Edición Impresa, Policiales

Audiencia

Portación de arma: probation para el hermano de Messi

Estaba prevista para ayer a la mañana pero se suspendió luego de que el abogado del hermano del crack de fútbol alegó una dolencia de su cliente.


Una probation planteada a la Fiscalía por la defensa de Matías Messi en la causa que lo tiene como imputado por portación de arma derivó en un pedido de audiencia. Estaba prevista para ayer a la mañana pero se suspendió luego de que el abogado del hermano del crack de fútbol alegó una dolencia de su cliente. El pedido fue planteado el día previo a la audiencia, que tiene como fin dejar en stand by el proceso penal en su contra. Pero el pedido se efectuó sin un certificado médico que lo avale. Ante ello, el acto se realizo sólo con la presencia fiscal, que requirió al juez Gonzalo López Quintana que inste al defensor a presentar la constancia médica dentro de las 48 horas, a la vez que solicitó una nueva audiencia que el magistrado fijó para el próximo 13 de septiembre.

La madrugada del 4 de octubre de 2015 Matías Messi se encontraba en el interior de su auto importado junto a otras tres personas en Uriburu al 400. El auto se encontraba detenido frente a una vivienda cuando personal de Gendarmería Nacional le solicitó la documentación del vehículo, un Audi A5. Si bien en un principio fue evasivo, posteriormente se identificó. Al registrar el automóvil los uniformados hallaron un arma calibre 22 en la guantera. Cuando Messi bajó del auto, tiró las llaves del rodado a un patio de una vivienda, e intentó ingresar a la casa donde vive una persona que conocía, lo que derivó en un forcejeo que terminó con los intervinientes con algunos raspones.

Messi fue demorado y se abrió una causa penal en su contra que finalmente quedó en manos de la fiscal Mariela Oliva de la Unidad Especial de Salidas Alternativas. Su defensor, Ricardo Giusseponi, solicitó a la Fiscalía la suspensión del juicio a prueba, aplicable a los casos en que procede una condena condicional. Para ello las partes solicitaron una audiencia que fue fijada para ayer. La misma tiene como fin la comparecencia de las partes y el imputado, donde estas expresan la razonabilidad de la reparación del daño causado y la procedencia de la pretensión. En caso de que el juez haga lugar, se establece el tiempo que durará la suspensión y las reglas de conducta que el imputado deberá cumplir. Si ello se lleva a cabo y el imputado no comete un nuevo delito, se extingue la causa penal en su contra.

Pero anteayer, el defensor presentó un escrito en Tribunales requiriendo la suspensión de la audiencia porque su cliente estaba enfermo, aunque no acompañó el certificado médico que lo acredite. Al día siguiente, la fiscal compareció a la audiencia pero sólo ella estaba en el lugar. Por lo que solicitó al juez López Quintana la presentación de la constancia médica por el defensor y requirió una nueva audiencia que el magistrado fijó para el próximo 13 de septiembre.

Un caso similar

El 18 de octubre de 2008, una comunicación al 911 alertó de la presencia de un hombre armado en 1º de Mayo y Uriburu. Cuando llegaron al lugar se encontraron con Matías Messi, que fue detenido tras una persecución mientras que un arma se halló en la vereda contraria al lugar de la detención. Por este hecho, fue imputado de portación y finalmente obtuvo una falta de mérito. Cinco años después, la casa que habitaba en zona sur fue baleada. En aquella oportunidad Matías dijo desconocer los motivos del ataque, mientras que su abogado sostuvo que podría estar relacionado con un pleito legal con un ex asesor de la familia.

Comentarios