Economía

Recorte

Presentaron el trazo grueso del presupuesto del ajuste

Entre las improbables proyecciones para la economía del 2019, el gobierno calculó una inflación del 23% y un dólar de 40,10 pesos. “Hay que avanzar más rápido para el equilibrio fiscal, con el fin de reducir la vulnerabilidad”, dijo Dujovne


Los lineamientos centrales del proyecto de presupuesto 2019 fueron presentados por el ministro Dujovne.

El gobierno nacional presentó este lunes el proyecto de Presupuesto 2019, que contiene una meta de inflación anual del 23% y prevé una caída de la actividad económica del 0,5% (este año será del 2,4%). Además, en el texto enviado al Congreso, se estima la cotización del dólar en los mismos valores actuales: 40,10 pesos.

El objetivo de máxima del gobierno de Mauricio Macri es alcanzar durante 2019 el déficit primario cero –igual cantidad de ingresos que de gastos, sin contar el pago de la deuda externa– de tal forma de acceder en forma anticipada a los desembolsos del FMI previstos inicialmente para los años 2020 y 2021.

Los lineamientos centrales del proyecto de presupuesto 2019 fueron presentados por el ministro de Hacienda de la Nación, Nicolás Dujovne, junto al presidente de la Comisión de Presupuesto de la Cámara baba, el diputado santafesino Luciano Laspina (PRO).
En su presentación, el ministro Dujovne estimó necesario “avanzar más rápido para el equilibrio fiscal, con el fin de reducir la vulnerabilidad”.

Para alcanzar esa meta –algo que ocurriría por primera vez desde 2009, según remarcó Dujovne–, la Nación hará una fuerte poda del gasto público –500 mil millones de pesos, de los cuales 100 mil millones corresponden a las provincias– y además restituirá retenciones fijas a las exportaciones, para mejorar los ingresos.

Menos inflación

El gobierno de Cambiemos estima una inflación punta a punta del 23% para 2019, aunque podría ser más elevada debido al “arrastre de 2018”, según se puede leer en el proyecto de ley. La meta del 10 al 12% prevista en el presupuesto 2018 no se cumplió; por el contrario, el año cerrará con una suba de precios superior al 40%.

No obstante, el gobierno nacional estima “una desaceleración de la inflación durante 2019, luego del shock inflacionario de los últimos meses de 2018”, según afirmó el propio Dujovne.

Dólar dibujado

Otra de las metas de difícil cumplimiento es la cotización del dólar para el año próximo. El gobierno de Macri prevé una baja del 8% del tipo de cambio real multilateral para 2019, punta contra punta, con el dólar en un precio promedio de 40,10 pesos: es decir, el dólar –según el presupuesto– se mantendría en el mismo nivel durante los próximos 15 meses.

Tras la corrida cambiaria ocurrida entre mayo y agosto, el tipo de cambio real multilateral llegó a niveles récord para la última década, algo que reconoció el gobierno en el texto del presupuesto: “Proyectamos una reversión de esta tendencia en la medida que se anclen nuevamente las expectativas de inflación”.
El proyecto enviado al Congreso también vaticina que el dólar cotizará a 44,30 pesos en 2020; 48,20 pesos en 2021; y 50,50 pesos en 2022.

Deuda y consumo

La deuda pública a fines de 2019 representará el 87% del PBI, con un stock de 315.698 millones de dólares. Las necesidades de financiamiento el año próximo llegarán a 38.900 millones de dólares: 2.500 millones nueva deuda; 20.100 millones que se refinanciarán; 11.700 millones del acuerdo con el FMI y otros 4.600 millones de organismos internacionales.

Según el proyecto, “la dinámica del PBI en 2019 se contrasta con la observada en los últimos años, pero sobre todo con la década pasada. La mayor integración comercial y la decisión de mantener la flotación del tipo de cambio permitirán un crecimiento significativo de las exportaciones”.

El presupuesto prevé un crecimiento de las exportaciones del 21% interanual, “motorizado por el rebote de las exportaciones agrícolas, la mejora en las exportaciones energéticas por el desarrollo de Vaca Muerta y una aceleración de las exportaciones manufactureras de origen industrial de la mano en la maduración de inversiones, la mejora en el tipo de cambio real y la aceleración de Brasil”.

También se proyecta una recuperación “punta a punta” del consumo privado y de la inversión, aunque se aclara que “no lograrán compensar el arrastre negativo que dejará la dinámica de los últimos meses de 2018”. El texto estima una caída de 1,6% en el consumo privado y de 9,7% en la inversión.

Además, el presupuesto 2019 contempla una mayor caída del consumo público (-3,4%), consistente con el logro del equilibrio fiscal para el año y una leve recuperación de las importaciones (+2,8%).

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios