El Hincha

Final Champions League

Por amenaza de bomba cerraron 5 estaciones de metro en Kiev

Fuera de peligro. Ya reanudaron su funcionamiento las estaciones Dnipro, Hydropark, Livoberezhna, Arsenalna y Heroiv Dnipra en la capital ucraniana horas antes de la final de Champions.


Este sábado se celebra en la capital ucraniana la final de la Champions League, en la que juegan el Liverpool y el Real Madrid. Las autoridades intensificaron las medidas de seguridad para frustrar cualquier intento de atentado en la región de Kiev entre el 18 y el 28 de mayo. Sin embargo esta mañana hubo una amenaza de bomba en cinco estaciones de metro.

A esta hora ya se reanudaron los funcionamientos en la línea Svyatoshinsky-Brovarskaya tras descartarse la presencia de bombas tras recibir un aviso y después del cierre de cinco estaciones como medida de precaución.

“A las 12.50 horas se ha restablecido el tráfico de trenes en la línea. Las estaciones de metro funcionan con normalidad”, ha informado a las 13.48 el Metropolitano de Kiev en su página web.

El tráfico fue suspendido tras los avisos y después de detectar varios “objetos extraños de origen desconocido”. “Expertos de unidades especializadas examinaron y extrajeron los objetos” y confirmaron que no había peligro, informa el Metro. Las estaciones donde fue activada la alerta por posible artefacto explosivo son Dnipro, Hydropark, Livoberezhna, Arsenalna y Heroiv Dnipra, ubicadas en las líneas roja y azul del subterráneo kievita.

Más de 10.000 aficionados de ambos equipos han viajado a Kiev para la final, según ha informado un portavoz del Servicio de Guardia de Fronteras de Ucrania, Oleh Slobodian, en declaraciones al portal 112.ua. “Los aficionados han llegado muy activos. Hemos contabilizado 7.000 aficionados llegados a través de diversos medios de transporte durante la jornada de ayer”, por el viernes, ha explicado.

Seis personas no fueron autorizadas para entrar en Ucrania y dos más fueron rechazadas por incumplir la ley sobre su entrada en Crimea, región anexionada por Rusia. La final se celebrará en el Estadio Olímpico NSC.

Real Madrid vs Liverpool

Finalísima en Ucrania. Real Madrid y Liverpool animan el partido decisivo de la Liga de Campeones de Europa, en la cual los españoles, liderados por el portugués Cristiano Ronaldo, podrían lograr por primera vez un tricampeonato desde que cambió el formato de la competencia a principios de la década del 90.

La gran final se jugará en el estadio Olímpico de Kiev desde las 15.45, con el arbitraje del serbio Mirolas Mazic, de 45 años, quien también dirigirá en la Copa del Mundo de Rusia.

El estadio ucraniano le trae buenos recuerdos los ibéricos, ya que allí España aplastó 4-0 a Italia en la obtención de la Eurocopa 2012.

Esta será la segunda vez que estos equipo definen el reinado en el Viejo Continente: la anterior fue en París el 27 de mayo de 1981 y Liverpool se consagró campeón al vencer 1-0 con un tanto del defensor Alan Kennedy.

Para el Real será su 16ª final de la Champions, de las cuales ganó 12, mientras que para el club inglés será su octava vez, con cinco conquistas de la Orejona. Se trata de dos planteles repletos de estrellas: el Madrid acumula 15 convocados para el Mundial y en Liverpool son seis los futbolistas que acudirán a Rusia.

El equipo dirigido por Zinedine Zidane buscará el primer tricampeonato desde que la Copa de Campeones se transformó en Liga de Campeones (ganó las cinco primeras copas en el antiguo formato) con un equipo en el cual sobresale Cristiano Ronaldo, pero que tiene a estrellas del nivel de un notable zaguero como Sergio Ramos; Marcelo, Kroos y Modric, para citar sólo a algunos.

CR7 merece un párrafo aparte. El portugués es un verdadero fenómeno y va por su sexta copa (tres de ellas las ganó con Manchester United), suma 15 goles en esta edición (a dos de su récord de 17) y 120 en la historia, en 156 cotejos.

Liverpool, dirigido por el alemán Jurgen Klopp, va de “punto” en esta final. Los ingleses no ganan la copa desde la temporada 2004/05 ante Milan, pero ahora cuentan con el egipcio Mohamed Salah como su ancho de espadas, un notable delantero que tiene 10 tantos en esta liga.

Serán 90 minutos (o 120 con el suplementario) a todo o nada, en el cual Liverpool deberá aprovechar al máximo las posibilidades que surjan en un único juego ante un adversario como Real Madrid que aparece como gran favorito.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios