Ciudad, Edición Impresa

Seguridad

Prevención del delito: habrá más controles a motos y comercios

La intendenta Fein anunció medidas como respuesta a los hechos de violencia de los últimos días.


La intendenta Mónica Fein anunció ayer una serie de medidas que buscan disminuir los índices de delito y violencia que aquejan a la ciudad y que en los últimos días parecen haber recrudecido. La idea es incrementar los operativos de controles sobre motociclistas en horarios nocturnos, enviar al Concejo una ordenanza que obligue a la identificación de cascos con patentes y realizar un reempadronamiento comercial de rubros como armerías, locales de venta de teléfonos celulares y desarmaderos.

Los anuncios se dieron en el marco de una reunión que previamente funcionaros locales tuvieron con pares provinciales (participó el ministro de Seguridad provincial, Maximiliano Pullaro) y concejales en la sede del Palacio de los Leones. También formaron parte la fiscal federal Adriana Saccone y el jefe de los fiscales de la región, Jorge Baclini.

Algunas de las propuestas que expuso la mandataria ya están en marcha y serán reforzadas. Otras, en tanto, fueron enviadas hace tiempo al Concejo Municipal. Mientras que habrá proyectos que llegarán ahora.

Precisamente, lo más novedoso es la iniciativa que ingresará en breve al Palacio Vassallo y busca establecer que el casco de cada motociclista lleve impreso el número de patente del vehículo que conduce.

“Esta identificación obligatoria permitirá ver si el que maneja es el titular. De esta manera se podrá divisar a posibles autores de robos de motos. Hay que recordar que tenemos más de 180 mil circulando en la ciudad”, explicó la mandataria.

En ese marco, Fein dijo que también será vital el aprovechamiento del sistema de cámaras públicas.

Desde hace tiempo el Ejecutivo viene buscando que la videovigilancia también sea útil para detectar contravenciones de tránsito y labrar multas. La propuesta lleva años en el Concejo y la oposición la mantiene frenada. Se acusa al Ejecutivo de cambiar el objetivo y querer utilizar así esos lentes con fin recaudatorio.

Fein negó una vez más esa imputación y dijo que las cámaras podrían ser ahora un elemento muy importante para el control de las motos.

También recordó que la idea es poner en funcionamiento 40 nuevos dispositivos en semáforos en breve. “De todas formas, a pesar de la ubicación, eso no tiene como único objetivo verificar el paso en rojo. Sino también detectar cuando se circula a alta velocidad o algunas acciones que pueda servirnos para perseguir delitos. Está claro que no tenemos objetivo económico con esta medida. De hecho, estamos dispuestos a que lo recaudado vaya a un fondo especial de seguridad”, aclaró la mandataria.

Esta última modificación que apenas deslizó ayer Fein podría ser ahora la clave para destrabar la iniciativa en el Palacio Vasallo.

En tanto, la intendenta agregó que se profundizarán los controles sobre las motos con más de un pasajero a bordo en horario nocturno, entre las 19 y las 7. Este punto también promete traer polémica ya que, según algunos ediles opositores, se sigue estigmatizando a quienes circulan en esos vehículos.

“Muchos delitos están relacionados con motos con dos pasajeros. Vamos a reforzar los controles junto a las fuerzas policiales para buscar la posibilidad de que alguna sea robada y detener a los autores del hecho. También se buscará armas de fuego que puedan tener. Sabemos que muchos usan este tipo de rodados para trabajar y por jerarquizamos el horario nocturno”, insistió.

En materia de fiscalización comercial, la mandataria anunció que negocios de diversos rubros deberán reempadronarse y se establecerán nuevos requisitos sobre la operatoria, origen de capital y titulares habilitados.

En el caso de las armerías, además del cumplimiento de la ordenanza que las regula, se pedirá a los dueños certificados de antecedentes penales, planilla prontuaria y la declaración de venta de municiones. En caso de existir inconsistencias se elevará la denuncia al Renar (Registro Nacional de Armas), apuntó Fein.

Sobre los talleres mecánicos se realizarán además controles con la Policía provincial a fin de detectar vehículos o repuestos robados. Mientras que a los desarmaderos se les pedirá la inscripción en dos registros, uno provincial y otro nacional. En caso de detectar problemas con la mercadería, constatado por factura, los locales se clausurarán definitivamente y tendrán una inhabilitación comercial por 5 años.

La lupa también se posará sobre los empresarios de la noche y espectáculos públicos con la idea de indagar sobre el origen de los fondos buscando identificar a los propietarios. Con respecto a la compra y venta de celulares y accesorios se exigirá, además, un registro de las líneas que habilitan y el dominio de los chips que se entregan.

La intendenta explicó que se planea reformular el esquema de fiscalización, masificando la presencia a partir de unir inspectores de distintas áreas municipales. Se proponen también intervenciones urbanas destinadas en puntos ya identificados como circuitos delictivos. Allí se intentará colocar retardadores de velocidad, barreras, radares fijos y cámaras de seguridad en semáforos.

Fein también informó que ya tiene agendada para la semana próxima reunión con la ministra de Seguridad nacional, Patricia Bullrich. “La idea es programar nuevamente las actividades que realiza Gendarmería en la ciudad”, sostuvo la mandataria.

Concejales disconformes con los anuncios

Concejales opositores que estuvieron en la reunión reiteraron sus críticas al Ejecutivo local y el provincial y no mostraron aún su total acuerdo con la iniciativa que la intendenta Mónica Fein enviará al Palacio Vasallo y que busca identificar en los cascos de los motociclistas con la patente del vehículo que conducen.

El justicialista Diego Giuliano insistió con su idea de declarar a la ciudad en emergencia en seguridad y dijo que eso sería útil para que el municipio haga su aporte y “así vengan los 80 patrulleros que están faltando”.

En tanto, Caren Tepp, de Ciudad Futura, relató que en el cónclave entregó un proyecto de esa fuerza política, el cual busca “sentar a los distintos actores involucrados en la seguridad con un protocolo de actuación que se active en momentos de crisis”. “De esta forma la ciudadanía puede conocer los planes que se tienen en la materia”, agregó.

El único que hizo referencia directa a los proyectos del Ejecutivo fue Carlos Cardozo, del PRO. “Nosotros podemos trabajar con ordenanzas que tengan que ver con identificar a las motocicletas. Ahora, pensamos que sería mucho más razonable una ley provincial que abarque a todos los municipios para no trabajar de manera segmentada”, sostuvo el edil.

Comentarios