Edición Impresa, País

Por “una cultura donante”

En lo que va de este año se realizaron en la Argentina 449 trasplantes de órganos y 330 de tejidos, lo que salvó a 779 pacientes que estaban en lista de espera. Están pendientes otros 6 mil.

El presidente del Instituto Nacional Centro Único Coordinador de Ablación e Implante (Incucai), Carlos Soratti, aseguró ayer que uno de los desafíos para Argentina en materia de trasplantes es “crear una generación de donantes, una cultura de la donación de órganos”, al celebrarse hoy el Día Nacional de la Donación de Órganos. En lo que va de este año se realizaron en la Argentina 449 trasplantes de órganos y 330 trasplantes de tejidos gracias a 181 donantes de órganos y a 140 de tejidos, informó el Instituto.

Las donaciones posibilitaron que 779 pacientes en lista de espera fueran trasplantados aunque aún restan 6.048 en todo el país a la espera de un órgano.

Múltiples actividades se realizarán  hoy en todas las provincias por el Día Nacional de la Donación de Órganos, ocasión en la que se buscará “refrescar la conciencia colectiva sobre lo que representa este acto para mejorar la calidad de vida de miles de argentinos”, dijo Soratti.

“Para lograr ese objetivo trabajamos en nuestro sistema de salud, hacia el interior de los hospitales para mejorar los protocolos que culminen en un proceso de ablación”, sostuvo el funcionario, según un cable de Télam.

En todas las provincias habrá reuniones y actos con diferentes modalidades en donde “habrá una fuerte participación de la comunidad ya que consideramos que la difusión de la información a la sociedad es clave en este tema”, recalcó el titular del Incucai.

“La donación de órganos nos enfrenta con el tema de la muerte y por eso es difícil generar una conciencia colectiva sobre la importancia de este acto, que representa mejorar la calidad de vida de miles de argentinos que padecen, por ejemplo, insuficiencias renales crónicas”, destacó Soratti.

El funcionario explicó que “para abordar este tema se modificó la legislación y se creó la figura del donante presunto, con el fin de que la decisión de donar órganos sea individual y quitar de esta manera a la familia el peso de tomar una determinación en un momento doloroso”.

La cantidad de donantes y de trasplantes en la Argentina crece año tras año.

En todo 2009 se llegó a los 12,5 donantes por millón de habitantes al tiempo que se realizaron 1.192 trasplantes, cifra que representó la segunda marca más alta en la historia del país, según estadísticas del Incucai.

“Hemos mejorado la cantidad de donantes pero aún queda mucho por delante”, recalcó Soratti y aseguró que “es imprescindible que en los hospitales de alta complejidad, donde se tratan pacientes críticos, mejoren los procedimientos de reconocimiento de la muerte de una persona que pueda derivar en un proceso de donación de órganos”.

Del total de trasplantes del último año, 275 fueron renales, 99 hepáticos, 27 cardíacos, 26 renopancreáticos, 17 pulmonares, 2 hepatointestinales, 1 intestinal, 1 hepatorrenal, 1 cardiopulmonar y al menos 330 de córneas.

El director consideró que “la población debe entender la actitud positiva que contemplan estos procesos de donación de órganos, ya que son la única manera de construir una noción colectiva para los problemas de salud de los argentinos”.

El funcionario manifestó también que otro desafío es “mejorar el registro de células progenitoras ya que el año pasado se realizaron 50 trasplantes de médula gracias a la existencia de este registro”.

“La población debe tener confianza en que este sistema de donación de órganos que se implementó está regulado, controlado y es absolutamente transparente, ya que cuenta con una metodología de acceso a la información a la que pueden ingresar todos los actores involucrados en el proceso”, dijo Soratti.

Comentarios