Policiales

Detención en zona sur

Un rosarino en la banda bonaerense del Polirrubro

El hombre de 39 años fue detenido el martes pasado en un allanamiento en su casa de San Martín al 2500. En allanamientos en la Capital Federal y provincia de Buenos Aires apresaron al cabecilla y a otros dos miembros


Un hombre de 39 años quedó detenido el martes pasado por estar sindicado de integrar la banda bonaerense del Polirrubro, a quienes los acusan de secuestros extorsivos, robo de mercadería y sustracción de vehículos. El personal de la Policía Federal con la colaboración de los uniformados santafesinos hizo un allanamiento donde detuvieron al sospechoso en su vivienda de San Martín al 2500 y le secuestraron una pistola calibre 45. Esta semana también fueron apresados el cabecilla, su mano derecha y el entregador en operativos realizados en Capital Federal y provincia de Buenos Aires.

Los investigadores de la Policía Federal comenzaron a investigar a los integrantes de la banda del Polirrubro en 2016 luego de que secuestraran a un comerciante en el barrio porteño de Almagro y, tras amenazarlo con armas de fuego y golpearlo, obtuvieron un rescate de 70 mil pesos. Lo abandonaron sano y salvo en  la ciudad bonaerense de Avellaneda.

Para dar con el grupo, los pesquisas intervinieron 24 líneas telefónicas. Luego entrecruzaron las bases de datos con el registro de distintas redes sociales. Los inspectores obtuvieron los posibles domicilios de los sospechosos y llevaron adelante esta semana los operativos que llevaron a detener al jefe de la banda, a su mano derecha, al entregador y junto a un rosarino, quien se encargaba de distintas maniobras delictivas.

Entre el martes y el jueves, el personal de la División del Robo Organizado de la Policía Federal hicieron cinco allanamientos simultáneos en la Capital Federal, en la ciudad, y en los partidos bonaerenses de Avellaneda y Berazategui. Además de los los detenidos, los uniformados secuestraron pistolas, municiones, capuchas, celulares y documentación de interés para la causa.

La caída del rosarino

A través de un exhorto del Juzgado Criminal y Correccional N° 19 de Capital Federal, el juez Luis María Caterina ordenó un allanamiento el martes pasado para una vivienda de San Martín al 2500, casi esquina Ocampo. El operativo donde detuvieron a Mauro Felipe G., de 39 años, estuvo a cargo del personal de la Policía Federal, quienes contaron con la colaboración de los uniformados santafesinos. De la requisa a la casa, los investigadores incautaron una pistola semiautomática calibre 45 con dos proyectiles.

Los apresados y lo incautado quedó a cargo del magistrado Diego Slupski, titular del Juzgado en lo Criminal y Correccional N° 19, quien ordenó nuevas medidas para dar con otros posibles miembros de la red delictiva.

Secuestro del comerciante

En junio de 2016, la banda sorprendió al comerciante cuando estacionaba su camioneta en cercanías a la avenida Medrano y Perón, en el barrio porteño de Almagro. Dos hombres lo encañonaron y lo obligaron a subir a un auto, donde le propinaron una golpiza y le sustrajeron las llaves de su departamento. Una vez en cautiverio, al hombre le colocaron unos precintos plásticos en las muñecas y le exigieron que coordinara la entrega del dinero que tuviera en su poder. Así, uno de los captores se comunicó con un empleado de la víctima, quien efectuó el pago de 70 mil pesos de rescate. Luego el comerciante fue liberado en la localidad bonaerense de Avellaneda.

Si te gustó esta nota, compartila