Ciudad, Edición Impresa

para cuidar a los chicos

Profundizan el vínculo con instituciones que contienen a jóvenes


La Municipalidad de Rosario firmó convenios con organizaciones sociales para cumplir con los objetivos establecidos en el Programa Infantil Educativo (PIE), que forma parte de las políticas sociales del Estado local desde 2015. El PIE funciona en 31 Centros de Convivencia Barrial que están en lugares estratégicos de los diferentes distritos de la ciudad. Son los espacios desde los que se desarrolla primordialmente el trabajo socioeducativo con niños y niñas, además del que se realiza con otras franjas etarias, y con las familias en su integralidad. La Secretaría de Desarrollo Social asume la responsabilidad de asistir técnica y financieramente a las instituciones, en busca de aunar esfuerzos para fortalecer el Sistema de Protección Integral de Niñas, Niños y Adolescentes.

Viajando

La secretaria de Desarrollo Social, Laura Capilla, junto a la directora de Infancias y Familias, Silvia Pezzoni, visita regularmente organizaciones que trabajan con niños y niñas. En cada encuentro ambas funcionarias acercan a los referentes de las instituciones una copia del documento que detalla los objetivos del PIE. Incluye las líneas de acción propuestas y firman el convenio de trabajo. Además, relevan condiciones de trabajo de cada organización, para articular acciones y tender redes a nivel territorial. La directora de Infancias y Familias, Silvia Pezzoni, comentó que la idea es trasladar la lógica de trabajo de los Centros de Convivencia Barrial a las organizaciones. Eso incluye lo pedagógico, nutricional, ambiental y edilicio. “Hacemos reuniones tanto con directivos como con los educadores para poder pensar cosas en conjunto y crecer entre todos. Sumamos el aporte económico para acompañar el desarrollo de los niños y niñas que concurren a cada institución”, explicaron desde el municipio.

De acuerdo con Pezzoni tratan de generar un sistema de cuidado, que implica no sólo la protección de niños, niñas y adolescentes, tal cual lo dice la ley, sino también el despliegue de una serie de acciones preventivas que colaboran reforzando las figuras parentales, las relaciones familiares, los vínculos sociales y de convivencia, como para no llegar a situaciones extremas de vulneración de derechos. “Hacemos un acompañamiento en todas las franjas de edades. Desde que la mamá queda embarazada hasta que el niño cumple 18 años de edad, a través de diferentes propuestas de trabajo, de juegos y aprendizajes. Lo abordamos desde distintos lenguajes –musical, plástico, literario–, para aprender a vivir con otros de un modo sano y respetuoso por el otro”.

Experiencias en territorio

El Centro de Día de Obra de Protección y Rehabilitación de la Orfandad y Villas Infantiles (Oprovi) está ubicado en el distrito Oeste. Funciona por la tarde, de 13 a 16.30, brindando actividades socioeducativas para niños y niñas de 7 a 12 años. María Victoria Goicochea, coordinadora del Centro de Día, contó que los chicos y chicas llegan a través de derivaciones de las escuelas del barrio, del centro de salud, o por pedido de los mismos padres. “Algunos vienen con la idea de recibir ayuda para hacer la tarea y se encuentran con que la propuesta incluye una gran variedad de talleres, como música, plástica, cocina, cine y cuentos”, explicó Goicochea, y señaló que el trabajo incluye entrevistas y se hacen derivaciones de acuerdo con las problemáticas que puedan surgir. “Las actividades realizan a diario sirven para generar lazos, para compartir, para transmitir algo. Lo que buscamos es cumplir más que nada con una función de contención”, contó la coordinadora.

El Jardín de Infantes Cariñitos, creado en 1993 por la Asociación Mutual de Ayuda al Prójimo (Amap) Casa de Luxemburgo, recibe a diario a 80 niños y niñas entre 2 y 5 años. Pablo Cerso, director ejecutivo de la institución, destacó la importancia del aporte del municipio para el trabajo que realizan diariamente. “Ayuda al fortalecimiento institucional y se traduce en beneficios para quienes asisten a nuestras actividades. Nos permite contar con más recursos que posibilitan contratar profesionales como fonoaudiólogos o asistentes sociales”, dijo Cerso. “Da una mayor estabilidad a nuestro trabajo, cosa que no es fácil para las organizaciones no gubernamentales”, agregó.

Incluidas

Entre las organizaciones que tienen convenio con el municipio están el Centro de Desarrollo y Promoción Familiar (pasaje Puerto Belgrano 146 bis), la Institución de Religiosas Adoratrices Esclavas del Santísimo Sacramento (Balcarce 3436), la Institución Salesiana Nuestra Señora del Rosario-Centro de día Saltimbanqui (Puelche 128 Bis), la Asociación Rosarina de Ayuda Solidaria 4 Vientos (El Chajá 8790), la Asociación Civil Chicos (Mendoza 1247), el Instituto para el Desarrollo Comunitario (Idec) (Amenábar 4325), el Movimiento Ecuménico de los Derechos Humanos (José Ingenieros 7908), la Asociación Civil Vecinos para el Progreso (Río Negro 6336), la Asociación Vecinal 20 de Junio Oeste (Ecuador 645 bis), la Agrupación El Ombú (Kennedy y Los Granaderos), la Asociación Civil Todos por Todos (Junín 1262), y la Asociación Vecinal 13 de Marzo (Magallanes 3865).

Un programa para la infancia

El Programa Infantil Educativo (PIE) promueve procesos de inclusión e integración sociopedagógica que contemplen el desarrollo integral de niños y niñas en situación de vulnerabilidad social. Trabaja para que cada niño y niña se integre a la sociedad en el marco de una familia que lo contenga y apoye. Al mismo tiempo busca que adquieran habilidades para constituirse en agentes activos de su propio desarrollo a través de diferentes entornos de aprendizaje.

Las propuestas socioeducativas se desarrollan a través de los 31 Centros de Convivencia Barrial, ubicados en todos los distritos de la ciudad. También llegan a los chicos a través del trabajo coordinado con las organizaciones de la sociedad civil, que son reconocidas por el Estado local como actores centrales para atender de manera integral las necesidades de las infancias.

El PIE forma parte de las políticas sociales del Estado municipal desde 2015. Depende de la Secretaría de Desarrollo Social, que asume la responsabilidad de asistir técnica y financieramente a las instituciones, en busca de aunar esfuerzos para fortalecer el Sistema de Protección Integral de Niñas, Niños y Adolescentes.

Comentarios