El Hincha, Rosario Central

Panorama auriazul

Proyecto en marcha: es el momento de los pibes y el Kily González lo sabe

En el empate frente a Banfiled siete de los titulares salieron de la cantera canalla, incluidos dos debutantes Juan Pablo Romero y Rafael Sangiovani. Y esa cifra se mantuvo a pesar de los cambios, siendo uno de ellos el estreno absoluto de Ignacio Russo, el hijo de Miguel


Nacho Russo tuvo su debut con la camiseta de Central

Cuando Central, a través de sus redes sociales, anunció los once que enfrentaron a Banfield el viernes pasado, de alguna manera puso en marcha el famoso proyecto deportivo que se pregonó desde la llegada del Kily González y que tiene que ver con darles oportunidades a los jugadores formados en las inferiores. Es que frente al Taladro siete de los titulares salieron de la cantera canalla, incluidos dos debutantes Juan Pablo Romero y Rafael Sangiovani. Y esa cifra se mantuvo a pesar de los cambios, siendo un de ellos el estreno absoluto de Ignacio Russo, el hijo de Miguel.

Por eso no fue nada extraño que el Kily, en la conferencia post Banfield, remarque esa situación y se sienta orgulloso. Y de alguna manera hacer funcionar su idea principal y de la comisión directiva: que jueguen los pibes.

“Rescato lo que vine hablando en la semana; ya que debutaron tres chicos. Hacía mucho tiempo que no había tantos jugadores del club en la primera. Eso me deja contento. Le pido a la gente que no se impaciente, estamos armando un equipo basado en jugadores del club”, expresó el técnico canalla.

Con sus palabras el Kily también mandó un mensaje y un pedido directo a los hinchas, que la gran mayoría quiere resultados rápidos, lo cual es entendible. Pero acá la cosa va por otro lado. En un torneo en el cual no hay descensos, no hay temor que lo puntos perdidos se acumulen en los promedios para el futuro, que mejor opción para darle rodaje y minutos a los chicos.

Es el momento ideal para que los pibes se muestren, dejen todo por afianzarse en la primera canalla, que el técnico le transmite confianza, que tengan ese roce profesional para luego estar preparados cuando se juegue verdaderamente por los porotos.

“Es el momento de apostar por los chicos”, fue otra frase que dijo el Kily, puntualmente cuando se le consultó por su decisión de incluir a Romero en el arco en lugar de Miño.

El pibe cumplió y no se achicó en ningún momento. Al igual que Sangiovani, que fue de lo mejorcito en el Canalla hasta que tuvo que salir por lesión. Incluso Nacho Russo mostró cosas interesantes con su ingreso y más cuando le tocó reemplazar a Bonansea, que tuvo una actuación poca feliz en el Florencio Sola.

El Kily ya mostró sus cartas, esas que tienen las caras de los pibes. Será cuestión de esperar, de ser pacientes y de conocer a futuro si el técnico canalla gana el pozo acumulado o debe retirarse con las manos vacías.

Comentarios