Política

Proyecto de Silvina Frana

Proponen más presupuesto para el Instituto Nacional de las Mujeres

La diputada nacional por Santa Fe, Silvina Frana, presentó un proyecto para que el presupuesto que Nación destina al Instituto Nacional de las Mujeres no sea inferior al 0,05% del total del Presupuesto de Gastos del Ministerio de Salud y Desarrollo Social


La diputada nacional por Santa Fe, Silvina Frana, presentó un proyecto para que el presupuesto que Nación destina al Instituto Nacional de las Mujeres (Inam) no sea inferior al 0,05% del total del Presupuesto de Gastos del Ministerio de Salud y Desarrollo Social.

Para 2019 se asignaron a esa repartición 264 millones de pesos, lo que en la práctica significan 11,60 pesos por mujer. De haberse aplicado el porcentaje que propone Frana, la cifra hubiera sido cuatro veces mayor. Además, el proyecto prevé que el 40% de esa asignación sea destinado al Plan Nacional de Acción para la Prevención, Asistencia y Erradicación de la Violencia contra las Mujeres y prohíbe que la partida asignada al Inam pueda ser utilizada para otros fines, lo que evitaría que el presupuesto sea subejecutado.

El proyecto de Silvina Frana insta a modificar el artículo 43º de la ley 26.485, destinada a la prevención, sanción y erradicación de la violencia contra las mujeres, promulgada en 2009. En ese punto, la normativa regula la partida presupuestaria destinada al Inam, organismo responsable de materializar los derechos reconocidos a las mujeres. Frana pretende que nunca quede por debajo del 0,05% del total del Presupuesto de Gastos del Ministerio de Salud y Desarrollo Social.

En el Presupuesto 2019 se asignó al Inam un total de 264,5 millones de pesos, en otros términos, apenas 11,60 pesos por mujer. “Cuando se debatió en Diputados, por un conjunto de argumentos no lo acompañamos. Entre otras cosas porque asignaba pocos recursos a políticas públicas que son clave: consumos problemáticos, niñez y lo designado al Inam”, dijo la legisladora de la Cámara baja nacional. “Consideramos que ese monto no es suficiente cuando en 2018 se registró un víctima de femicidio cada 31 horas, unos 278 femicidios en el año”, agregó.

Según los cálculos de la diputada del bloque Frente para la Victoria, de haberse aplicado ese porcentaje al calcular el Presupuesto 2019, la partida hubiera sido de 1.058 millones de pesos: el cuádruple de lo que efectivamente fue asignado. “Consideramos que debíamos definir como política de Estado a largo plazo un piso por debajo del cual no podía estar el presupuesto del Inam”, detalló Frana.

“A fines de junio (de 2019) evaluamos cuánto era lo que se había ejecutado de ese presupuesto, que por lógica, al estar a mitad de año, debería ser la mitad, pero nos encontramos con que era el 31%. Y además ese presupuesto ya no estaba en su totalidad: un 26% se había reasignado a otras partidas presupuestarias”, dijo la legisladora. Por estos motivos, el proyecto también propone que los fondos asignados al Inam sean intangibles, es decir, que no pueda ser reasignado para otros fines.

Además, la propuesta de Frana apunta a que el 40% del dinero que reciba el Inam deba derivarse al Plan de Prevención: “Hoy no existe un mínimo que deba ser asignado a tal fin. Además, lo que pretendemos con el proyecto es que lo que se disponga para el Inam sea intangible a lo largo del año. Eso por lo menos significaría una limitación a que esa partida pueda ser utilizada con cualquier otro destino”. Es decir, que el dinero que se asignó para que el Inam utilice a lo largo del año tenga que necesariamente ser utilizada en esa repartición.

El proyecto también prevé que el 40% del dinero asignado al Inam deba derivarse al Nacional de Acción para la Prevención, Asistencia y Erradicación de la Violencia contra las Mujeres. Hoy no existe un mínimo que deba ser asignado a tal fin.

“Los datos sobre lo presupuestado en el área y lo concretamente ejecutado revelan un manejo ineficaz de los recursos y la escasez de los mismos ante el crecimiento constante de los casos de violencia”, explicó Silvina Frana. Y continuó: “Los números nos ayudan a verificar la efectividad o no de un programa, pero no nos olvidamos que detrás de cada cifra hay una mujer sufriendo violencia de género y eso duele”.

Comentarios