Coronavirus, El Hincha

Previsores

Preparados: Central tiene protocolo y fecha tentativa para cuando le permitan volver a las prácticas

Serán sesiones de poco más de una hora que contemplan a no más de seis futbolistas en cada terreno de juego y repartidos en turnos. ¿Fecha de la puesta en marcha si es que se habilita? El 26 de mayo


El plantel de Rosario Central tiene fecha tentativa para la vuelta a los entrenamientos. Y también cuenta con un protocolo propio para llevar a cabo esas prácticas, que contempla ejercicios en grupos de hasta 6 futbolistas durante aproximadamente una hora de tarea. Lógicamente, para que se motorice el regreso, tendrá que llegar el okey correspondiente tanto de parte del gobierno Nacional como de las autoridades locales. En caso de que se flexibilicen las actuales medidas que impone el aislamiento obligatorio, algo que podría darse en unos diez días, existe la posibilidad concreta de que los jugadores auriazules se reintegren a las tareas, en campo y en grupos reducidos, el próximo martes 26 de mayo.

A dos meses del parate del fútbol, los jugadores del plantel profesional canalla siguen cumpliendo con los entrenamientos hogareños individuales. Pero están a la expectativa de la posibilidad de la vuelta a los trabajos en campo, en grupos reducidos, para el 26 de mayo. Por eso tienen diseñado y listo para implementar un protocolo para que los futbolistas puedan cumplir con esas prácticas, que se llevarían a cabo en el country de Arroyo Seco. Ese protocolo marca detalladamente tanto las medidas de higiene que deberán cumplir los jugadores como los ejercicios que realizarán en esta etapa. Entre otras cuestiones, los futbolistas llegarán al predio donde se realizará el entrenamiento vestidos con la ropa correspondiente, el vestuario será zona de paso, y cumplirán con el aseo post práctica de regreso en sus hogares.

Al comenzar una jornada de entrenamiento, el jugador deberá higienizarse antes de salir de su casa, tendrá que viajar hacia el centro de práctica en vehículo particular, sin compañía y sin detenciones. Será imprescindible que llegue al predio con la ropa que entrenará, llevando una toalla, agua y alcohol en gel, elementos estos que no podrá compartir.

Una vez en el acceso al lugar de entrenamiento, el jugador recibirá guantes descartables (que utilizará hasta descartarlos antes de retirarse del predio), será sometido a un testeo de temperatura corporal y tendrá que cumplir con un protocolo de desinfección. Luego pasará por el vestuario, donde dejará sus elementos personales antes de dirigirse al campo de entrenamiento.

En cuanto a la práctica, de la que participarán hasta seis jugadores por cancha, tendrá poco más de una hora de duración y estará dividida en cuatro “estaciones”. La primera, de activación; la segunda, de coordinación; la tercera, de fuerza y trabajos específicos de transferencia; y la cuarta, un circuito técnico específico.

En la activación, que demandará unos 5 minutos, habrá ejercicios de movilidad articular y flexibilidad, que los jugadores realizarán con 4 metros de distancia entre uno y otro.

En la coordinación, se ejercitará la presión (cuatro jugadores contra dos). La tarea se ejecutará en cuatro bloques de 3 minutos.

En la estación de fuerza, que demandará unos 20 minutos, habrá trabajos de musculación con pesas y ejercicios de transferencia en acciones con pelota.

La última etapa de la sesión es el circuito técnico específico. Allí, durante unos 25 minutos, se llevan a cabo ejercicios con pelota y de situación de juego, según la posición de los futbolistas que lo protagonicen.

Una vez finalizada la práctica, los jugadores descartarán los guantes y pasarán por el vestuario a recoger sus elementos. Antes de subir al vehículo particular para regresar a sus hogares, se lavarán las manos con agua y jabón y volverán a cumplir con un protocolo de desinfección.

Por una cuestión de espacio disponible, el cuerpo técnico de Central podría trabajar, en forma simultánea, en dos campos de juego con un total de 12 jugadores repartidos de a 6 por cancha. Por lo tanto, en tres turnos de poco más de una hora cada uno, Diego Cocca y su cuerpo técnico podrían entrenar hasta 36 futbolistas.

Comentarios