Gremiales

Precarizados y docentes marcharon hacia Casa de Gobierno con demandas laborales

Asamblea Interministerial de Trabajadores Precarizados y los docentes que perdieron su titularidad en diciembre del año pasado reclamaron mejores condiciones laborales, aumento salarial, reincorporación de los cesanteados y pase a planta permanente.


Trabajadores precarizados y docentes que perdieron su titularidad se manifestaron este jueves en la ciudad de Santa Fe, en coincidencia con el inicio de las paritarias estatales, para reclamar mejores condiciones laborales, aumento salarial, reincorporación de los cesanteados y el pase a planta permanente.

La protesta fue convocada por Asamblea Interministerial de Trabajadores Precarizados y por los docentes destitularizados. Primero se concentraron frente a la sede del Ministerio de Educación y luego marcharon hacia Casa de Gobierno, donde se reunió la paritaria de los estatales.

Durante la movilización reclamaron que el gobierno provincial dé marcha atrás con la destitularización de los docentes afectados por la anulación de los concursos realizados sobre el final de la gestión socialista y pidieron además la reincorporación de los cesanteados, la publicación de los listados para el pase a planta, que se respete la antigüedad del personal precarizado y un aumento “urgente” de los salarios.

 

Docentes sin cargos

Por el lado de los docentes destitularizados, la principal demanda es que la provincia dé marcha atrás con la decisión tomada a fines de 2020 de anular los concursos realizados un año antes. “Nos precarizaron y, lejos de dar tranquilidad en semejante contexto pandémico, nos hunden en una absoluta incertidumbre sobre nuestra continuidad laboral”, señalaron.

En noviembre del año pasado, la ministra Adriana Cantero resolvió dar marcha atrás con las titularizaciones de trabajadoras y trabajadores de la EEMPA Nº 1330 (la escuela del Vuelvo a Estudiar Virtual), de los Equipos Territoriales de Convivencia y de Formación Profesional. Son unos 500 docentes que vieron retroceder los derechos laborales obtenidos en la paritaria. Por su parte, Amsafe inició acciones legales que incluyen una acción de amparo y una medida cautelar quedando a la espera de su resolución por la feria judicial.

Comenzó la paritaria estatal con la promesa del gobierno de pasar a planta al personal contratado

“En enero del 2021, en medio de la licencia anual obligatoria, llegaron los telegramas informando la pérdida de la condición de titular y el cambio de situación de revista a interinos”, relataron las y los docentes. “De este modo, no sólo irrumpieron un acuerdo paritario, sino que están atentando contra la salud psíquica y emocional de compañeras y compañeros que somos sostén de familia. Nos precarizaron y, lejos de dar tranquilidad en semejante contexto pandémico, nos hunden en una absoluta incertidumbre sobre nuestra continuidad laboral”.

“La medida tomada arbitrariamente por parte del gobierno de la provincia deja un precedente inadmisible y bochornoso en la historia de los acuerdos paritarios entre trabajadores, gremios y gobierno, quitar derechos adquiridos”, agregaron.

 

Precarizados

Por su parte, desde la Asamblea Interministerial de Trabajadoras y Trabajadores Estatales Precarizados de la provincia de Santa Fe reclamaron “la urgente publicación de los listados del personal precarizado en condiciones de pasar a planta, el respeto y reconocimiento de la antigüedad de las y los precarizados, la reincorporación inmediata del personal cesanteado, el aumento urgente de salario y el pase a planta permanente”.

A través de un comunicado, la Asamblea contextualizó la protesta: “En un momento de aguda crisis económica y social, miles de trabajadores precarizados estatales de la provincia de Santa Fe siguen hundidos en la incertidumbre por no saber si tendrán continuidad laboral”. Además, “cientos han sido despedidos por la no renovación de contratos y reemplazados por otros nuevos precarizados”.

“A esto se le suma –prosiguieron– la no actualización de cientos de contratos y trabajadores en negro que cobran salarios que están por debajo de la línea de pobreza, e incluso por debajo de la línea de indigencia, como por ejemplo los trabajadores del programa de acompañantes de la Secretaría de Niñez. Estos trabajadores, responsables del cuidado de niños y niñas en los hogares de la provincia, reciben una remuneración de 130 pesos por hora de trabajo, a través de un subsidio de la Lotería”.

“En muchos organismos se sigue comunicando la no renovación de contratos a personas que, incluso, han trabajado meses sin cobrar esperando la renovación y no se les asegura el cobro de los meses atrasados. En otros, se les asegura la renovación por tres meses y ‘después no sabemos’, es la respuesta de las autoridades”, denunciaron.

Comentarios