Ciudad, Edición Impresa

Preocupa al municipio el pedido de aumento de UTA

Lifschitz dijo que profundizará el defasaje en los números por lo que espera una suba en los subsidios.

El intendente Miguel Lifschitz remarcó ayer que la decisión de la Unión Tranviarios Automotor (UTA) de pedir un aumento de un 23 por ciento en los salarios en la próxima paritaria va a profundizar el defasaje en los números que tiene el municipio con el transporte público de pasajeros. “Sin dudas es una complicación importante”, sostuvo el jefe político del Palacio de los Leones, quien destacó que se espera un aumento en los subsidios otorgados por la Nación al sector con el objetivo de hacer frente a las variaciones en el costo que ocurrirán una vez que se cierren las negociaciones paritarias. Dadas las circunstancias, las cosas no son sencillas para el ejecutivo municipal que se ve obligado a mantener un delicado equilibrio entre la sustentabilidad de un servicio vital para la ciudad y la necesidad de evitar retoques en la tarifa en un año electoral como el que corre por los consabidos costos políticos que una decisión de estas características puede traer por añadidura.

Así  las cosas, el socialista comentó que el municipio viene con un defasaje y un retraso tarifario actual que ronda los 25 centavos por pasajero. “A esto lo venimos absorbiendo con subsidios otorgados por la Municipalidad y también con aportes de las propias empresas y el nuevo acuerdo paritario obviamente estira ese defasaje a 60 o 70 centavos. En otras ciudades de la Argentina como Santa Fe o como Córdoba ya hace unos meses que las tarifas se han modificado. Nosotros tomamos la decisión política de no modificar la tarifa pero sin dudas que ese impacto salarial va a tener consecuencias bastante complejas de resolver. De todas formas, por ahora vamos a esperar que esto se termine para poder definir las cosas. Vamos a ver qué ocurre con los subsidios nacionales. Lo que es una realidad sin dudas es que el defasaje se hace cada vez más importante”, sostuvo.

“Acá hay dos cuestiones. Una es la discusión técnica que muestra datos objetivos de la realidad y después está la decisión política que obviamente siempre corresponde al Concejo Municipal. De todas maneras, nosotros no queremos generar ningún tipo de discusión ni de debate sobre esto. Tampoco queremos generarle ningún tipo de inquietud al usuario. Vamos a esperar que esto se termine de cerrar y ver qué ocurre con los subsidios nacionales ya que en otras oportunidades ha habido un refuerzo de los mismos. No sabemos si eso va a ocurrir también ahora y a partir de allí vamos a ver cómo afrontamos la situación”, agregó.

Lifschitz insistió en que el incremento salarial que se ha planteado desde la UTA “es importante”. “Además hay que pensar que está hecho sobre la base de los salarios básicos bastante elevados que tiene el gremio. Esto obviamente genera una mayor erogación para las tres empresas de transporte que puede estar en los seis millones de pesos por mes por lo que es una cifra muy significativa”, graficó.

Por su parte, el subsecretario de Servicios Públicos, Pablo Seghezzo, recordó que el pedido de incremento salarial de los choferes de colectivo “todavía debe ser homologado”. “De todas maneras en el pasado la homologación siempre ha salido. Es un paso que demora el proceso pero hay que hacerlo sí o sí. Por otro lado, está el tema de los subsidios y es ahí donde nosotros vamos a apuntar fuerte. Hay que recordar que la metodología del área metropolitana de Buenos Aires prevé el subsidio automático hacia el ajuste de cualquier variable que modifica la estructura de costos. Eso ya ha sido aplicado para las ciudades del interior del país con aumentos salariales en el pasado por lo que no es la primera vez que lo estaríamos pidiendo y logrando. Lo que no hemos logrado es equiparar los subsidios que hay por unidad en el transporte urbano de Capital con el del interior del país. Allá están recibiendo 24 mil pesos por coche por mes de subsidio y en el interior estamos recibiendo en el orden de los 13 mil pesos por el mismo lapso de tiempo. Ahí es donde no hemos tenido éxito”, añadió.

Cabe recordar que el último viernes los choferes del transporte urbano de Rosario definieron en una asamblea que el aumento que reclamarán en la paritaria 2011 a las empresas locales del sector será del 23 por ciento retroactivo a enero íntegramente remunerativo. “En realidad es lo que se acordó a nivel nacional y como siempre vamos a pedir lo mismo acá”, dijo en su oportunidad el secretario general de la UTA, Manuel Cornejo, tras el encuentro plenario de delegados que ocurre al menos una vez al año.

Comentarios