Edición Impresa, Política, Últimas

Presentes en las fotos

Los querellantes de la causa Díaz Bessone (ex Feced) podrán ingresar a las audiencias con el retrato de sus familiares desaparecidos por determinación de dos de los tres jueces que integran el Tribunal.

“Es un pequeño paso adelante, una manera de tenerlos presentes en la sala”, señaló Juan Emilio Basso, integrante de la agrupación Hijos Rosario quien relató cómo ayer, en silencio, en medio de la lectura de la audiencia oral y pública que se lleva a delante en los Tribunales Federales de Rosario en la denominada causa Díaz Bessone (ex Feced), familiares de las víctimas mostraron sus fotos.

Esto provocó que el Tribunal dispusiera un cuarto intermedio de diez minutos y ante la observación a los abogados de la querella, hizo intervenir al fiscal Gonzalo Stara quien consultó a los abogados de los represores si objetaban la presencia de las imágenes y éstos no pusieron reparos.

Entonces los tres integrantes del jurado votaron por dos a uno que las fotos ingresen a la sala: Otmar Paulucci y Beatriz Cavallero de Barabani dieron el sí ante la postura contraria de Jorge Venegas Echagüe.

Durante otros intentos en vano por mostrar las pancartas, en la pasada causa conocida como Quinta de Funes y Fábrica de Armas, las distintas agrupaciones de derechos humanos habían solicitado permiso por escrito. “Pero nunca nos contestaron, por eso hoy (por ayer) tomamos la determinación de presentarnos con las fotos porque es una manera de decir presente, cuando el Tribunal lo interpretaba como una provocación”, señaló Basso a El Ciudadano. Se vivió un momento de tensión cuando los jueces llamaron a un cuarto intermedio de diez minutos y se provocó el cruce entre los abogados de las partes. “Ahí nos pidieron que no ingresemos con las imágenes en la sala porque de lo contrario no íbamos a poder entrar ni permanecer en el lugar. No estamos de acuerdo con esa medida, ya que se trata de nuestros seres queridos y es la única manera de tenerlos presentes delante de las personas que los torturaron, los mataron y son los responsables de hacerlos desaparecer”, agregó el integrante de Hijos.

El proceso abarca delitos de homicidio, tortura y secuestro que tuvieron lugar en el mayor centro clandestino de detención de la última dictadura en Santa Fe, el Servicio de Informaciones (SI) de la ex Jefatura de Policía de Rosario, ubicado en San Lorenzo y Dorrego.

El proceso oral y público por lo ocurrido en El Pozo se estima que llevará cerca de un año. Sólo la primera etapa de la lectura de la elevación a juicio llevará varias semanas.

Los acusados son Ramón Genaro Díaz Bessone, José Rubén Lo Fiego, Mario Alfredo Marcote, Ramón Vergara, José Carlos Scortechini y el civil Ricardo Chomicky.

Comentarios