Policiales

Violencia de género

Prisión preventiva para el femicida de Rufino

Así lo dispuso el juez Leandro Martín en audiencia cautelar realizada este miércoles a la mañana en la sede de los tribunales de Venado Tuerto. Walter Cejas, de 24 años, está acusado de asesinar a puñaladas a su ex pareja Katherine Quinteros, de 18 años, el pasado miércoles 14 de febrero.


El juez Leandro Martín ordenó la prisión preventiva de Walter Cejas. Foto: Gentileza Venado24

En audiencia cautelar realizada este miércoles a la mañana en la sede de los tribunales de Venado Tuerto, el juez Leandro Martín ordenó la prisión preventiva de Walter Cejas acusado del femicidio de Katherine Quinteros, de 18 años, ocurrido el pasado miércoles 14 de febrero en Rufino.

Según informó el diario digital Venado 24 el fiscal a cargo de la investigación de la causa, Horacio Pueyrredón, presentó abundante evidencia que permitió en esta etapa imputar al sospechoso, de 24 años, por el homicidio de la joven madre que fue su pareja hasta diciembre pasado. Mientras que la defensa pública a cargo de Pablo Domínguez y Cecilia Tosco, solicitó que siga el tratamiento psiquiátrico del imputado para evitar que se autolesione, atento al estado de angustia que detenta.

Según lo relatado en nota realizada por Radio Jota FM 98.3 en la audiencia de este miércoles por la mañana se detallaron datos escalofriantes de las horas previas y posteriores al crimen, en las que se evidencia que Walter Cejas –el detenido– había anunciado que mataría a Katherine y también había manifestado en varias oportunidades que se quitaría la vida.

Así se alegó que Cejas estaba en una situación psíquica peligrosamente frágil, tras haberse enterado que Katherine estaba formando una nueva pareja. Incluso estuvo siendo asistido psiquiátricamente en los días y horas previas al femicidio, pero sólo se le advirtió a su familia que el joven debía seguir un tratamiento psiquiátrico y no se le dio aviso a las autoridades judiciales para que actúen con celeridad al respecto.

También se dijo en la audiencia que luego de herir mortalmente a la víctima, Cejas escapó y no se enteró que la chica había muerto (creyó que sólo la había herido) y que se enteró de la consecuencia final al llegar al Juzgado el lunes a la audiencia imputativa, por lo cual tuvo una crisis de nervios que le impidió afrontar la misma.

La noche del horror

Katherine Quinteros tenía 18 años y fue asesinada a puñaladas delante de sus hijas mellizas y un hermano en su casa de Rufino, y por el femicidio detuvieron a su ex pareja en una estación de servicio cuando intentaba escapar.

El hecho ocurrió el pasado miércoles 14 de febrero, cerca de las 21, en el interior del inmueble de calle Carlos Gardel al 1500, de Rufino, a 260 kilómetros de Rosario, donde residía la víctima.

Según las primeras informaciones, la ex pareja de la mujer entró por la fuerza a la casa, la tomó del cabello delante de sus hijas y su hermano menor, y la arrastró hasta el patio donde la apuñaló y luego escapó.

La víctima recibió un cuchillazo en el brazo izquierdo y otro en el pecho a la altura del corazón que le provocó la muerte en el acto, detallaron las fuentes.

Tras el ataque, el hermano de Katherine avisó a la Policía que montó un operativo cerrojo para buscar al presunto femicida, identificado como Walter Cejas (24), y cerca de las 4 lo capturaron en una estación de servicio situada en el cruce de las rutas 7 y 33.

Rufino ya había sido conmocionada por el femicidio de Chiara Pérez, de 14 años, asesinada a golpes por su novio, Manuel Mansilla (de 18) el 10 de mayo de 2014, lo que derivó en la primera movilización de repudio a la violencia machista en la que se utilizó la consigna “Ni una menos”.

Si te gustó esta nota, compartila