Región

Amparo por riesgo de contaminación

Por el trabajo y el ambiente piden a la Justicia reabrir Oil

La iniciativa es del diputado nacional por Santa Fe Marcos Cleri. La refinería del grupo Indalo de San Lorenzo no es un caso aislado. Hace dos años, en Capitán Bermúdez cerró Ar Zinc, también con problemas por las sustancias tóxicas utilizadas en la producción


Los cierres de plantas fabriles no sólo comprometen las fuentes de trabajo, sino el ambiente, porque según la rama industrial de que se trate, el abandono de las tareas de monitoreo, control e higiene instala el peligro de derrames de sustancias tóxicas o reacciones no previstas ante el corte de los procesos. El caso más reciente en la región, pero no el único, es el de la refinería Oil de San Lorenzo. El diputado nacional Marcos Cleri presenta este miércoles un amparo ambiental para que se reactiven esas instalaciones, hoy en medio de la incertidumbre por especulaciones políticas que se suman a las idas y vueltas judiciales.

“Queremos preservar el ambiente para cuidar la salud de la población y al mismo tiempo queremos que los trabajadores mantengan su fuente de trabajo y que no decaiga aún más la actividad económica de la zona”, argumentó el dirigente peronista al anunciar a la prensa que este miércoles 4 de abril se presentaría en los Tribunales federales de Rosario para promover una acción de amparo ambiental exigiendo que se reanude la actividad en la planta que pertenece al jaqueado grupo Indalo, cuya cabeza visible es Cristóbal López.

Hace casi un mes, el 8 de marzo, el intendente de San Lorenzo, Leonardo Raimundo, se había reunido con referentes de seguridad industrial de la empresa Oil ante la preocupación por las consecuencias ambientales de la paralización productiva de la refinería. El jefe comunal se comprometió entonces a enviar notificaciones al Juzgado que tramita el concurso de acreedores de indalo, al Ministerio de Energía de la Nación y a las carteras de Medio Ambiente de la Nación y la provincia para que garanticen la continuidad laboral de los empleados encargados del mantenimiento de la planta.

Lo de Cleri va en el mismo sentido. “Lo que vamos a presentar es una acción de amparo ambiental para que la Justicia ordene la inmediata puesta en funcionamiento de la planta, para evitar el riesgo latente de graves perjuicios al ambiente. De continuar paralizada la planta, hay un peligro concreto de episodios que pueden afectar gravemente el ambiente, incluso de explosiones que pongan en riesgo vidas humanas y el ecosistema todo de la región”, remarcó el diputado nacional. “También vamos a pedir que se adopte una medida preliminar, que es una pericia de la que surja un informe del impacto y el riesgo ambiental que produce la paralización de la refinería y de los recaudos a tomar para evitar ese impacto y ese riesgo”, añadió el dirigente.

El amparo, aclaró Cleri, es independiente “de la continuidad del proceso de quiebra de la empresa, que se tramita en un juzgado de Buenos Aires”. Y explicó: “El objetivo es que mientras ese proceso se lleva adelante, no se ponga en riesgo el ambiente y la salud de la gente. Y junto con esto, promover la continuidad de la actividad y los puestos de trabajo, tanto de la refinería como de la planta de asfalto que funciona en el mismo predio y resulta estratégica para poder avanzar en la reparación y construcción de rutas y caminos en toda la región”.

 

Ataque a la calidad de vida

El caso de Oil, que combina explosivamente amenazas al bolsillo de los trabajadores y al ambiente en donde viven sus familias, es el más reciente pero no está aislado. Un antecedente es el de la planta de Ar Zinc –ex Sulfacid– en Capitán Bermúdez, que cerró en febrero de 2016 quedando un plantel mínimo a cargo de tareas administrativas que incluyen, sin avances, definir un plan de saneamiento del pasivo ambiental acumulado tras décadas de producción industrial de zinc electrolítico. En la fábrica, ya sin producción, aún se realizan tareas de remoción de líquidos y barro hasta unas antiguas cavas reacondicionadas de la zona oeste de Capitán Bermúdez.

 

Si te gustó esta nota, compartila