País, Policiales

La Plata

Policías declararon que Píparo y su marido tenían un “fuerte olor a alcohol”

El abogado de uno de los chicos atropellados habló del testimonio de los uniformados y también pidió que se allanara la comisaría platense a la que concurrió el matrimonio "para que se preserven los rastros genéticos"


El abogado de uno de los motociclistas atropellados durante la madrugada de Año Nuevo en La Plata por el marido de la diputada bonaerense Carolina Píparo pidió a la justicia que allane la comisaría a la que concurrió el matrimonio “para que se preserven rastros genéticos” que pudieran pertenecer a los integrantes de la pareja.

Así lo confirmó este martes por la mañana en una rueda de prensa Martín De Vargas, representante de Luis Levalle (23), una de las víctimas del choque. El abogado también había solicitado la recusación de la jueza de Garantías que interviene en la causa, Marcela Garmendia, la cual rechazó el pedido.

Con respecto a la requisa a la seccional, el letrado precisó que, tras embestir a la moto en la que se trasladaban dos jóvenes, Píparo y su esposo, Juan Ignacio Buzali, se dirigieron a la comisaría 1ª de la capital bonaerense donde “los policías los vieron vomitando y ambos tenían fuerte olor a alcohol”, remarcó De Vargas.

“Solicitamos que se allane la comisaría para que se preserven los rastros genéticos”, agregó el abogado, quien manifestó que “a Buzali se le extrajo sangre y la pericia está ordenada para el día 8 de enero”.

Por otro lado, el abogado insistió en que “cada día se reafirma la hipótesis de que fue homicidio en grado de tentativa”, e insistió con que Buzali y Píparo confundieron a Levalle y al adolescente que lo acompañaba en la moto “con chorros y los embistieron por eso”.

Sostuvo que “la presencia del secretario de Seguridad de la Municipalidad de La Plata –en referencia a Darío Ganduglia– fue para encubrir los delitos cometidos por Buzali”, y opinó que Píparo y su marido “quisieron formar en la opinión pública algo que no era”.

Luego, cuestionó que el abogado defensor del matrimonio, Fernando Burlando, minimizara el hecho por tratarse de lesiones leves y analizó que debe haber “una justicia para los pobres”.

En ese tono, De Vargas consideró que “mintieron desde el principio” y agregó: “Píparo mintió; se pone en lugar de víctima, le echa la culpa al gobernador y al ministro (de Seguridad), cuando el que embistió la moto fue su marido y quisieron instalar que eran motochorros”.

“Mi asistido no tuvo nada que ver con el hecho. Los chicos fueron embestidos intencionalmente. (Buzali) aceleró atrás de ellos para embestirlos. Es tentativa de homicidio doloso”, aseveró.

De ese modo, De Vargas planteó que recusaron a la jueza de Garantías platense Garmendia por ser madre de un integrante del gabinete municipal y apuntó que “esta es una lucha entre partes desiguales: gente humilde por un lado y, por el otro, el mejor abogado, una parte con contactos políticos y jueces con familiares en el mismo partido”.

“Quiero que se sepa la verdad. Ninguno de los chicos tiene antecedentes que no sean laborales o de estudio”, concluyó.

Este lunes, fuentes judiciales informaron a la agencia de noticias Télam que está “prácticamente descartado” para la Fiscalía que los dos motociclistas atropellados hayan participado del asalto al matrimonio, mientras que los abogados de los jóvenes embestidos pidieron la detención de Buzali al considerar que intentó cometer un doble homicidio.

La decisión debe adoptarla la jueza Gramendia, quien rechazó el  pedido de apartamiento que le formularon los abogados de los jóvenes.

En tanto, la fiscal del caso, María Eugenia Lorenzo, continúa recabando pruebas testimoniales y analizando imágenes de cámaras de seguridad para establecer si el esposo de la legisladora debe ser imputado en la causa.

El hecho ocurrió cerca de las 2 de la madrugada de Año Nuevo, cuando Píparo, diputada de la provincia de Buenos Aires por Juntos por el Cambio y secretaria de Asistencia a la Víctima y Políticas de Género de la Municipalidad platense, denunció que fue asaltada por seis “motochorros” que la interceptaron en momentos en que llevaba a su padre a su casa y le robaron la cartelera con 20 mil pesos y su teléfono iPhone.

La legisladora agregó que tras ello y cuando se dirigía con su esposo a realizar la denuncia en una comisaría a bordo de su Fiat 500L, volvieron a ser interceptados por los “motochorros” y en ese momento embistieron una de las motos para escapar, dejando con graves heridas a Luis Levalle y un adolescente de 17 años, quien iba como acompañante.

Comentarios