Policiales

Muertes de David y Ema

Principal acusado fue internado en un psiquiátrico

Uno de los principales acusados por el doble homicidio de David Campos y Emanuel Medina pasó de la cárcel a una clínica psiquiátrica sin que el juez y el fiscal supieran de la situación.


Uno de los principales acusados por el doble homicidio de David Campos y Emanuel Medina pasó de la cárcel a una clínica psiquiátrica sin que el juez y el fiscal supieran de la situación. Además, desde este jueves otros tres policías esperarán el juicio en su casa, al igual que los otros 13 encausados.

El fiscal Adrián Spelta que está a cargo de la investigación por el doble crimen de David y Emanuel abrió la audiencia de este juevesr con la consulta de por qué no estaba el policía del Comando Radioeléctrico (CRE) Alejandro Bustos en la sala. Spelta explicó que pidió que esté presente debido a que se enteró que se había internado en una clínica psiquiátrica sin autorización judicial. Cuando pasó esa situación, el policía –acusado de homicidio calificado– estaba alojado en la comisaría 10ª con prisión preventiva sin plazo.

“El juez por Héctor Núñez Cartelle tampoco sabía nada por lo que pidió un cuarto intermedio de 24 horas para que el médico forense lo examine. Pensamos que el lunes o martes será la audiencia de Bustos. Los familiares estamos en alerta para ver qué pasa con esta situación”, explicó Germán, hermano de David.

Por su parte, la defensa explicó que fue notificada la internación a la Oficina de Gestión Judicial (OGJ). Esta situación se resolverá en una próxima audiencia, cuando se sepa el diagnóstico del cuadro clínico al que llegó la Junta Médica, explicaron fuentes judiciales.

La audiencia continuó con la revisión de las medidas cautelares de Adolfo E., de la Policía de Acción Táctica (PAT); Paola C. (CRE) y Fernando V. (CRE). Estos uniformados están acusados por encubrimiento y falsedad ideológica y eran los últimos con prisión preventiva efectiva. “Estamos tristes, angustiados y un poco enojados con la decisión del juez porque recuperaron la libertad”, dijo Germán.

Para el hermano de David estos tres policías tienen más responsabilidad en el encubrimiento que los demás, porque tuvieron participación directa en el armado del acta y estuvieron a escasos metros de las víctimas. “El juez tuvo en cuenta que el jefe de ellos –por el policía Hugo B. jefe de tercio del Comando Radioeléctrico– recibió la prisión domiciliaria a finales de enero pasado y estaba acusado por lo mismo. Así que tomó como base esa resolución”, explicó Germán.

De los 18 policías involucrados: los dos únicos que quedaron en prisión preventiva son Bustos y Leonel Mendoza, ambos acusados por homicidio calificado. Los demás esperarán el juicio en libertad o en prisión domiciliaria.

El caso

Alejandro Emanuel Medina, de 32 años, y David Ezequiel Campos, de 28, salieron la noche del jueves 22 de junio de 2017. Fueron a un boliche. Ya cerca de las 11, cuando Emanuel manejaba el Volkswagen UP de David, se inició una persecución policial en zona sur que duró media hora. Las víctimas chocaron contra un árbol, en Callao al 5700. Ese lugar se llenó de policías. Pasaron unos minutos: Emanuel terminó con 9 orificios de bala y David con cuatro.

A dos meses y medio del doble homicidio, 18 policías fueron imputados: 17 por encubrimiento doblemente agravado y falsedad ideológica de documento público. Mientras que Bustos quedó acusado por homicidio calificado.

El caso tuvo otro giro a finales de octubre, el fiscal ofreció nuevas pruebas que complicaron a Mendoza. Tras ello, el policía de la PAT  fue acusado por homicidio y no por encubrimiento doblemente agravado por su carácter de funcionario público con falsedad ideológica, como quedaron los otros 16 uniformados.

Si te gustó esta nota, compartila