Edición Impresa, Policiales

Protestaron vecinos tras el homicidio de un comerciante

La víctima recibió un tiro en el pecho y su padre, de 79 años, está internado tras ser baleado en el abdomen.

Indignados vecinos reclamaron más seguridad tras el homicidio.
Indignados vecinos reclamaron más seguridad tras el homicidio.

El homicidio de un comerciante de 38 años ocurrido anteanoche en el barrio Guadalupe, de la ciudad de Santa Fe, derivó en una protesta de vecinos, que cortaron la avenida General Paz en reclamo de justicia. “Esto no puede seguir así. No pueden asesinar a gente de bien y nunca pasa nada. Quiero que se vayan todos, que dejen de robar los sueldos, porque los resultados no se ven”, dijo una vecina del barrio.

El asalto ocurrió minutos después de las 21 de anteayer, luego de una agobiante jornada de calor en la capital de la provincia. A esa hora dos jóvenes llegaron en moto y entraron en el autoservicio Este, ubicado en avenida General Paz al 6400 del barrio Guadalupe, ubicado al noreste de Santa Fe.

Según fuentes policiales, la intención de los jóvenes era comprar unas cervezas, pero cuando entraron al local, al menos uno de ellos sacó un arma de entre sus ropas y bajo amenazas pidió el dinero de la recaudación. En ese momento estaban en el lugar solamente los dueños del supermercado, Carlos Toniutti, de 79 años y su hijo Luis, de 38.

El menor de los Toniutti comenzó a forcejear con uno de los ladrones, mientras el otro le apuntaba a su padre, muy cerca de la puerta de ingreso al local. Voceros mencionaron que un vecino vio el forcejeo dentro del autoservicio y llamó a la Policía, pero cuando llegaron los ladrones ya habían escapado.

Las primeras pericias indicaron que en un momento uno de los ladrones comenzó a disparar, hiriendo gravemente a Luis, y también fue baleado su padre. El menor de los Toniutti murió mientras esperaba la llegada de una ambulancia, producto de una herida de arma de fuego en el pecho, mientras que su padre, quien recibió al menos tres impactos en el abdomen, fue derivado al hospital Cullen, donde fue operado y quedó internado en la sala de terapia intensiva, con pronóstico reservado.

Fuentes de la Unidad Regional I indicaron que los ladrones se fueron del lugar sin llevarse la recaudación en una moto color negra, sin patente.

 Protesta en el barrio

 Ayer al mediodía, vecinos del barrio Guadalupe se congregaron en la intersección de la avenida General Paz y J. P. López para expresar su indignación por el homicidio de Toniutti y pedir mayor seguridad.

Durante la protesta de la que formaron parte unas 300 personas, que incluyó quema de cubiertas en la calle, gritos y aplausos, varios vecinos indicaron que no es la primera vez que hay robos en la zona, pero “no de esta magnitud. Robos hay y lo que llama la atención es que hace dos semanas hay patrullaje y rondas dando vuelta, pero anoche no había nadie”.

“Esto no puede seguir así. No pueden asesinar a gente de bien y nunca pasa nada. Quiero gritar a las autoridades toda mi bronca. Quiero que se vayan todos, que dejen de robar los sueldos, porque los resultados no se ven”, dijo una de las personas, según el diario El Litoral.

Otro comerciante del barrio señaló: “Ya no podemos más. La Policía no patrulla nunca. Sólo se los ve cuando vienen a cobrar la cuota de la cooperadora. Son unos caraduras. Encima cuando uno les reclama que están robando, te contestan que no tienen móviles, que les falta personal. Es una vergüenza”.

“Por qué no viene aquí el gobernador Binner y nos explica que la inseguridad es una sensación. Por qué no vienen todos los funcionarios de Seguridad y nos dan alguna respuesta. Ya sabemos que ellos están encerrados en sus cómodos despachos, mientras a la gente la matan a tiros”, apuntó otra mujer.

En tanto, otro comerciante del barrio sostuvo que “todos los negocios de esta zona ya fueron robados. Estos últimos dos meses fueron de terror. ¿Tan difícil le es a la Policía hacer prevención?”.

“Todo esto genera mucho miedo e impotencia. Da mucho miedo estar al frente de un comercio pensando que en cualquier momento dejás la vida. Todos tenemos familias. Así no se puede vivir”, terminó diciendo.

El caso es investigado por personal de la sección Homicidios de la Unidad Regional Uno y la seccional 8ª, bajo las órdenes del Juzgado de Instrucción de la Tercera Nominación.

Comentarios