Edición Impresa, Le ponen la firma, Sociedad

Sociedad

Pontalis: entre el psicoanálisis, los sueños y avatares de la vida

ean Bertrand Pontalis fue un psicoanalista cercano en su labor intelectual a los filósofos Jean Paul Sartre y Maurice Merlau-Ponty, y a Jacques Lacan. Pero su obra, aun reconociendo estas influencias, siguió su propia deriva.


Jean Bertrand Pontalis fue un psicoanalista cercano en su labor intelectual a los filósofos Jean Paul Sartre y Maurice Merlau-Ponty, y a Jacques Lacan. Pero su obra, aun reconociendo estas influencias, siguió su propia deriva.

En los libros de Pontalis la filosofía, la poesía y el psicoanálisis aparecen en una sugestiva fusión que atrapa a las lectoras y lectores orientando hacia una profunda reflexión sobre la existencia humana en los sueños y en la vigilia.

Vida y trayectoria intelectual

Jean Bertrand Pontalis nació en la ciudad de París (Francia) el 15 de enero de 1924. Fue filósofo, psicoanalista y escritor. Cursó sus estudios de filosofía en La Sorbona, graduándose con una tesis sobre Baruch Spinoza. En los años posteriores a la Segunda Guerra Mundial (1939-1945), se unió a los círculos de la izquierda política orientados por Jean Paul Sartre y Maurice Merlau-Ponty, colaboró con artículos para la revista Les Temps Modernes y luego se integró a la misma para formar parte del comité de redacción.

Fue profesor de filosofía en liceos de Alejandría entre los años 1948-1949, en Niza de 1949 a 1951 y en Orleans entre 1951 y 1952.

El apoyo de Merlau-Ponty le facilitó trabajar como investigador en el Centre National de la Recherche Scientifique (CNRS).

En esa etapa de su vida, inició un análisis didáctico con el psicoanalista Jacques Lacan, y de manera simultánea fue quien llevó adelante la publicación de los resúmenes de los célebres seminarios dictados por Lacan en el período 1956-1959, (Séminaires IV-VI).

A partir de 1960, Pontalis, junto a Jean Laplanche, comenzó con las labores para la elaboración del Vocabulaire de la psychanalyse, dando a luz el Diccionario de Psicoanálisis que se publicó en 1967.

Como afirma Eva Tabakian, es una magna labor que mantiene aún vigencia “al resumir de manera concisa y rigurosa los principales conceptos del psicoanálisis”. Como señala esta autora, “este libro fue de gran éxito desde su aparición, fue traducido a diversos idiomas, constituyendo hasta el presente una obra de consulta estándar y reconocida por diversas orientaciones del psicoanálisis”.

Como describe uno de sus biógrafos, en 1964 tomó distancia de Lacan fundando con algunos otros psicoanalistas la Association Psychanalytique de France, época en que comenzó actividades docentes en la École Pratique Des Hautes Études.

En el año 1970, Pontalis creó la Nouvelle Revue de Psychanalyse, ejerciendo la dirección de la misma hasta 1994, cuando ésta se suspendió después de 50 ediciones. Entre los miembros iniciales del comité de redacción, se contaban Didier Anzieu, André Green, Guy Rosolato y Jean Starobinski, a quienes luego se agregó Laurence Kahn, entre otros.

En 1979, Pontalis se incorporó al comité de lectura y edición de la prestigiosa editorial Gallimard, desempeñándose a la par como director de colecciones en múltiples editoriales de Francia.

Al margen de las noches

Al margen de las noches es una obra de Pontalis con características propias. Es este un libro singular y, como señala Eva Tabakian, “presenta una particularidad muy especial puesto que propone un recorrido por los grandes temas de la humanidad y el pensamiento, siendo a su vez un volumen de evocaciones personales. En él se plantean problemas tales como el fin del proceso de análisis y la importancia de la interpretación de los sueños tanto como observaciones literarias o filosóficas”. Agrega: “Al margen de las noches está conformado por fragmentos que a la manera de pequeñas pinceladas, los comentarios y sentimientos que el siglo con sus avatares, guerras y conflictos despertó en el autor y la incidencia de estos acontecimientos en la vida de sus contemporáneos, entre los cuales se encuentran –por supuesto– aquellos que poblaron su consultorio como pacientes y las aulas como estudiantes”.

A modo de ejemplo, se transcriben algunas líneas del primer apartado. Comienza citando el soneto XLIII de William Shakespeare, que dice: “Cuanto más los entrecierro, tanto mejor ven mis ojos, pues durante todo el día ven lo insustancial (…). El día se me hace noche hasta el momento en que te veo, y toda noche, cuando te sueño, se vuelve el más claro día”. Señala Pontalis sobre ese texto: “La intensa visión onírica que nos transmite el sentimiento de una presencia inmediata a la que no tenemos acceso cuando estamos con los ojos abiertos. Los sueños tienen ese extraño poder: aun cuando carezcan de colores, en ocasiones decoloran nuestros días. Shakespeare se dirige al ser amado. Pero lo que dice es igualmente aplicable a todo lo que surge de ese terrible interior nocturno”.

En el octavo apartado de este libro, Pontalis reflexiona sobre la situación del mundo contemporáneo con estas palabras: “¡No me olviden!, gritan en el desierto todos esos a quienes no vemos y que, como Aurélien, terminan por borrarse. Tenemos un nombre colectivo para designar a esos seres anónimos: Sin Domicilio Fijo. Excluidos, despojos, asociales. Probablemente hace tiempo fueron considerados seres humanos como los demás. Tampoco ellos recuerdan aquella época”.

Obras

Entre su prolífica bibliografía traducida al idioma español se destacan libros como: Diccionario de Psicoanálisis (1967, junto a Jean Laplanche), El que duerme despierto (2004), La fuerza de atracción (1990), Ventanas (2000), Este tiempo que no pasa (1997), Al margen de los días (2003) y El amor de los comienzos (1986).

La intensa vida de Jean Bertrand Pontalis se apagó en su París natal el 15 de enero de 2013, y una de sus tantas reflexiones continúa interpelándonos de modo inquietante: “Estamos hechos de mil otros. La ilusión es el yo que pretende ser uno”.

Comentarios