Ciudad

A patear al centro

Propuesta exitosa: Rosario caminó las peatonales en la noche del sábado

La que se denominó la Noche de las Peatonales contó con miles de rosarinos recorriendo las calles Córdoba y San Martín en horarios poco habituales, cuando suelen estar desiertas. Despertó un interés comercial y cultural en momentos de absoluta necesidad de reactivación y recreación


Miles de rosarinos caminaron las peatonales en la noche del sábado. Fotos. Joana Figueroa.

Cuántas cosas pasaron desde aquella postal con megáfono en mano para intentar generar un distanciamiento en las filas de los bancos hasta la foto de esta noche de sábado con Chewbacca y los personajes de Star Wars. La imagen del intendente Pablo Javkin bien puede ser la de muchos rosarinos, que tras el drama de los peores momentos de la pandemia intentan aferrarse a este volver a ser de la ciudad a lo más parecido que pueda ser la normalidad, una normalidad, claro, no exenta de otros problemas muy graves que existen con o sin pandemia.

Sin embargo, bien pueden destacarse las iniciativas que movilizan a la ciudad, que despiertan un desarrollo comercial y cultural en momentos de absoluta necesidad de reactivación, pero también de recreación.

En ese marco, la que se denominó la Noche de las Peatonales (continuidad de la saga de la Noche de los Museos, la Noche de las Librerías y hasta la Noche de los Cementerios) contó con miles y miles de rosarinos recorriendo las calles Córdoba y San Martín en horarios muy poco habituales, cuando suele ser terreno cuasi desierto.

Muchísimos locales extendieron sus horarios de atención, mientras que otros directamente planificaron el turno extra conscientes de que se trataba de una noche especial en el que sería mucha la demanda.

La oferta gastronómica se robó la atención, tanto con los locales que residen en la peatonales, como los de calles afluentes e incluso desde las galerías sacaron mesas a plena peatonal para atender a los que querían cenar, picar o tomar algo.

Ya desde Córdoba y Paraguay el inconfundible “chipacitoooos” sorprendía con su “modo noche” y la fila era interminable. Es que muchos cambiaron por un día, o por unas horas la cita de Pellegrini o de Pichincha para ir a recorrer las peatonales.

Si bien el trayecto se hizo lento y la cantidad de gente lejos estaba de poder garantizar el distanciamiento, el uso de barbijo fue masivo y se pudo transitar sin demasiados inconvenientes. En el local de Comics que se instaló hace un tiempito en la peatonal Córdoba se congregaron Batman, Batichica y compañía con la propuesta de Ciudad Gótica en Rosario, mientras que en el tradicional local de la peatonal San Martín la cita fue con los personajes de Star Wars. Allí Pablo Javkin estuvo saludando (como en otros muchos lugares) a algunos de los comerciantes que se la jugaron apostando a la movida.

La oferta tuvo mucha venta artesanal, oferta de literatura y también un nutrido grupo de artistas de la pintura y retratistas. Hubo despliegue de las Ferias y Mercados Arriba Rosario, pero a su vez muchos vendedores ambulantes de sumaron a ofrecer lo suyo. Las galerías ofrecieron música en vivo y propuestas variadas, mientras que en algunas esquinas los Food Trucks aportaron su alternativa gastronómica.

Para aquellos que siguieron hasta el Monumento, una tremenda exposición de autos antiguos fue el premio frente a la sede del Correo y los amantes de la Casa de Papel aprovecharon para visitar el “Monumento a los Caídos” que presenta Netflix en la ciudad hasta este domingo. Pero los que doblaron en calle San Martín encontraron más propuestas comerciales, culinarias y con las opciones culturales del Centro Roberto Fontanarrosa a disposición, sumado a la exposición de las esculturas de personajes populares como Messi, Maradona, Olmedo….

Fue una idea generosa que movilizó a parte de la ciudad y que halló buena respuesta en este regreso paulatino a la vida pre covid. Y puede ser el primer paso para darle un color diferente a las peatonales y sacarlas de su habitual nocturnidad apacible.

Comentarios