Edición Impresa, Policiales

Caso María Luján

Prisión preventiva por abuso sexual

Es para el padre del novio de la víctima, que fue detenido esta semana.


A veces las cuestiones de género superan los lazos de sangre. O tal vez la posibilidad de ponerse en el lugar del otro.

Es que a María Luján, una adolescente que el 11 de julio pasado desapareció de su casa, nadie la buscó durante cinco días pese a la denuncia policial que hizo su madre. Fue una sobrina de su novio y captor la que la rescató del lugar donde estaba cautiva. La chica denunció al padre de su novio por abuso sexual, pero el acusado permanecía prófugo.

Hasta que la esposa del sospechoso, de más de 70 años, se enteró donde estaba y lo denunció. Ayer, el hombre fue imputado y la jueza le dictó la prisión preventiva sin plazo.

María Luján faltó de su casa el 11 de julio. Rita, su mamá, había denunciado su desaparición en la seccional 32ª, pero recién el martes 12 le tomaron el reclamo y no fue hasta el viernes 15 que el Ministerio Público de la Acusación (MPA) tuvo conocimiento del caso. A cinco días de estar desaparecida comenzó oficialmente la búsqueda, se activó el protocolo correspondiente y su rostro se volvió público. En la madrugada de su cumpleaños número 15, el 17 de julio, y con la ayuda de una chica que vio la noticia, María Luján logró escapar de una casa en el barrio La Granada, donde denunció que fue violada por el padre de un chico que había conocido por Facebook. La Fiscalía ordenó investigar a todo el personal de la cuestionada dependencia policial.

Por el caso fue detenido el joven que conoció a través de Facebook. Facundo, de 16 años, que está preso en el Irar. Un hermano del muchacho, que tiene 20 años, también fue detenido por un delito que cometió después del abuso y está preso en Coronda.

El único que se encontraba prófugo era Jorge, el padre de Facundo, que fue entregado por su propia madre a la Justicia.

Rita contó que su hija conoció a través de la red social a Facundo. El 11 de julio se fue con él y, como no regresaba,  hizo la denuncia en la comisaría 32ª, que tiene jurisdicción en Godoy, el barrio donde vive con su familia. En la seccional no le tomaron el reclamo hasta el 12, cuando la mujer volvió y se quedó hasta que le dieran un comprobante de la denuncia.

En los días siguientes la mujer preguntó reiteradamente en la comisaría, sin obtener respuesta alguna. “Para ellos era una calentura, por eso no se movieron, yo estaba sola buscándola por todos lados”, contó Rita cuando su hija estaba desaparecida. Recién el viernes, cuando se contactó con la referente del Movimiento Evita Alejandra Fedele, el caso llegó a la Fiscalía. Por la noche Rita y sus familiares se reunieron en el edificio del MPA con los fiscales de turno, con Adrián Spelta –en suplencia en la feria judicial del fiscal regional, Jorge Baclini– y referentes del Movimiento Evita.

Según un portavoz judicial, las actuaciones comenzaron el viernes a las 19.30 cuando se tomó conocimiento del hecho.

El caso tomó trascendencia pública con la edición del sábado 16 de julio de El Ciudadano. Pero incluso en algunas de las instituciones estatales que por protocolo tienen que intervenir en estos casos los funcionarios se enteraban del caso a través de la consulta de los periodistas de este diario. Todo surgió a partir de las declaraciones de Fedele, que denunciaba inacción oficial y cuestionaba la falta de aplicación del protocolo correspondiente en casos de desaparición de personas.

Lujan apareció el 17 de julio. Según contó su mamá, la chica estuvo encerrada contra su voluntad en una casa en barrio La Granada, en Moreno al 5900, a la que fue con Facundo y donde el padre de éste abusó de ella.

La chica logró escapar gracias a la ayuda de una prima de Facundo, que la reconoció al ver la noticia en las redes sociales.

Ayer, el acusado prestó declaración y negó los hechos. Dijo que María Luján era la novia de su hijo y que no la había tocado, ya que él estuvo en el casino. Dijo además que su sobrina llegó a la casa con cuatro hombres armados con navajas, quienes tiraron la puerta abajo, le pegaron una puñalada y se llevaron a la chica.

Comentarios