Política

Causa de los cuadernos

Proponen shock de bancarización contra corrupción y evasión

"Dinero electrónico, el mejor antídoto contra la corrupción", es el título del informe del Instituto para el Desarrollo Social Argentino, en referencia a las causas que investiga la Justicia sobre el presunto pago de sobornos y maniobras ilícitas entre funcionarios y empresarios en la obra pública


"Dinero electrónico, el mejor antídoto contra la corrupción", es el título del último informe de Idesa.

Un shock de bancarización a través del uso masivo de dinero electrónico podría ser un factor clave para reducir los niveles de corrupción y evasión impositiva, consideró este domingo el Instituto para el Desarrollo Social Argentino (Idesa).

“Dinero electrónico, el mejor antídoto contra la corrupción”, es el título del último informe de la consultora, en referencia a las causas que investiga la Justicia sobre el presunto pago de sobornos y maniobras ilícitas entre funcionarios y empresarios en la obra pública.

Idesa consideró que “aunque demanda una compleja logística para su manipulación, el dinero en efectivo es un gran promotor y facilitador de la corrupción”.

Al respecto, señaló que “con sólo aproximarse a los niveles de evasión prevalecientes en Chile se podría cumplir con el objetivo de eliminar el déficit fiscal y todos los impuestos distorsivos”.

“Inducir al uso masivo de dinero electrónico sería un paso central para la decencia en la Argentina. No sólo porque se dificultaría la corrupción sino también la evasión impositiva”, señaló la entidad.

Asimismo, advirtió que “el gran desafío que deben sortear los involucrados con dinero ilegal no es tanto cómo conseguirlo sino la logística para recibirlo, transportarlo y ocultarlo”.

“La magnitud y complejidad de los problemas logísticos que plantea manipular dinero en efectivo depende de la moneda que se use”, explicó.

Al respecto, la consultora se refirió al caso de los bolsos de José López, quien pretendió ingresar a un convento unos 9 millones de dólares.

“Dado que el billete de mayor denominación en el dólar es el de 100 unidades, Lopez tuvo que usar 6 bolsos para transportar 900 fajos de billetes de 100 dólares. ¿Qué hubiera pasado si optaba por monedas de otros países?”, preguntó la compañía.

Según un reciente artículo de la revista Finance & Development del Fondo Monetario Internacional (FMI), si hubiera utilizado euros habría tenido que manipular 155 fajos de billetes lo cual implica que con solo un bolso le hubiera sido suficiente”.

“Si hubiera utilizado francos suizos habría tenido que manipular 90 fajos con lo cual con medio bolso o un bolso mucho más chico le bastaba”, estimó.

En un tercer caso, señaló que “si hubiera utilizado dólares de Singapur habría tenido que manipular solo 12 fajos de billetes con lo cual con una mochila colegial le sobraba”.

Para Idesa, “estos datos muestran que la complejidad en el proceso de transporte y ocultamiento de dinero en efectivo depende de la moneda que se use”.

“El billete de mayor denominación en euros es de 500, en francos suizos de 1.000 y en dólares de Singapur de 10.000. Si se hubieran usados algunas de estas monedas muchos hechos de corrupción no se habrían descubierto”, puntualizó.

Y concluyó: “Los bolsos, los cuadernos y las bóvedas no hubiesen sido necesarios o hubieran tenido un protagonismo mucho menor. Afortunadamente estas monedas son más fáciles de esconder pero más difíciles de usar porque cuentan con menos liquidez. Esto seguramente es lo que indujo a los implicados a optar por los dólares americanos”.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios