Ciudad

Prestadores de diálisis de Santa Fe no atenderán nuevos afiliados de Pami

La medida fue dispuesta tras infructuosas reuniones mantenidas con autoridades de Pami que no dieron respuestas a los reclamos públicamente planteados por los prestadores


La medida fue dispuesta tras infructuosas reuniones mantenidas con autoridades del PAMI que no dieron respuestas a los reclamos públicamente planteados por los prestadores.

La Asociación de Prestadores de Diálisis y Trasplantes de la provincia de Santa Fe indicó este viernes en un comunicado que tras múltiples reuniones mantenidas con las autoridades de la obra social Programa de Atención Médica Integral (Pami) central, los prestadores de diálisis y trasplantes de todo el país nucleados en la Confederación Argentina de Diálisis de la República Argentina (Cadra) resolvieron no admitir nuevos ingresos de afiliados a Pami que requieran ser sometidos a diálisis a partir del próximo miércoles 9 de diciembre.

Según planteó la asociación, la medida fue dispuesta tras infructuosas reuniones mantenidas con autoridades de Pami que no dieron respuestas a los reclamos públicamente planteados por los prestadores.

Los motivos que esgrimió la asociación de profesionales para tomar esa decisión tienen como eje central la pérdida de poder adquisitivo y la falta de acuerdos para mitigar esa realidad: “Los prestadores brindaron tiempo más que suficiente a las autoridades de la obra social de los jubilados y no se obtuvo ninguna respuesta favorable en relación a la solicitud de recomposición de los valores prestacionales que perciben para la concreción de la prestación”.

Los prestadores adujeron que “esta realidad, potenciada por el impacto de las exigencias que impone el contexto del covid-19, no tuvo el debido acompañamiento por parte de las autoridades de Pami”.

La asociación expuso que “los centros prestadores de diálisis cumplieron –y cumplen– con las exigencias dispuestas por el Ministerio de Salud de la Nación ante esta nueva realidad para garantizar las prestaciones en condiciones de máxima bioseguridad teniendo en cuenta las características del proceso de diálisis”.

Un contexto que “implicó refuncionalizar los centros de prestación y fortalecer los equipos de técnicos y profesionales para afrontar eventuales cuarentenas del personal en caso de covid positivo”.

Los vaivenes del dólar, dijeron los prestadores, aportan otro escollo en la compra de materiales inherentes a la labor, entre otros incrementos de precios: “No se puede soslayar el impacto que tiene la abrupta variación del tipo de cambio con incidencia directa en la adquisición de insumos y tecnología importados. Esto provoca distorsiones y aumentos desmedidos en precios de medicamentos y descartables que se utilizan. Se suman a esto los aumentos correspondientes a honorarios profesionales, servicios, transporte de pacientes –a cargo de los prestadores– y seguros”.

Semejante realidad, describió la asociación de prestadores que preside el doctor Marcelo Farías, ameritó el corte de servicios de diálisis a afiliados a Pami desde el miércoles 9 de diciembre. “El escenario descripto torna inviable aceptar el ingreso de nuevos pacientes pues se trata de un servicio de alta complejidad y alto riesgo que exige como tal el cumplimiento efectivo de altísimos estándares de calidad que garanticen seguridad en la prestación”, justificaron.

Comentarios