Edición Impresa, Política

Santa Fe

Preocupa aumento de la pobreza

En el acto por el 206° aniversario de la Revolución de Mayo en la capital santafesina, el gobernador Lifschitz no esquivó los reclamos de la Iglesia sobre la realidad social y reclamó respuestas “rápidas” a las demandas de la provincia por los tarifazos.


En el acto por el 206° aniversario de la Revolución de Mayo, el gobernador Miguel Lifschitz no esquivó los reclamos de la Iglesia sobre trabajo, pobreza y equidad. Admitió que las medidas que está implementando la Nación, en materia económica, tienen un “costo social importante” para los sectores más vulnerables y reclamó respuestas “rápidas” a las demandas de la provincia vinculadas al aumento de los servicios básicos.

Antes del desfile en Plaza de Mayo, Lifschitz participó en la Catedral santafesina del Tedeum en el que el arzobispo José María Arancedo pidió “que los valores de la honestidad y la equidad, como del trabajo y la inclusión social, sean la base de una cultura del encuentro y la solidaridad, del desarrollo integral del hombre y la amistad social. La creación de un trabajo digno sigue siendo una deuda social y un justo reclamo”.

En línea con la Pastoral Social, que emitió el último fin de semana un documento crítico sobre la política económica del gobierno nacional, ayer Arancedo señaló que “la pobreza no es un tema sólo económico, la pobreza tiene raíces morales en el hombre que es el que crea estructuras injustas. Es por ello que las conductas de una comunidad siempre necesitan de docencia y ejemplaridad en todos sus niveles”.

En diálogo con la prensa, después del Tedeum, Lifschitz dijo que las palabras de Arancedo estuvieron “muy a tono con el momento, con los desafíos del presente”.

“Habló de la responsabilidad de los liderazgos políticos, de la necesidad de dar el ejemplo y de resolver el problema de la pobreza que es uno de los problemas sociales que más afectan a muchísimos sectores de la Argentina y de Santa Fe”, sostuvo.

“Desde hace unos años –agregó el mandatario socialista– la Iglesia viene haciendo una lectura realista de las cosas, con mucha sensibilidad por las problemáticas sociales que afectan a los argentinos, siempre alertando, particularmente a los que tenemos responsabilidad de gobierno, sobre los problemas más acuciantes. Y en este caso está claro que el crecimiento de la pobreza en los últimos tiempos, a partir de la devaluación y de la inflación, es uno de los temas más preocupantes”.

El gobernador también se refirió al informe del Observatorio de la Deuda Social de la Universidad Católica Argentina que da cuenta de que hay 10 millones de personas en el país sin trabajo o con trabajo precario. Lifschitz dijo que en Santa Fe “los datos son similares a los que ha dado el Observatorio de la Universidad Católica”.

“En cuanto al empleo registrado, que es lo que nosotros medimos, no hemos detectado datos alarmantes. Pero en el sector del empleo precario o eventual, y entre los cuentapropistas, hay menor oferta de trabajo y allí sí se está ajustando”.

Según el mandatario, las políticas de ajuste tienen un “costo social importante” para los sectores de menores recursos. “Si bien la fotografía hoy no es alarmante, las perspectivas que uno ve y la situación de algunas empresas, como Sancor, nos hacen abrir los ojos sobre lo que podría ocurrir en los próximos meses si no hay una respuesta rápida del gobierno nacional”.

En ese sentido, reiteró sus demandas al gobierno de Mauricio Macri: “Estamos reclamando más velocidad para resolver algunos temas. Hace más de dos meses que hemos planteado los problemas de las empresas e industrias electrointensivas de Santa Fe (por el tarifazo de la luz), hemos elevado toda la información al Ministerio de Energía de la Nación y todavía no tuvimos ninguna respuesta. Los industriales tienen paciencia, pero en algún punto esa paciencia se termina”.

Lifschitz también aludió a la problemática del narcotráfico: “Es uno de los tantos temas que la Iglesia está planteando en todo el país: la pobreza, las drogas, las adicciones, la violencia y la exclusión social. A todos esos temas los gobiernos deben responden con políticas concretas y efectivas. Los problemas de la economía son importantes y hay que resolverlos, pero nunca hay que perder de vista la mirada social sobre una Argentina muy golpeada como la que tenemos hoy”.

Comentarios