Espectáculos

Música y tecnología

Presentan un revolucionario instrumento que facilitará el estudio y el acceso al bandoneón

Se trata de la Bandólica, un nuevo dispositivo cuyo lanzamiento será este domingo, en coincidencia con el Día del Bandoneón, que se conmemora por la fecha en que en 1914 nació el destacado Aníbal Troilo


Pese a ser un instrumento con fuerte raigambre en la cultura popular argentina, el bandoneón tiene un elevadísimo costo que hace prácticamente imposible su acceso para jóvenes (y no tanto) que quieran incursionar en el estudio del fueye. Ante esta realidad, dos jóvenes músicos crearon la Bandólica, un nuevo dispositivo que promete revolucionar el mercado musical, democratizar el alma del tango y también impulsar su uso en distintos géneros.

El lanzamiento será este domingo, en coincidencia con el Día del Bandoneón, que se conmemora por la fecha en que en 1914 nació el destacado Aníbal Troilo.

La Bandólica es un instrumento electrónico inspirado en el fueye que aspira a revolucionar la música en varios sentidos: tanto en el acceso al estudio del bandoneón como a su utilización en diversos géneros y no sólo en el tango.

Una de las principales motivaciones para la creación de este nuevo instrumento fue la necesidad de generar una alternativa a las personas interesadas en el bandoneón que no pueden acceder por su elevado costo, dado que un bandoneón ronda los 2 mil dólares.

“Los sistemas de enseñanza relacionados únicamente con el tango y el valor excesivo para un instrumento de estudio alejan a los jóvenes del bandoneón”, señaló el músico Mariano Godoy, uno de los padres de la Bandólica. El flamante instrumento es portátil e interconectable con otros dispositivos, se conecta vía puerto USB y sólo necesita de una computadora con acceso a internet para empezar a sonar.

Godoy, fundador de la Orquesta Escuela de Bandoneones (OEB), explicó que “la idea es que sea otro instrumento, como sucede con la melódica y el piano, pero definitivamente ayudará al acceso al bandoneón”.

“También, que no sea otro instrumento, sino un accesorio para bandoneonistas, que lo pueden trasladar, tocar con auriculares y escribir partituras automáticamente al tocar”, profundizó.

El nacimiento del proyecto fue en días de aislamiento por la pandemia de coronavirus, momento en el que el músico desarrolló la Bandólica junto al productor Sebastián Barbui, a quien conoció trabajando en la obra de teatro Happy Hour de Andy Kusnetzoff.

“Bandólica no tiene fueye y no intenta copiar ni reemplazar al bandoneón. Somos amantes del sonido y de la poética del bandoneón. Pensamos este instrumento como una nueva posibilidad o herramienta para la música, pero mientras sirva para facilitar el acceso al bandoneón estamos contentos”, destacó Barbui.

Y agregó: “Sabemos que Bandólica va ser revolucionario, seguramente descubriremos más talentos”.

Al respecto, los creadores se entusiasman con la posibilidad de que este descendiente del bandoneón abra nuevas puertas en el mundo.

Godoy subrayó que la Bandólica es ciento por ciento nacional: tanto en el diseño como en la fabricación y ensamblado se hacen en el país.

En la previa de su lanzamiento de este domingo, los padres del revolucionario instrumento lanzaron una página web ( http://www.bandolica.com) desde la que se puede acceder a un sonido propio de la Bandólica y también a diferentes estilos y tipos de sonido bandoneón.

 

Comentarios