Espectáculos

Más que mil palabras

Por qué Spinetta luchó por una foto en el recital de las Bandas Eternas

Al final del maratónico recorrido por 40 años de su música, el Flaco pidió a quienes lo acompañaron en el escenario que se pusieran una camiseta para los flashes. Acá la historia


Quienes fuimos a ver a las Bandas Eternas hace 10 años tenemos al menos un recuerdo. El mío fue el cierre del show donde Spinetta reunía en un escenario a las formaciones que marcaron su vida musical: Almendra, Pescado Rabioso, Jade, Invisible y Los Socios del Desierto. Después de “No te alejes tanto de mí, el Flaco no ofreció un “gracias totales” como humorada para Gustavo Cerati que había subido a tocar “Té para tres” y “Bajan. Spinetta se puso serio y pidió a quienes lo acompañaron en 40 años de música y habían tocado esa larguísima noche en el estadio de Vélez que subieran para una foto final. No era cualquier foto.

Músicos y músicas entraron vistiendo remeras negras con la frase “Conduciendo a conciencia”, el nombre de la ONG de familiares de víctimas viales que nació después del 8 de octubre de 2006. Ese día nueve estudiantes y una docente del Colegio Ecos murieron cuando su colectivo chocó contra un camión en la ruta 11 de Santa Fe.

En Vélez, Spinetta explicó la necesidad de la foto final. “Hay una revista que nos solía gustar, en donde en su tapa, junto con mi socio Charly García hay un primer plano de los rostros de ambos que oculta y oscurece la remera”, dijo El Flaco. Hablaba del anuario de la Rolling Stone de 2009 donde compartía la tapa con García, pero el plano era muy corto y no se le veían las remeras. La revista los había elegido como portada porque ese año habían convocado a multitudinarios recitales. Era año de regresos. Charly hizo su Recital Subacuático (bautizado por la increíble lluvia de ese día) también en el estadio de Vélez.

Arriba del escenario, El Flaco siguió con la explicación de la foto. “No creo que haya sido hecho con maldad, pero sí con ignorancia. Para esa revista: fuck You. Quiero ver los deditos de todos levantados”, dijo Spinetta. Y cerró: “Ahora borren las remeras si les resulta posible”.

Diez años después

Tres días después del show el diario La Nación, del mismo grupo económico que la Rolling Stone, salió a responderle a Spinetta. Hablaron de que él no había puesto como condición de la sesión de fotos que saliera la remera; que el recorte tenía que ver con el diseño de la identidad de la revista, y que apoyaron la causa de Conduciendo a Conciencia dándole espacio en entrevistas al Flaco. El cruce y la polémica no fue la única de Spinetta con medios de comunicación. Sí una de las últimas.

Spinetta, como hizo con el reclamo de la Carpa Blanca docente en pleno menemato, había entendido que Conduciendo a Conciencia necesitaba ayuda. Fue y “se puso la camiseta”. Y a muchos nos acercó a la tragedia que este año sumó un nuevo capítulo. La Corte Suprema de Justicia reabrió la causa donde había sido condenado el chofer del micro, acusado de haber hecho una maniobra que terminó con la vida de 10 personas del Colegio Ecos. En 2013 le habían dado una condena de 2 años y 6 meses de prisión, pero la Corte santafesina entendió que había pasado mucho tiempo y la causa había prescripto. A pedido de las familias se reabrió la causa y se esperan novedades.

Felices fiestas

En el último párrafo de la carta de Spinetta donde admitió estar enfermo, escribió: “Pertenezco a Conduciendo a Conciencia, y les recuerdo que ahora en las fiestas, si van a conducir, no deben beber. Gracias. Los quiero mucho. Felices Fiestas. Luis”. Ese mensaje, como los que están en su obra dentro y fuera de escenarios y discos, cobran fuerza este diciembre. Felices fiestas y a cuidarse.

Comentarios