió antes de la medianoche desde Ezeiza y aterrizó a las 7.37 hora local (11.37 de la Argentina) y durante la tarde el mandatario tuvo su primera actividad de agenda, en la cual mantuvo una reunión con el presidente de General Motors Internacional, Shilpan Amin, quien le anunció que la compañía comenzará a producir la SUV Chevrolet Tracker en su planta del Complejo Automotor de Alvear, en Santa Fe, con una inversión directa de 350 millones de dólares para julio.

El objetivo de la empresa es exportar el nuevo vehículo a países de Latinoamérica, principalmente a Brasil y Colombia, adonde destinará el 80% de la producción que incorporó la tecnología de manufactura 4.0. Durante el encuentro, Fernández habló con los ejecutivos de General Motors sobre el proyecto de ley de Promoción de la Movilidad Sustentable, que prevé la creación de un régimen especial para los vehículos propulsados por fuentes de energía no contaminante.

La normativa, sobre la que se avanza en consensos, establece un régimen de beneficios tanto para la demanda (público comprador de vehículos) como para la oferta (terminales, autopartistas, fabricantes de baterías y cargadores, entre otros actores del sector). El trabajo se inscribe en la posibilidad de la Argentina de convertirse en un referente regional en la materia, aprovechando el potencial de litio con el que cuenta el país.

El jefe del Estado estuvo acompañado por el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa; el ministro de Relaciones Exteriores, Santiago Cafiero, y el embajador argentino en Estados Unidos, Jorge Argüello. Por General Motors participaron, junto a Shilpan Amin, el vicepresidente Global de Políticas Públicas, Thomas Cooney, la jefa de Gabinete del vicepresidente de la firma, Alethea Gordon, y el Director Global de Asuntos Regulatorios, Daniel Frakes.

 

 

Luego, a las 19, Fernández tenía previsto trasladarse junto a la primera dama, Fabiola Yáñez, al Microsoft Theater, donde serán recibidos por sus pares de los Estados Unidos, Joseph Biden, y la primera dama de ese país, Jill Biden, para luego participar –desde las 21 hora local– de la ceremonia inaugural de la IX Cumbre de las Américas

Además de quienes participaron en la reuníón con los directivos de GM y de la primera dama, integran también la comitiva la ministra de Salud, Carla Vizzoti; la portavoz de la Presidencia, Gabriela Cerruti; el secretario General de la Presidencia, Julio Vitobello; el secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Beliz; las secretarias de Legal y Técnica, Vilma Ibarra, y de Cambio Climático, Desarrollo Sostenible e Innovación, Cecilia Nicolini. Acompañan además al jefe de Gabinete de Asesores, Juan Manuel Olmos y el diputado nacional Eduardo Valdés.

Por su parte, Cafiero siguió otro camino para participar de la Cumbre de Cancilleres que encabezará el Secretario de Estado de los Estados Unidos, Antony Blinken, como anfitrión.

Este jueves, Alberto Fernández, intervendrá a las 19.10 de la Argentina en la Cumbre en calidad de titular de la Presidencia Pro Témpore de la Celac y expresará la necesidad de una “Latinoamérica unida y sin exclusiones”, esto último a raíz de la decisión del país anfitrión de no invitar a la cumbre a Venezuela, Nicaragua y Cuba.

Más allá de los planteamientos que hará sobre la región, el presidente argentino tiene la posibilidad de convertirse en una voz referencial en el encuentro, según consideran algunos miembros de la comitiva que acompaña a Fernández a la ciudad estadounidense, más aún considerando que puede ser una cumbre un tanto devaluada por las ausencias de los presidentes de México, Andrés Manuel López Obrador; de Uruguay, Luis Lacalle Pou; de Honduras, Xiomara Castro; o de Bolivia, Luis Arce.

Fernández planteó la necesidad de hacer una cumbre “sin exclusiones”, en referencia a la decisión de Estados Unidos de no invitar a delegaciones de Caracas, La Habana y Managua.

“Nicaragua es otra cosa”, alertaron no obstante desde la delegación en el avión rumbo a Los Angeles, teniendo en cuenta que el gobierno nacional, a través de la Cancillería, repudió las violaciones a los derechos humanos ocurridas en ese país centroamericano.

No obstante, la exclusión a esos tres países motivaron la ausencia de López Obrador y las dudas del propio Fernández, quien recién hace una semana confirmó su presencia en el encuentro.

Según los interlocutores, la cumbre puede ser una oportunidad para que Fernández se erija en un referente regional, más aún de su posición como presidente pro témpore de la Celac.

El viaje que realizará Fernández a fines de este mes a Alemania, tras ser invitado a la Cumbre del G7 precisamente por su cargo en la Celac, refuerza esa hipótesis, según sus allegados.

“Por primera vez la Argentina es invitada al G7”, destacaron desde la comitiva que acompaña al presidente, y recordaron que cuando el ex mandatario Mauricio Macri estuvo en ese foro “sólo lo hizo para anunciar a la Argentina como sede de la Cumbre del G20” de 2018.

“Reuniones bilaterales con Pedro Sánchez (España), Emmanuel Macron (Francia), Olaf Scholz (Alemania), participación en la Cumbre de las Américas, en el G7 y una bilateral con Joe Biden: todo en 60 días hablan a las claras de las aceitadas relaciones internacionales”, completó otro colaborador del jefe del Estado.

De todos modos, en esta Cumbre de las Américas pueden surgir resultados interesantes para la región, debido a que los mandatarios plantearán el tema migratorio y la creación de un fondo de resiliencia para combatir el hambre en Latinoamérica, como ejes centrales.

Por otra parte, el 1º de diciembre próximo, la ciudad de Buenos Aires será sede de la Cumbre de la Celac, que contemplará una reunión de cancilleres y otra de jefes de Estado miembros, y en donde el mandatario argentino será anfitrión.

Comentarios