Coronavirus, Política, Región

Ante el aumento de casos

Por el momento la provincia no va a cambiar de fase por la pandemia pero la decisión es “día a día”

La directora de Epidemiología de Santa Fe, Carolina Cudos, aseguró que no se pasará a “un aislamiento”, aunque reconoció estar "preocupada por la situación de Rosario y el Gran Rosario". El gobernador Perotti no descarta retroceder con algunas actividades


La directora de Epidemiología de Santa Fe, Carolina Cudos, aseguró este viernes que por la pandemia de coronavirus “por el momento, la provincia de Santa Fe no va a cambiar de fase”, e indicó que no se pasará a “un aislamiento”, aunque reconoció que “estamos mirando día a día”.

Con respecto a la situación de Rosario y el Gran Rosario, Cudos señaló que “es lo que más preocupa, por el número de casos y por la densidad poblacional. Por ahora tenemos un sistema de salud que no está saturado y que tiene mucha capacidad de respuesta”.

La funcionaria analizó la situación sanitaria de Rosario y del Gran Rosario y señaló que “en cuanto veamos que el sistema de salud empieza a tener menos capacidad respuesta; o el número de casos nos indique que en una semana no tengamos capacidad de respuesta, ahí vamos a cerrar enseguida. Lo que tenemos que garantizarle a toda la gente es que puedan tener una atención”.

En declaraciones a Canal 3, Cudos se refirió al resto de la provincia. “Día a día evaluamos todas las ciudades de toda la provincia”, y sobre la capital provincial dijo: “En Santa Fe no tenemos circulación comunitaria pero puede cambiar en menos de una semana”.

Cudos no descartó dar marcha atrás con algunas actividades sin los contagios continúan creciendo. “Estamos viendo todo; como se ha bajado de fase en varias ciudades, como en Casilda que está en Fase 1. Es el modo de poder contener. Uno no lo hace porque quiere que la gente cierre y que todos estemos con miedo sino para poder contener y no tener saturado los hospitales y sanatorios”, indicó.

Ante el aumento de casos positivos de Covid-19 en la provincia, el gobernador Omar Perotti no descartó retroceder en las actividades que habían sido exceptuadas de la cuarentena. Así lo dio a entender luego de participar en un encuentro que los gobernadores tuvieron este jueves con el presidente Alberto Fernández.

El gobernador santafesino contó en su cuenta de Twitter que Fernández planteó su preocupación por “el aumento de casos de Covid-19 en localidades y regiones del país dentro las cuales están Rosario y algunas localidades del sur provincial”.

“El presidente destacó las estrategias con las que en Entre Ríos, Córdoba y Santa Fe abordamos la detección, focalización y aislamiento ante nuevos casos”, señaló Perotti.

También la ministra  de Salud, Sonia Martorano, se refirió a las palabras del presidente Fernández.

La ministra señaló que la provincia estudia tres factores primordiales para decidir un cambio de fase: “Vamos mirando muy de cerca la curva de contagios, la letalidad de los casos y el nivel de ocupación de las camas de terapia”. Además, indicó las actividades que podrían retroceder en caso de que la situación sanitaria se complique.

Entre las actividades que podrían volver atrás, Martorano señaló que serían”las últimas actividades que fueron habilitadas, entre  ellas las salidas recreativas y algunas actividades deportivas”.

Al referirse a las reuniones familiares y afectivas, la ministra recordó que está vigente el DNU que las restringe.  “Nosotros ya estamos definiendo que hacemos el otro fin de semana y la realidad es que fueron estas reuniones en donde tuvimos el mayor nivel de contagio”, resaltó.

Pese a los interrogantes que planteó Martorano, dijo: “Nuestro sistema de salud está dando una buena respuesta sin generar inconvenientes, la tasa de letalidad sigue en el 1%, que es muy baja, y actualmente tenemos solo 25 pacientes internados en terapia, 12 con respirador y los demás sin el uso de la asistencia respiratoria”.

Comentarios