Edición Impresa, Policiales

Marche preso

Postma le dictó 35 días de cárcel por increpar a un fiscal

Marcelo S. es hermano de Mauricio S., un hombre de 33 años acusado de participar en algunos robos de camionetas Hilux en la ciudad.


“Dejá de joder a mi hermano, si no vas a ver”. La frase, dicha al fiscal Rodrigo Fernando frente a un agente policial en el edificio de Tribunales le valió a su emisor, un hombre sin antecedentes penales que tiene a un hermano preso con un pedido de habeas corpus por malas condiciones de detención, 35 días de prisión tras ser imputado de amenazas coactivas calificadas. Así lo fijó el juez Hernán Postma tras escuchar al fiscal Rodrigo Urruticoechea, quien solicitó una prisión sin plazo. Por su parte el defensor Leopoldo Monteil habló de una probable bravuconada de su cliente y tildó de excesiva la denuncia.

Marcelo S. es hermano de Mauricio S., un hombre de 33 años acusado de participar en algunos robos de camionetas Hilux en la ciudad. Algunos de sus consortes de causa firmaron acuerdos abreviados y recientemente se realizó una audiencia preliminar, donde el fiscal Rodrigo Fernando requirió 5 años de prisión para el imputado.

El hombre fue trasladado a Coronda y su hermano presentó un habeas corpus por las condiciones de detención en las que se encontraba Mauricio, sostuvo una fuente consultada. La audiencia estaba fijada para el anteayer pero se demoró; en esas circunstancias, cuando el fiscal Fernando se encontraba en planta baja, Marcelo S. bajó las escaleras y, según la imputación, se acercó al funcionario y tras tocarlo con el cuerpo le dijo cerca del oído: “Dejá de joder a mi hermano, si no vas a ver”.

Ante ello Fernando le contestó: “No sé quién es su hermano”, y el hombre le respondió: “Sí sabés quién es”. Parte del episodio fue observado por una mujer policía que estaba parada junto a la escalera. El hombre se retiró pero fue detenido y el fiscal presentó una denuncia en su contra.

Este jueves su par Rodrigo Urruticoechea le imputó a Marcelo S. el delito de amenazas coactivas calificadas –que cuenta con una escala penal de 5 a 10 años de prisión–; el fiscal sostuvo que el imputado sabía que Fernando era el fiscal de la causa de su hermano, a quien intimidó personalmente con el fin de que el funcionario dejara de perseguirlo.

Por su parte, el defensor Monteil contó las condiciones en las que se produjo el episodio, explicó la presentación del habeas corpus y definió que el hecho fue “producto del calor del momento” por lo que entendió que no hubo delito. Refirió que su cliente no tiene antecedentes y afirmó que el ánimo de su cliente no fue intimidar a Rodrigo. Pero el juez Hernán Postma hizo oídos sordos a los planteos defensistas y lejos de hacer lugar a una medida alternativa resolvió dictar la prisión preventiva de Marcelo S. por 35 días.

Comentarios