Ciudad, Edición Impresa

Relanzamiento

Programa Línea Verde: la eficiencia energética en las empresas tiene crédito

El Banco Municipal entregó $70 millones y benefició 50 proyectos sustentables en industrias locales y de la región.


Con el objetivo de fomentar el cuidado del medio ambiente, una empresa de Rosario desarrolló tres modelos de bicicletas de entrenamiento sustentables, mediante las que se puede recargar el celular con la misma energía generada por el ejercicio físico. El proyecto, destinado principalmente a espacios públicos de todo el país, es uno de los 50 sustentables que fueron favorecidos por la línea de créditos verdes que desarrolla la Secretaría de Estado de la Energía de la Provincia y la Municipalidad de Rosario, en conjunto con el Banco Municipal. El programa tiene como objetivo financiar con una baja tasa de interés proyectos vinculados a la generación de energía renovable y de eficiencia energética y fue relanzado el jueves.

“Hacía tiempo que queríamos que los juegos generen energía y que los chicos tomen conocimiento del cuidado del medio ambiente. Empezamos a desarrollar tres aparatos saludables y autosustentables que generan energía para recargar celulares a partir del ejercicio físico: una bicicleta para trabajar brazos, spining y bicicleta reclinable. Mientras hacés ejercicio recargás tu celular, escuchás música, ya que viene con altoparlante, y si estás en forma nocturna se ilumina de noche. Esto es a través de un generador que desarrolló la empresa y que funciona con el propio desgaste de calorías”, explicó Ignacio Imaz acerca del proyecto denominado CrucyEnergy, perteneciente a la empresa Crucijuegos.

Nacida en 1992 como fabricantes de peloteros, la empresa viró hacia la fabricación de juegos de plazas en 2001. A partir de la crisis energética, surgió la iniciativa de transformar la energía que se genera en los espacios públicos a través del movimiento. Con ese objetivo, nació CruciEnergy, una serie de equipos de entrenamiento al aire libre que funcionan a partir de energía renovable.

El proyecto se financió a través de un crédito Línea Verde, otorgado por el Banco Municipal, que fue destinado a la matricería y desarrollo de tres unidades de aparatos sustentables y renovables, así como para la compra de maquinarias para producir los equipos en serie este año y el próximo.

“Nos ayudó a hacer este proyecto viable, con uno o dos clientes no hubiera sido posible. El crédito sirvió para hacer matricería, desarrollar el generador, la placa madre y estamos disponibles para producirlo en serie. Ya hay 20 estaciones saludables y viene con buena proyección”, destacó Imaz, y sostuvo que el objetivo es alcanzar a todas las localidades del país.

En la actualidad, están disponibles en el Monumento a la Bandera, parque Urquiza, parque Alem, Florida, parque Scalabrini Ortiz y aeropuerto; en tanto, también están funcionando en Buenos Aires, La Rioja, Córdoba, Santiago del Estero y sur del país.

“La proyección es muy buena, la idea es que este sistema esté también en los juegos mismos del espacio público, como por ejemplo, la calesita. Nuestro sueño es que a la noche se iluminen los espacios públicos mediante las calorías consumidas por los usuarios en el ejercicio. El inconveniente es que ese proyecto lleva baterías de alto mantenimiento que son complicadas de instalar en espacios públicos. Queremos lograr que haya poco mantenimiento, así que estamos probando con paneles solares”, explicó el representante de Crucijuegos.

Más rentabilidad

Entre los 50 proyectos financiados hasta el momento se destacan los destinados a mejorar la eficiencia energética en la producción, a partir de la modificación o implementación de nuevos equipos.

En ese sentido, uno de los proyectos acreditados para obtener línea verde pertenece a la empresa de aluminio Essen y se trata de la instalación de módulos fotovoltaicos en red con la cooperativa eléctrica de Venado Tuerto.

Según el diseño del proyecto, la inversión permitirá adquirir el equipamiento necesario para inyectar energía eléctrica a la red de baja tensión por parte de la Cooperativa de Venado Tuerto a partir de módulos fotovoltaicos. El proyecto tiene un impacto favorable en el ambiente gracias a la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero que se logra al sustituir fuentes de energías fósiles por renovables, como la solar.

La fábrica de helados Yomo fue otra de las beneficiadas con el crédito de Línea Verde mediante un proyecto de eficiencia energética para reemplazar un sistema de procesos térmicos convencional por uno más eficiente. Según indicaron, el nuevo sistema permitirá un ahorro de energía en las unidades de generación de frío de 13.25 por ciento, con el consecuente ahorro económico que implica. A su vez, al tratarse de un proceso sin riesgo de rotura por congelamiento del agua, no requiere la compra de insumos anticongelantes, conlleva menos posibilidades de que se detenga la producción de elaboración de alimentos y requiere menor mantenimiento.

En cuanto a las energías renovables, la empresa láctea Verónica, de la localidad de Clason, presentó un proyecto para la generación de metano biológico a partir de efluentes agroindustriales y residuos agropecuarios. La construcción de esta planta de tratamiento de efluentes permitirá un ahorro energético en la fábrica dado que el biogás producido se utilizará como sustituto parcial del fuel oil que actualmente la empresa utiliza para generar vapor en los procesos.

El ahorro energético se estima que será de 52 toneladas al mes de dicho combustible. La tecnología a instalar permitirá sustituir un insumo derivado del petróleo (fuel oil) por otro proveniente de recursos renovables (biogás), impactando positivamente en el medio ambiente, a la vez que se obtendrán como subproductos del biodigestor fertilizantes útiles para agro.

Programa Línea Verde

La Secretaría de Estado de la Energía de la Provincia y la Municipalidad de Rosario, en conjunto con el Banco Municipal, relanzó el programa crediticio denominado Línea Verde. El crédito tiene como objetivo financiar proyectos vinculados a la generación de energía renovable y de eficiencia energética en el sector industrial, con tasas de interés menores al 20 por ciento. Hasta el momento, el banco entregó 70 millones de pesos que fueron destinados a 50 proyectos de Rosario y la región.

“El objetivo principal es tener una herramienta que le sirva a las empresas e industrias. La industria tiene un rol importante porque es la que consume grandes cantidades de energía y gracias a este estímulo podemos generar ahorro e inversión de energía renovable”, señaló Maximiliano Neri, subsecretario de Energías Renovables. El área es la encargada de prestar soporte y realizar la evaluación técnica de los proyectos que se presentan y que son derivados al banco para la tramitación del crédito.

“Con un proyecto de eficiencia energética medio podés llegar a ahorrar un 30 por ciento de energía. Antes de producir energía renovable, está el ahorro de energía, que es más rentable que la energía renovable”, agregó el subsecretario.

La línea verde se otorga a una tasa preferencial, financiando el 80 por ciento del total del proyecto, hasta 36 meses, con un mínimo por proyecto de  40.000  pesos y un máximo según calificación.

El ingreso de la documentación deberá realizarse en la Secretaría de Estado de la Energía (Santa Fe 1950), en tanto la financiación deberá estar acordada con el Banco Municipal de Rosario.

Comentarios