País

Santa Fe

Por amenazar con mostrar fotos íntimas de su pareja, tendrá que hacer un curso y postear disculpas

Un artista callejero firmó un acuerdo de suspensión de juicio por el cual deberá realizar un curso de violencia de género, acatar una orden de alejamiento, compensarla económicamente y desagraviarla a través de Instagram. La causa está caratulada como "extorsión por chantaje en grado de tentativa" 


El artista callejero santafesino “Cobre” o “Niño de Cobre”, de 33 años, firmó en sede judicial un acuerdo de suspensión de juicio a prueba, más conocido como probation, en una causa caratulada como “extorsión por chantaje en grado de tentativa” en perjuicio de su ex pareja, con lo cual deberá resarcirla económicamente, acatar una orden de alejamiento y realizar un curso sobre violencia de género.

Andrés Iglesias había sido imputado en agosto por intentar chantajear a la joven con publicar fotos y videos íntimos si la víctima no le entregaba una cantidad de dinero.

La trabajadora social María de los Ángeles Pais le dijo a Télam que la víctima se llama Estefanía Baraggia y que hablaron muchísimo sobre el hecho de revelar su nombre: “Lo trabajamos especialmente, puesto que fue un pedido y necesidad especial de la víctima, para poder limpiar su imagen´’ de algún modo, ya que en un posteo anterior que hizo él la agravió directamente con comentarios ofensivos utilizando una imagen de ella”.

Pais, parte del equipo interdisciplinario que acompañó a Baraggia, razonó que “Santa Fe es una ciudad chica y el posteo que realizó Iglesias en su momento círculo por las redes multiplicándose de manera exponencial. Por eso ella necesitaba este pedido de disculpas y rectificación por parte de Iglesias”.

El acuerdo, que impulsó el fiscal José Ignacio Suasnábar, del Ministerio Público de la Acusación (MPA), y homologó el juez Leandro Lazzarini, le atribuyó el delito de extorsión por chantaje en grado de tentativa” por hechos cometidos el 2 de abril de 2020″ cuando “en horas de la madrugada, le envió mensajes de WhatsApp a su ex novia para exigirle la entrega de una suma de dinero, supuestamente la devolución de la misma”.

Según el documento, Iglesias le habría manifestado a la víctima “que subiría a las redes sociales material fotográfico y fílmico que se encontraba en su poder y que fueran obtenidos en un contexto de la intimidad de ambos, afectando con su accionar el honor de la misma”.

Luego, el texto señala que no logró “su cometido, ya que por el temor infundido a la víctima, ésta concurrió a sede policial a realizar la denuncia sin efectuar el pago exigido”.

El acuerdo contiene normas de conducta como fijar residencia en una vivienda de Santa Fe, abstenerse de abusar de bebidas alcohólicas y de consumir estupefacientes, prohibición de mantener contacto personal por cualquier medio y de acercarse a una distancia menos a los 200 metros de la víctima.

Iglesias también se comprometió a “realizar un curso sobre ‘violencias del patriarcado’ con su debida acreditación” y un desagravio que se llevará a cabo a través de la red social Instagram desde su cuenta, como posteo público, ‘arrobando’ a la víctima, sin que se permitan comentarios” y que “deberá estar posteado por un plazo de 30 días”.

La publicación puede leerse en su cuenta de Instagram:

La abogada Jaquelina Bussi, del estudio jurídico social Lazos, valoró que “las pautas de conducta (que firmó Iglesias) fueron consensuadas y construidas con la denunciante como pena alternativa” y remarcó que habrá un “pedido de disculpas por la red social donde la injurió y descalificó”.

Bussi destacó que “teniendo en cuenta la pena que prevé el código para este tipo de delitos fue que la denunciante optó por la suspensión de un juicio a prueba con pautas de conducta de las cuales ella tuvo injerencia”.

“La perspectiva de género resulta ser más reparadora que la pena prevista en el Código Penal”, concluyó la abogada.

La agencia Télam consultó a Iglesias, quien aclaró que no lo imputaron “por ningún tema de violencia de género ni por maltrato ni por nada por el estilo, que es lo que se estuvo diciendo en medios de Santa Fe”.

Luego se refirió al acuerdo, que incluye una reparación económica y “hacer un posteo en Instagram, que básicamente tiene que decir lo mismo, pero al revés del posteo que yo había hecho”.

“Cuando pasó todo esto hice un posteo que decía lo angustiado que estaba y lo traicionado que me sentía, y entonces básicamente decía que me habían robado. Parte del acuerdo implica que yo tengo que reparar eso, tengo que decir que ella no me robó el dinero, además de otras ciertas pautas que tengo que seguir”, concluyó Iglesias.

Comentarios