Ciudad, Edición Impresa

Disputa

Presentan amparo para paralizar un megaoutlet

Comerciantes y concejales quieren que a este proyecto se lo incluya en la ley de grandes superficies.


Asociaciones de pequeños comerciantes, dirigentes políticos y concejales de la ciudad presentaron ayer en los Tribunales provinciales un recurso de amparo para frenar la construcción de un centro comercial tipo megaoutlet que se levanta en Sorrento y avenida Circunvalación, porque “viola la ley provincial de grandes superficies comerciales”.

Lo que se está pidiendo es que se encuadre el emprendimiento en la ley provincial de grandes superficies y que vaya al Ministerio de Producción de Santa Fe, que es la autoridad de aplicación de la ley, para determinar el impacto comercial y ambiental de un desarrollo de estas características en esa zona.

La iniciativa privada es resistida por los comerciantes de la zona, en particular por los pequeños y medianos comercios del Paseo Empalme, que temen que sus ventas caigan rotundamente.

La firma que lleva adelante la iniciativa es Lucio Di Santo SA, del empresario que también es titular del supermercado Micropack.

“Creemos que va a tener no sólo un impacto territorial, sino regional. Los estudios que llevó adelante la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (Came), como otras instituciones, son suficientes para que estemos en alerta. En el caso de que se concrete esa obra, se perderían entre cuatro mil y cinco mil puestos de trabajo”, estimó Fabio Acosta, titular de la Asociación de Paseos Comerciales a Cielo Abierto.

Acosta explicó a El Ciudadano que esperan que el municipio actúe rápidamente y encuadre este proyecto en la ordenanza de grandes superficies –que regula la instalación de establecimientos comerciales de carácter colectivo o centro de compras– para que finalmente pueda intervenir la provincia y realizar los estudios de impacto socioeconómico.

En ese sentido, el grupo de concejales que acompaña esta movida sostuvo que no se busca suspender la construcción, sino “establecer pautas de funcionamiento del emprendimiento comercial”.

El concejal del Frente Justicialista para la Victoria Eduardo Toniolli expresó: “Cuando se lanzó la idea hubo funcionarios provinciales y municipales festejando con el argumento de que se iban a crear fuentes de trabajo. Y la creación de una fuente de trabajo en un emprendimiento de estas características termina dando de baja a cinco fuentes de trabajo en la pequeña y mediana empresa”.

La concejala Fernanda Gigliani, del bloque Iniciativa Popular, explicó que el Ejecutivo le estaría dando la habilitación a un emprendimiento que debería estar encuadrado en la ley de grandes superficies y de esa manera, no debería poder instalarse en la ciudad.

“Tenemos el antecedente del emprendimiento Yaguar, que estaba muy avanzado, tenía hasta las góndolas puestas y la ciudad tomó la decisión unánime de que no se instale, por ser una gran superficie comercial”, resaltó Gigliani.

Los ediles que llevan adelante la iniciativa son, además de Toniolli y Gigliani, Caren Tepp, Celeste Lepratti, Marina Magnani y Carlos Cossia. También acompaña el ex concejal Fernando Rosúa, actual presidente de la Fundación Igualar, y Fabio Acosta.

El proyecto

El megaoutlet está pensado para marcas de primera línea bajo el formato de shopping abierto, al estilo de los que se encuentran en los ingresos a la ciudad de Buenos Aires, y apuntará a la demanda de clientes que quieran adquirir indumentaria “de marca” pero a “precios accesibles”.

La idea del proyecto no sólo es hacer foco en el consumidor final local, sino también en los turistas y mayoristas de otras localidades que no quieran ingresar a la ciudad para abastecerse.

El negocio será el único en el interior del país de estas características. Tendrá 80 locales, todos de indumentaria, ubicados dentro de una sola planta techada, con una superficie que oscilará entre los 15 mil y 20 mil metros cuadrados.

El estacionamiento, que tendrá espacio para unos mil vehículos, se extenderá hasta integrarse con el espacio que ocupa el Micropack, con lo que totalizaría una superficie de cinco de las siete hectáreas del predio.

Comentarios